Homeless

Este sistema Neoliberal en el que vivimos como bien sabemos excluye a numerosas personas del mismo, esa gente que cuando chicos denominábamos “linyera” vive vagabundeando y durmiendo donde puede. En Estados Unidos donde las crisis que cíclicamente sufre el capitalismo expulsa a gente del american dream el término utilizado es “homeless” que quiere decir sin hogar, pero en nuestro país la traducción no fue literal y fue tomado como los “sin techo”.

Sin techo es lo primero que pienso cada vez que veo jugar a Diego Simonet, y por supuesto que no por una cuestión económica o de bienestar social, si no por su nivel y por su capacidad de desequilibrio. Luego de aquel mundial Juvenil de ensueño todos estábamos expectantes de ver si era un jugador que había explotado demasiado temprano o podía seguir evolucionando, en el Mundial Junior quedó clarísimo. Pero claro en esos casos también se espera ver el rendimiento en la Selección Mayor, o absoluta como gustan decir nuestros amigos españoles del balonmano, y lo de Diego en el Mundial de Suecia fue superlativo. Deslumbró a propios y ajenos, regalando en cada partido acciones vistosas y aportando mucho juego a su equipo, con todo su talento tiró del carro para que “Los Gladiadores” redondearan un mundial como nunca antes.

Paralelamente en el Torrevieja ya tenía muchos minutos, siendo importante para cumplir los objetivos del conjunto de Manolo Laguna que se salvó y por bastante del descenso. Antes de recalar junto a su hermano Sebastián en Europa, Diego tuvo un paso por el Sao Caetano de Brasil. Donde llegó a ocupar el lugar de central con juego y lanzamiento que había dejado vacío Matias Lima, y superó con creces las expectativas. Cada partido del Chino era un festival, y al mejor estilo Carlitos Tevez en Corinthians los torcedores del Sao Caetano lo adoraban y añoran su talento. Al final de la temporada el Chino se juntó con su entrenador, éste le dijo: “si yo te hablo como entrenador te pido que te quedes, si lo hago como amigo y amante del Handball te sugiero que te vayas a Europa”.

Diego recaló con su hermano Sebastián en el Ivry francés, un equipo que era una incognita ya que la temporada pasada se había salvado del descenso por unos goles de diferencia. La contratación de los hermanos argentinos y la de Dominikovic hacían pensar en un salto de calidad. El primer partido de Liga, tras una intensa pretemporada, era contra el Nantes, un conjunto que ocupa las 5 primeras posiciones y está reforzado por los españoles Borja Fernandez y Valero Rivera (convocado a la selección española). El Chino dio un festival en su debut, metió 6 goles y uno de ellos a segundos del final para empatar el partido y darle al Ivry la sensación de que con “estos pibes” la cosa sería diferente. Pensemos que hay jugadores a los que les toma una temporada adaptarse a un nuevo equipo, sin embargo a Diego le tomó sólo una entrada en calor.

En Guadalajara su participación fue otra vez determinante, llegaba al torneo entre algodones y sin jugar las últimas tres fechas con su equipo en Francia. El cuerpo técnico lo cuidó y lo guardó para que llegara bien al partido decisivo. Ya en la semi final con Chile había sido desequilibrante, si bien ese dia las miradas se las robó su hermano mayor. En el partido contra los clásicos rivales Diego estuvo desde el arranque, nos volvió a regalar ese gol hermoso con amague previo que todos los jugadores menores y cadetes deberían ver para reconocer la importancia y la ejecución de un amague previo al lanzamiento, además de dar juego, asistir al extremo y al pivote y una de sus características mas importantes: fue para adelante los 60 minutos, sin pausa.

Diego es un jugador extraordinario, como pocos en la historia de nuestro handball argentino y cada vez que pisa la cancha da un poco mas. Cuando todos pensamos ahora va a hacer esto, lo hace, y hace otra cosa que no le conocíamos. Es el desequilibrio permanente, el robo, el anticipo, la visión de juego y un lanzamiento furibundo. Probablemente en algunas temporadas lo veamos vistiendo la camiseta de un grande de Europa y jugando la Champions, ridiculizando a los mejores defensores del mundo y metiendo goles extraordinarios, claro que antes veremos sus goles olímpicos en Londres.

Un jugador sin techo, que no para de crecer.

 

There are 4 comments. Add yours

  1. 2nd noviembre 2011 | Gato says: Responder
    Es un ejemplo para sentirse que cada uno no tiene un limite para alcanzar, sino que siempre se puede mejorar. Es un gran jugador, inspiracion de cualkier jugador de HB
  2. 31st octubre 2011 | SebastiaN! says: Responder
    Muy buena l!! y de verdad, un mostro el pibe !!

Join the Conversation