¡El uno!

La frase que da título a este post fue inmortalizada por los relatores de fútbol haciendo referencia al arquero de fútbol y una gran intervención, el grito desaforado de eeeellll uuuunnnnoooo hacía referencia a una gran atajada.

En nuestro deporte el uno es el exterior de una defensa, y debido a problemas de base y de formación en general el uno es una posición “despreciada”, desvalorizada, muy lejos de la importancia que realmente tiene. Pareciera que defender en la zona exterior implica solamente no perder uno contra uno contra el extremo rival, sin embargo es muchísimo mas que eso.

Los exeriores en una defensa son los engargados de la basculación de la misma, en el 6-0 por ejemplo son los encargados de mover la defensa a favor de la pelota, convirtiéndola en un bloque compacto, con ayudas mas próximas por la distancia entre jugadores y con densidad defensiva.
En el caso de las defensas abiertas están encargados de la anticipación cuando la pelota viene del lado contrario y de cerrar con el pivote cuando este se para por fuera de los segundos o a sus espaldas.

En muchos casos uno tiende a creer que el jugador que defiende de segundo (el 2) es el mejor por su gran capacidad de defender el 1 contra 1 generalmente contra los jugadores mas duros del equipo rival. El líbero o 3 defensivo es un jugador que debe dominar perfectamente los conceptos de la defensa, debe desplazarse con la pelota cambiando el pivote según sea necesario, debe cerrar, ayudar y estar en línea de pase permanentemente. Todo esto es cierto, pero no por eso debemos menospreciar o restar importancia a los exteriores. Como en todo deporte de equipo que se precie cada función es de vital importancia, si bien los exteriores no tienen tanto contacto 1 vs 1 como los segundos ni tanta responsabilidad como el 3 son escenciales a la hora de tener éxito en cualquier sistema defensivo.

Todos estos conceptos deben trabajarse desde la base, en inferiores. No siempre el extremo tiene que ser quien defienda de uno, lo pueden hacer otros jugadores. Nociones como la ayuda con el lateral a los segundos, la anticipación del pase central – lateral, la prevención y el cambio de marca ante la circulación hacen de este puesto algo muy importante que se debe trabajar y mucho. Que así sea.

No comments yet.

Join the Conversation