El gran ausente

No contaremos en Almirante Brown con la grata presencia de Cuba. El equipo de la isla atraviesa un momento complicado y no sale a competir, inlcusive será la primera vez en 50 años que en un Juego Olímpico no habrá ningún deporte de equipo representando a Cuba.

Hablar de Cuba es siempre complejo, la impronta política e ideológica hace que la postura varíe según quien la emita. La situación es sencilla, los atletas cubanos tienden a escaparse de las concentraciones durante o después de los torneos. Esos jugadores técnicamente brillantes formados en la isla deciden salir en busca de un futuro diferente, más cerca del capitalismo que de lo permitido en Cuba. Es por este motivo que es cada vez menos frecuente que los cubanos participen de las citas internacionales, incluso en algunos torneos se vio un plante reducido, por ejemplo en el último Panamericano de Chile eran 10 jugadore, 3 de los cuales arqueros, por lo que no había cambio para los jugadores de campo, pese a todo lograron un 4to puesto. Al Panamericano femenino de Brasil también acudieron en principio con 8 jugadores, y luego llegaron 2 más, Argentina sufrió para ganarles por penales.

Hablar sobre lo hipotetico es hablar en vano, pero es imposible no pensar que sería de Cuba si contara con jugadores como Corzo, Paván, Capote y Carlos Pérez, sumados a los chicos que fueron al Panamericano que tenían un excelente nivel. Está claro que sería un rival mas que complicado y lucharían por el título con Argentina y Brasil.

Los cubanos son los grandes ganadores de este torneo con 8 títulos, saliendo de un país muy pequeño pero donde el deporte es un herramienta sagrada. En Cuba no hay ligas ni clubes, los jugadores salen del colegio y van a una academia de alto rendimiento, particularmente me intriga cómo sin competencia sistemática logran esa calidad técnica en los jugadores. Es cierto que quizás en la parte de táctica colectiva a veces flaquean un poco, recuerdo cuando Julio Fis llegó al Bidasoa y Luis Miguel Lopez en las transmisiones decía que ese sello individualista era típico del balonmano cubano (Julio tomaba muchos lanzamientos por partido).

Cuba a su vez es el equipo americano mejor ubicado en la historia de los mundiales, cuando con su Dream Team se ubicó 8vo en el mundial de Egipto 1999. Rolando Urios, Carlos Perez, Julián Durañona, Vladimir Rivero, Félix Romero y Freddy Suarez entre otros integraban un equipo insuperable.

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation