¿Quién es quién en nuestro Handball?

La mejora del Handball argentino es una situación que nos beneficia a todos, directa o indirectamente. En esta mejora estamos todos involucrados, desde el dirigente que arregló los partidos con Francia hasta el padre que se levanta a las 7 de la mañana para que su hijo infantil no falte al partido pasando por Matías Schulz y sus porcentajes en la final contra Brasil en Guadalajara.

Ahora bien, ¿todos somos concientes de que debemos luchar por un Handball mejor? ¿Todos entendemos que es lo mejor para todos? Muchas veces creo que hay gente, como la hay en todos los ambitos, que delega esa responsabilidad en manos de las federaciones y luego sólo se dedica a criticar. Me explico mejor, no todo es responsabilidad de la Femebal y la Confederación, seguramente que el grueso de cosas si, pero los jugadores, los arbitros, los entrenadores, los espectadores y todos los actores de lo que es el Handball deberíamos pensar en luchar por tener una mejor realidad.

Y ustedes me dirán o pensarán ¿cómo hacemos? Es sencillo, no hace falta ni cruzar Los Andes ni una epopeya por el estilo. Simplemente cada uno desde el pequeño lugar que ocupa debe dar lo mejor de si, no sólo pensando en el beneficio propio si no pudiendo ver más allá y entendiendo que si más gente juega y más se difunde todos estaremos mejor.

Este fin de semana se dieron dos situaciones lamentables, la primera un partido de Cadetas que no se jugó porque uno de los equipos llegó 2 minutos después de los 15 reglamentarios. Y la otra la ausencia del árbitro para los partido de infantiles y menores.

La segunda situación me toca de cerca, y juro que no lo critico por ser parte si no por lo que implica. Ustedes podrán pensar, el arbitro tuvo un contratiempo, es un ser humano, seguro eso lo entiendo. Ahora ni siquiera avisar me parece terrible, y que no existan mecanismos para poder solucionarlo con un reemplazo habla de lo débil que es la organización de los torneos. ¿Por qué en Liga de Honor nunca sucedió en el año que los árbitros no se presenten? Estos también son seres humanos con contratiempos. Creo que es parte de la desidia con la que algunos personajes nefastos miran a las categorías inferiores.

Con la misma lógica (erronea) que se utiliza para elegir entrenadores en categorías de base, pensando que «son chicos, total los puede dirigir cualquiera», también se realizan las designaciones arbitrales, enviando jueces que no tienen la capacidad de conducir un partido ni de enseñarle a los chicos. Este año presencié un partido de Infantiles entre Ballester y Luján dirigido por Fabián Aizen (árbitro de Liga de Honor). El partido no sólo no tuvo errores técnicos si no que fue dinámico, el árbitro paró y explicó las reglas cada vez que fue necesario y no hubo ningún tipo de inconvenientes.

Yo puedo decir que en estos 2 años consecutivos de trabajo nunca me tocó un arbitro ni siquiera que dirija mayores, y voy más allá, nunca ví a un árbitro ponerse ni una vez en la línea de fondo. Argumentando la profundidad de las defensas todos dirigen desde el ccentro, dos metros para un lado y para el otro. Mientras que los infantiles corren el 40 x 20 estos arbitros practicamente no se mueven, volviendo a Aizen su despliegue fue admirable, siempre cerca de las jugadas y siempre atento. Entonces ¿por qué no rotar un poco a los árbitros para que los infantiles también sean dirigidos por Carlos Marina y Dario Minore, nuestra pareja olímpica? El argumento es el de siempre «faltan árbitros» ¿Y? ¿Qué tenemos que hacer? ¿Suspender los torneos? Deberíamos pensar y aplicar políticas que apunten a formas mas y mejores árbitros.

Volviendo al tema de las cadetas sería redundante emitir mi opinión, ya lo hice en el partido de Liga Damas donde River se fue sin jugar ante Ferro. Creo que el sentido común y el respeto por el deporte y los rivales debe estar por encima de cualquier reglamentación, pese a que los pragmáticos y reglamentistas me salten a la yugular.

Y cierro repitiendo, vamos a tener un Handball mejor cuando muchos chicos jueguen y jueguen mucho, no por respetar 10 o 15 minutos somos mejores. Les adjunto una foto de mini handball en Francia, con esta base no es sorprendente que sean campeones de todo ¿no?

No comments yet.

Join the Conversation