Los gladiadores 1×1

Me propongo escribir el siguiente post con dos objetivos, el primero para hablar de Handball e intercambiar puntos de vistas, el segundo y más importantes para revelar una de las mayores fortalezas de este equipo de Gladiadores: la importancia del conjunto. Todos los jugadores han tenido una actuación destacada y son parte fundamental de un todo, pese a haber rendimientos individuales mas que importantes como Schulz, Simonet o Carou la rotación llega para todos y los 15 aportaron y mucho para conseguir el oro.

 

Dady Gallardo: como no comenzar por la cabeza del equipo. Dady ha sabido liderar un equipo de forma respetuosa y afectuosa, tomando decisiones importantes pero siempre dando a los jugadores el rol de protagonistas. Supo conjugar camadas diferentes, jóvenes y experimentados en pos de un objetivo histórico. La rotación de jugadores en la final fue magistral, digna de un entrenador de primer nivel internacional. El planteo estratégico y táctico impecable, y las decisiones durante la final inapelables. Con esta medalla se mete en la historia grande del Handball Argentino.

Guillermo Milano es parte fundamental en este proceso, entrenador de la Selección Junior y asistente de Dady “Guille” es un apasionado por el handball, una persona muy abiera que comparte sus conocimientos con quien quiera escuchar, muy respetuoso y dedicado. El “Negro” Cazón viene con Dady de la etapa en que ambos eran jugadores en River, ahora se ocupa de la preparación física y podemos dar fe que el equipo responde y siempre está bien tanto de piernas como de aire. Si bien su tarea es complicada ya que no cuenta con la mayoría del plantel que se encuentra en Europa debe ingeniárselas para planificar su trabajo de acuerdo a eso. El “Doc” Guillermo Marino es una persona muy bien predispuesta, que realiza su tarea con muchísima dedicación. Está encargado de cuidar a los muchachos y manejar la nutrición. Su incorporación permanente ha sido muy importante para el equipo.

Matias Schulz: que complicado es decir algo que no se haya dicho sobre Matías, el arquero del Anaitasuna se encuentra en un nivel impresionante y sus paradas fueron decisivas en la final, el porcentaje de efectividad 22/49 equivale a meter 15 goles para un jugador. Nacido deportivamente en Polvorines es un estudioso de los rivales y una máquina de entrenar, su dedicación y perserverancia lo han llevado a ser el titular indiscutido del equipo olímpico argentino. Es un arquero muy técnico que combina a la perfección las paradas desde 6 metros con los lanzamientos externos.

Fernando Garcia: el Negro es un competidor nato y un excelente arquero. Muy veloz y con muchísimos reflejos. Siempre que le tocó entrar respondió y es inolvidable su actuación en el Luna Park contra Francia. Ya tiene varios mundiales encima y su experiencia suma mucho para el equipo.

Federico Fernandez: fue el goleador argentino en el Mundial de Suecia, lo que le valió su pase al Cuenca donde juega actualmente. Es muy efectivo y muy sobrio a la hora de definir, un excelente lanzador de penales y un contragolpeador muy rápido. Tuvo una destacada actuación en la final y su sustitución se debió a cuestiones defensivas, ya que venía jugando muy bien.

Agustín Vidal: el único de los 15 que no es de Buenos Aires, hizo muchos sacrificios para venirse de su Rio Negro a entrenar contra viento y marea. Juega en Europa hace varias temporadas, actualmente en el Torrevieja. Es muy importante como segundo en la defensa, su puesto natural es de Lateral Izquierdo sin embargo en los Panamericanos fue la alterantiva a F Fernandez ya que Argentina viajó con un sólo extremo. En la final aportó 3 goles claves y controló muy bien al zurdo Zeba.

Juan Pablo Fernandez: dueño de un 1vs1 y un lanzamiento muy desequilibrante Juampi llegó entre algodones al torneo, decidió rescindir su contrato con el Anaitasuna para volver al país a recuperarse y entrenar con todo para Guadalajara. Fue de menos a mas en el torneo y fue importante en la final.

Sebastián Simonet: Central en inglés se dice “Playmaker”, es la mejor definición para Seba, cuando él está en cancha Argentina es más ordenado, ataca por donde le duele al rival y juega muy táctico, no pierde pelotas y juega con una experiencia de un jugador 10 años mas grande. En la semi aportó muchos goles y en la final mucho juego. Crack.

Diego Simonet: otro jugador del que está trillado hablar, varios de los post de Pasion Handball están dedicados al talento del Chino. Es un jugador completísimo, 1vs1, lanzamiento, visión de juego, lo tiene todo y parece no llegar nunca a su límite de crecimiento. Fue decisivo en la final, el único partido que arrancó como titular ya que venía tocado de Francia.

Federico Vieyra: el zurdo ex Vilo es una de las promesas mas grandes del Handball argentino. No tuvo un gran torneo, sin embargo hizo un excelente Mundial y está rindiendo muy bien en su club el Huesca de Asobal. Tiene mucho potencial y sin duda es determinante en este equipo

Damian Migueles: volvió del Cesson francés a Polvorines a mitad de año, tuvo un buen mundial, jugó muy bien los amistosos contra Francia y fue determinante en la final. Entró y con mucha determinación lastimó con su potente lanzamiento, ha mejorado mucho su juego y aporta variantes al sector derecho de la primera línea. Quizás la única critica que se le puede hacer tanto a Damian como a Federico es el poco juego que tienen con el extremo derecho.

Andrés Kogovsek: la experiencia, el mito, el gran capitán. Andrés es un emblema del handball nacional, aporta definición desde el extremo y toda su experiencia recogida en mas de 20 años con la selección y en Asobal con el Antequera. Entró para cerrar el partido contra Brasil, aporta calma y experiencia en un grupo jóven. Londres será el cúmulo de su carrera y un cierre brillante para un jugador que es querido por todos.

Federico Pizarro: el zurdo de SEDALO se ha convertido en un jugador indispensable para esta selección, aporta mucho contra ataque, buena definición del extremo y desde los 7 metros. Hizo el gol argentino mas visto en la historia de YouTube, probablemente su futuro esté en el exterior.

Gonzalo Carou: guerrero de mil batallas, Gonzalo es la columna vertebral del equipo. Realiza un trabajo descomunal en defensa, dominando todos los conceptos. En ataque de un tiempo a esta parte sumó a su solidaridad y trabajo para el equipo mucha recepción y mucho gol. Insustituible

Pablo Portela: fue el primero en ser denominado “Gladiador” en aquella época donde se televisaban los partidos de Handball. Pablo es un hacedor de su propio destino, pasó de ser un defensor rústico a un avanzado con muchísima movilidad y potencia, es un luchador y tiene mucho espíritu de equipo. De los jugaodres indispensables en cualquier equipo.

Leonardo Querín: El Zurdo ex Quilmes trabaja con la selección desde Cadetes, siempre fue un jugador de vocación ofensiva, sin embargo en el proceso de Dady, Leo es convocado para defender de segundo. Mejoró mucho su performance del Mundial donde para mi gusto tuvo muchas exclusiones. En la final aportó dos contra ataques claves y solidez defensiva.

Cristian Platti: el Tano le ganó la pulseada a Francisco Schiaffino, a sus 41 años es todo un nombre en el handball argentino. Un recio defensor que suma mucho y aporta a este grupo de jóvenes. Cabe destacar que el Tano es muy duro dentro de la cancha, pero nunca mal intencionado y gran persona fuera del retángulo de juego.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano

No comments yet.

Join the Conversation