Capitano

Una de las últimas modificaciones reglamentarias incluía la desaparición de la figura del capitán, esto me llamó poderosamente la atención ya que es muy importante y emblemático el capitán de un equipo.

El Rugby por ejemplo hace todo un alarde y un culto a la figura del capitán, en el handball sin embargo pareciera con esta modificación no tener demasiada trascendencia. Ahora bien ¿qué implicancia tiene dentro de la cancha y para el grupo “tener un capitán”? Yo creo que mucha.

En cancha el capitán es el encargado de hablar y motivar a los compañeros, debe ser un jugador lo suficientemente experimentado como para saber que cosas decir a cada uno y en qué momento. Podríamos decir que es el representante del entrenador en la cancha. Debe tener la sapiencia y la madurez para que su rol de capitán no le aparte ni un segundo de su función específica (pivote, arquero, etc).

Ahora bien, hay otra cuestión delicada con respecto al capitán y es lo que representa y para quién. El capitán puede surgir de la elección grupal o directamente elegido por el entrenador. Yo particularmente estoy 100% a favor de que lo elija el grupo, creo que si va a ser el representante ante el árbitro, otras instituciones y ante el mismo entrenador lo más coherente es que haya una elección democrática donde surja el capitán.

Sin embargo en muchas oportunidades el entrenador es designado por el cuerpo técnico. Yo creo que esta situación sólo debe darse en caso de estar ante la presencia de un líder negativo, que el entrenador considere que hará mal al grupo su gesta como capitán. Es entonces ahí que debe interceder en pos del bien común para, quizás, salvaguardar la integridad de todos. También convengamos que el grupo debería ser capaz de resolverlo, en un plazo de tiempo no muy prolongado.

Si no es en esta situación que es elegido por el cuerpo técnico el capitán corre el riesgo de convertirse en “chivo expiatorio”, porque en realidad representa los intereses del entrenador y no los del grupo. Todo pensamos que los intereses deberían ser los mismos, que conforman un equipo de trabajo, pero no siempre es así. Si el técnico elige de capitán al que mejor lo representa, ese corre el riesgo de ser segregado por el grupo, y la función del capitán no será la esperada. ¿Ustedes que opinan?

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation