Alessio Bisori

Quiero en estas líneas recordar a Alessio.

 

Les voy a contar primero quién era Alessio Bisori. Para la mayor parte de la gente era un central, físicamente muy fuerte, poseía un uno contra uno letal, muy rápido de piernas, un jugador duro en el contacto que siempre iba al frente y manejaba bien los tiempos del equipo. Para mí, Alessio era un amigo, una persona con la que compartí mucho durante más de dos años. Tantas batallas, tantas charlas, tantos vestuarios. Compartíamos la misma pasión por este deporte, y yo también creía que la pasión por la vida.

Pero Alessio decidió irse. Nadie sabe bien porqué, nadie conoce los motivos que lo llevaron a tomar tal decisión.. Una semana atrás estuvimos con él compartiendo como siempre, entrenamiento, cena, y salida. Todo parecía estar bien, como hacíamos habitualmente charlamos, nos reimos, nos divertimos. Ninguno de nosotros podía intuir lo que le estaba pasando por adentro. No quisiera entrar en especulaciones, pero debo decir que las cosas más importantes las tenía, tenía una familia que lo bancaba y lo seguía a todos lados, tenía una novia que lo amaba, y tenía muchos amigos que lo queríamos mucho.

Alessio tenía un gran talento y una gran pasión por lo que era su trabajo y su vida: el handball. Era un fanático de nuestro deporte, recuerdo largas sobremesas y viajes disertando sobre handball, sobre jugadores, y sobre viejas glorias pasadas.

Desde el primer día que lo vi jugar, pense que estaba destinado a jugar en las grandes ligas, tenía el talento, el físico y la personalidad necesarias. Cuentan que desde chico siempre sobresalió en el handball, ya sea por su fuerza física a temprana edad que por su determinación y talento. Así a los 17 años fue citado a la selección italiana. Con el tiempo llegaría a los 54 partidos internacionales en la selección azzurra con solo 24 años.

Alessio jugó en su ciudad natal Prato hasta los 19 años, luego pasó al Bologna United, equipo mejor posicionado, donde llego a tocar sus niveles de rendimiento mas alto. Allí en Bologna tuve la suerte de conocerlo, llegamos a jugar una semifinal europea juntos, con Alessio dirigiendo al equipo magistrálmente. Al año siguiente llegamos a la final del campeonato italiano que perdimos. Nunca voy a olvidar sus lágrimas después de la derrota en esa final, me van a marcar para siempre….. Luego al año siguiente volvió al equipo de su ciudad donde lo sufrí como rival, y a pesar que estaba del otro lado, me dió mucho placer jugar contra él porque era un rival increíble, y también porque sabía que después del partido me iba a juntar a charlar con él como siempre habíamos hecho cuando jugabamos juntos.

Me prometí a mi mismo no seguir preguntandome porque hizo lo que hizo, simplemente quiero recordar todo lo que viví junto a él, y que de esa manera, Alessio siga viviendo en mi. Quiero recordarlo como lo que era, una persona de oro, apasionada, alegre y respetuosa.

Todo el handball italiano lo llora, y no porque perdió a uno de sus más grandes talentos, sinó porque perdió una de esas personas que no se encuentran muy seguido..

Este es mi humilde homenaje para él, para que donde esté pueda descanzar en paz. Yo se que ahí donde se encuentre va a seguir jugando, y finteando rivales fiel a su costumbre.

Hasta siempre Ale.

A continuación les dejo un video homenaje para Alessio: Alessio Bisori

No comments yet.

Join the Conversation