Un Colegio que hace escuela

Ward no pudo llevarse el último título del año, sin embargo bien vale un análisis del Colegio de Ramos Mejía. Todo comenzó con un playón afuera del Colegio Ward, de a poco las cosas se fueron acomodando y comenzó a crecer.

Con la disolución de aquel mítico «Dream Team» de Luján, el colegio de Ramos Mejía apostó por llevarse a Adrián Pisani, Martin Viscovich, Rodolfo Jung y Daniel Rodriguez, sumado a la inlcusión de Mariano Winograd ex AAAJ y Lucas Delfino ex Mitre conformó un gran equipo que pronto comenzó a disputar cosas importantes y a llevarse títulos. Pero el Colegio decidió apostar por un proyecto, y mientras ganaba y fortalecía su equipo superior apostaba a las inferiores con Cantore y Jung realizando un gran trabajo.

Hay muchos equipos que llevan jugadores de otro club, River, ¿recuerdan aquel equipo de Lomas con Bessaso, Platti y Martiniano? Sin embargo la diferencia de Colegio que no tomó eso como una política, cosa que económicante podría haber hecho perfectamente (sabemos que es uno de los Colegios de Elite de la República Argentina), si no que a esos experimentados jugadores fue sumando de a poco chicos de sus inferiores.

Cuando su rodilla dijo basta Pucho Jung pasó de manejar el equipo desde adentro apucho hacerlo desde el banco como entrenador. Y Pucho ha demostrado a esta altura ser un gran entrenador, muy inteligente, con mucha visión y gran capacidad para conducir. Es pasional e histriónico, es cierto pero sabe y mucho, y es fundamentalmente un ganador, lo fue como jugador y lo es como entrenador.

Rodolfo Jung no sólo condujo brillantemente, si no que se encargó de ir subiendo chicos como Mariano Basile, Luciano Roldán y Pablo Vainstein hace un tiempo, Juan Ignacio Cantore, Flavio Ferrantelli y Pablo Amato mas acá, hoy estos chicos son parte fundamental de el equipo y complementan toda la experiencia que aportan Martín Viscovich y Cristian Canzoniero.

El proyecto maduró y hoy Ward no sólo gana torneos de Liga de Honor si no que también es potencia en inferiores, por ejemplo le arrebató el título de Junior a Ballester que cuenta con una camada notable de jugadores como Simonet, Filipuzzi, Souto Cueto, Clavijo y Bono entre otros.

Celebro la existencia de proyectos en el Handball argentino y que Ward siga creciendo, sin duda lo merece.

There are 4 comments. Add yours

  1. 17th diciembre 2011 | Julio says: Responder
    Muy buena la nota. Gracias!!!!!
  2. 15th diciembre 2011 | Bruno Ferrari says: Responder
    Es cierto! Justamente en la final del Super 4 comenté "pensar que Manuel antes jugaba en la B y hoy es el capitán" Creo q se lo merece por su esfuerzo. Saludos!
  3. 15th diciembre 2011 | San says: Responder
    Gracias Bruno por este post. Muy bueno, y muestra el progreso y el proyecto de Colegio. Un ejemplo claro, que grafica muy bien el progreso que hubo en Ward estos ultimos años es Manuel Correche. Manuel empezó jugando en inferiores en B2... en B2! y fue subiendo, con cada ascenso, con el progreso del Ward y de toda su estructura, y hoy es el capitan del Bicampeon de FEMEBAL. No se si hay muchos jugadores hoy por hoy jugando con semejante progreso en forma tan clara. Gracias de nuevo!

Join the Conversation