Una mañana histórica

Los Gladiadores se encuentran descansando tras la dura derrota con Suecia, mañana afrontarán quizás el partido más determinante de la historia de nuestro deporte en Argentina.

Siempre con este equipo hemos tenido y tendremos palabras de agradecimiento, un cuerpo técnico y un grupo de jugadores que han llevado nuestra bandera tan alto como nunca imaginamos. Mañana temprano, 7.15 Argentina se enfrentará a la posibilidad de avanzar a cuartos de final de los Juegos Olímpicos quedando para siempre en la historia del deporte mundial.

En estos Juegos Argentina ha jugado partidos dónde enfrentaba potencias y la derrota era un resultado previsible, efrentó a Gran Bretaña que era de nivel inferior y estaba obligada a ganar y ahora le tocará por primera vez ante un rival del mismo nivel, un equipo muy duro y que comparte el objetivo de los de Gallardo.

Túnez será un escollo más que complicado, los africanos tienen una defensa excesivamente dura y por momentos violenta. Por eso la actuación de los arbitros pasará a ser fundamental, hasta ahora todos los arbitrajes han sido IMPECABLES, no estoy hablando de que puedan favorecer o perjudicar, simplemente si los tunecinos al golpear son excluidos Argentina podrá capitalizar situaciones en superioridad, caso contrario los Gladiadores se irán desgastando por los golpes y Túnez se agrandará. Reitero que hasta ahora los arbitrajes han estado a la altura del torneo, y mañana no tendría que ser una excepción.

La defensa Argentina deberá cuidar y mucho el juego interno con Tej, el pivote de Montpellier que tiene un tamaño impactante, recibe bien y define con efectividad. Será clave la tarea de Carou en el centro y la de Portela para cerrar las líneas de pase al pivote. El que maneja y hace jugar es el central Magannem, actualmente jugador del Saint Raphael francés y que ha sido galardonado en 2005 con el premio al mejor jugador de la Liga Nacional Francesa. Es un gran jugador, desequilibra en el 1vs1, lanza si hay espacio y da mucho juego a Tej y rápido hacia afuera. Pablo Portela tendrá una dura tarea batallando con él. Luego destacaría al arquero del Nantes Maggaiz y al extremo derecho muy versátil Touati que juega en el Dunkerque. Como vemos los jugadores que no juegan en su país lo hacen en la LNH Francesa, para más información y plantel completo ver aquí.

Del lado argentino será fundamental, además de lo mencionado en defensa, que Seba Simonet se recupere completamente del estado gripal que lo viene teniendo a mal traer. Sabemos que con Sebastián al 100% Argentina tiene mucho volumen de juego, lo que justamente faltó en el último partido ante Suecia. Se deberá jugar largo y paciente, buscando la situación más propicia para el lanzamiento y evitar absolutamente los lanzamientos apresurados que puedan dejarle pelotas fáciles para contra atacar a los africanos. Túnez conoce muy bien a Diego Simonet, no sería raro que lo marquen personal o doblen esfuerzos en no dejarlo iniciar con tranquilidad. El Chino deberá ser

Guido tuvo una gran actuación ante Tunez en el Torneo de España

muy inteligente para soltar rápido el balón en caso de juntar dos jugadores y el equipo deberá resolver inteligentemente donde esté el espacio libre. Migueles, Vieyra y Ricobelli fundamentalmente deberán aportar lanzamiento externo, recordemos que Guido Ricobelli tuvo una actuación consagratoria en el torneo de España justamente ante Túnez, por lo que no es un desconocido y lo estarán esperando.

La segunda línea será clave también, hay que mejorar la efectividad fundamentalmente desde el extremo. Sabemos que Federico Fernandez está haciendo un gran esfuerzo en jugar con la mano suturada, lo que le complica mucho la recepción de la pelota, sin embargo no se lo vio complicado en la definición ante Suecia (aunque no tuvo los porcentajes de otros partidos). La pelota debería llegar mucho más el extremo derecho, con velocidad para poder lanzar. El gol por el extremo obligará a Túnez a ensancharse, habiendo lugar más efectivo para jugar. Gonzalo Carou como siempre será referencia en ofensiva, y lo está haciendo muy bien.

La dupla de arqueros está levantando su rendimiento, ayer Matías tuvo grandes paradas y al Negro le tocó ingresar con el partido practicamente resuelto y recibió muchos lanzamientos francos desde los 6 metros de un equipo sueco que contra atacaba a placer.

Ganar mañana significaría muchísimas cosas, pero fundamentalmente hacer historia. Algo que este equipo conoce ya muy bien. Será un partido muy intenso, una verdadera final, el duelo que fueron a jugar y que todos deseamos ver. Una victoria implicaría un salto de calidad mundial, este equipo lo puede hacer. Lo pasado pisado, nada importará una vez que suene el silbato y la Select tricolor comience a pasar de mano en mano.

No comments yet.

Join the Conversation