El comienzo del sueño

El partido de mañana será clave para nuestra selección, es el primero de los encuentros que Los Gladiadores vinieron a ganar a Londres.

Habrá un cambio de rol para nuestro equipo nacional ya que pasará de ser punto a ser banca absoluta, pese a que entre ayer y hoy algunos medios intentaron equiparar fuerzas el conjunto de Gallardo es ampliamente superior, tanto en las fases del juego como en la calidad técnica de los jugadores.

Si bien Argentina llega al encuentro trascendental con 2 derrotas producto de haber jugado contra el campeón y el sub campeón olímpico, en el partido contra Islandia dejó una gran imagen, perdiendo el 1er tiempo tan sólo por un gol y ante Francia no hubo chances porque Les Experts jugaron demasiado concentrados y bien.

Por el contrario Gran Bretaña perdió ambos encuentros, pero en los dos recibió mas de 40 goles y mostró un nivel muy por debajo de lo que la cita olímpica requiere. Pocas y básicas combinaciones de ataques y si bien se nota que han entrenado y con esfuerzo no dan la talla de la competencia.

Mañana será clave la conducción de Sebastián Simonet desde el centro para leer el encuentro y tener las mejores opciones ante el equipo británico. Diego Simonet y Guido Ricobelli deberán mantener su nivel en la faz goleadora, que hasta el momento ha sido clave.

Sin duda el punto neurálgico del partido pasará por la defensa, veremos si Argentina mantiene a Pablo Portela en el avanzado o se inclina por una defensa plana teniendo en cuenta que los locales no ostentan tanto poder de lanzamiento externo. Particularmente creo que Gallardo mantendrá el sistema que es lo que tiene más aceitado, pidiendole al jugador de River que trabaje dentro de los 9 metros para no dar tanta profundidad. Carou deberá mandar en el centro y obligar a Gran Bretaña a tomar lanzamientos incómodos.

El aporte de los arqueros será muy importante, Matias Schulz dio sobradas muestras que es determinante para este equipo, y aún no ha explotado en el torneo. Fernando Garcia viene siendo regular y aportando mucho desde los 3 palos.

Será muy importante que a partir de una buena defensa y de los errores británicos Argentina pueda facturar de contra ataque, los goles rápidos serán decisivos para ir sentenciando el encuentro. En el último Panamericano la subida rápida no funcionó del todo bien, en este Juego Olímpico lo viene haciendo de maravillas, con Andrés Kogovsek de punta, Fede Fernandez y el Chino Simonet cuando defiende de exterior.

Hacer predicciones siempre es delicado, sobre todo teniendo en cuenta la magnitud del evento. Caer en facilismos como «mañana ganamos por 30 es un error», son muchos los factores que hay que tener en cuenta, pero este equipo se nota maduro, experimentado y tiene los pies bien sobre la tierra. Si el partido va mas o menos en los carriles esperados sería lógico esperar una victoria Argentina, que nos permita mañana festejar por primera vez en un Juego Olímpico y jugar el todo por el todo ante el complicado Túnez.

No comments yet.

Join the Conversation