¿Subjetivo?

¿Se puede intentar ser objetivo con esta selección Argentina? ¿Cómo se hace para analizar a chicos que juegan de igual a igual con atletas perfectamente pagos y dedican su vida entera al handball? Es imposible no emocionarse al ver a Cánepa, Pizarro, Portela y Kogovsek dejando la piel en cada partido, sabiendo que los podemos disfrutar (todavía) los sábados en la Liga de Honor argentina, competición totalmente amateur. Estos chicos dejan de lado sus compromisos personales y luego de su jornada laboral de 8hs o más van a entrenar y en la cancha rinden como profesionales.

Hoy Argentina jugó contra uno de los candidatos al título, de hecho es el primer clasificado a las semi finales, que jugó un gran partido. Dura y compacta defensa 6-0, mucho poder para salir de contra en dos o tres pases, muy buen juego posicional con buena movilidad y mucho lanzamiento. Aprovechó bien el juego con los extremos que no sólo fueron efectivos si no también lujosos.

Argentina presentó una defensa abierta, de mucho sacrificio y movilidad. Sebastián Simonet demostró toda su madurez para comandar al equipo desde el centro, gran partido de Agustín Vidal que insisto deberá pasar urgente a un equipo de la Bundesliga así lo podremos disfrutar en todo su esplendor. Quisiera, sin hacer diferencias para con el resto, resaltar algunas labores individuales. Mucho se habla del talento y la magia de Balic, estoy convencido que Diego Simonet no tiene nada que envidiarle, recién está comenzando su carrera internacional y tiene mucho por mostrar, su desparpajo y talento para jugar hace que los partidos de Argentina sean una cita obligada para todos los amantes del handball.

Pablo Portela es un jugador que puede defender de segundo, de líbero y de avanzado y lo mas importante es que plantea una defensa muy agresiva pero sin exclusiones ni mala intención ¿cuánto vale un jugador así?
Si hay alguien que merece el mote de gladiador es sin duda Gonzalo Carou, me hace acordar a Scola, por su capacidad de defender como un verdadero animal pero a la vez para trabajar todo el partido contra defensas que lo maltratan permanentemente, así y todo el bueno de Gonzalo provoca exclusiones, penales, bloqueos y espacios para sus compañeros. Como si eso fuera poco mejoró mucho su definición y tiene mucho gol, y además es el segundo jugador en blocajes del mundial.

España por ejemplo tiene un gran plantel, con dos enormes arqueros como JJ Hombrados y Arpad Sterbik. No debemos envidiarle la suerte con Schulz y García, Matías realizó un mundial extraordinario, por encima de su nivel, y cuando quizás no paró tanto apareció Fernando con toda su experiencia y carácter para sumar como el día de hoy paradas importantes. Ante la parada de García a Szmal ver a Matías Schulz festejar como loco en el banco es algo que emociona y debe contagiar al handball argentino, eso es ser buen compañero, buen deportista y buena persona señores.

Sé que peco de subjetivo, pero no puedo evitarlo. No tengo más que palabras de agradecimiento para un grupo que hizo crecer al deporte, que acercó a muchos chicos a la práctica de nuestro amado deporte. Francamente se merecen un gran y sincero abrazo y todas nuestras felicitaciones, porque son embajadores del sentimiento y la pasión que tenemos los que amamos el handball. ¡Un millón de gracias!

No comments yet.

Join the Conversation