La segunda mitad (en busca del Super 4)

Ayer volvió la acción oficial del Handball Metropolitano, tras un muy interesante torneo preparación los equipos buscarán cerrar la temporada de la mejor forma y meterse en el super 7 y luego en el Super 4 que este año tendrá el aliciente de que irá televisado por TyC Sports.

Hay dos equipos que claramente se disputan la hegemonia del Handball argentino, son River y Ward. En los últimos años se han repartido títulos, aunque los últimos tres torneos grandes fueron para los millonarios, el Nacional del año pasado, el Super 4 y el Metro Apertura. También es cierto que esta primera mitad de año Ward no contó con todo su equipo a pleno, ya que perdió muy temprano a Basile por lesión, no jugó Martín Viscovich y Cristian Canzoniero no estuvo en todos los partidos, los de Ramos con equipo completo son cosa seria y disputarán de igual a igual con River el torneo.

River tras la aventura olímpica recupera a Portela y Vasquez, y confirma que la llegada de Gabriel Canzoniero eleva aún mas la jerarquia de su equipo, por supuesto siempre conducido sensacionalmente por el Balic metropolitano de Banchi Ojea y me permito ser reiterativo, insisto con que hace mucho no veía un jugador como Facundo Cangiani, un crack absoluto, creciendo un poco desde lo físico irá a Europa en breve.

Inmediatamente detrás de estos equipos por plantel y por historia aparece Ballester, con un plantel largo y muy buenos jugadores. Cánepa y Kogovsek gladiadores olímpicos, tres lateral con un lanzamiento excelente como Scovenna, Filipuzzi y Santiago Cánepa y una dupla de arqueros sensacional como Leo Maciel y Juan Clavijo. En el apertura terminó 5to, debajo de sus pretensiones, pero lo cierto es que perdió muy ajustadamente tanto con River como con Ward.

Quizás lo único criticable para la institución de Lanús Oeste es cierta “irregularidad” pero lo cierto es que tiene un plantel para pelear arriba, encabezado por su gladiador Federico Pizarro goleador y figura, la solidez de Schamann en el arco, el talento de Ignacio Pizarro y la sobriedad en la conducción de Iván Rockstroh. También muy importante el aporte de Guzzo y Mau, el conjunto de Cajales buscará confirmar su presencia en el Super 4 del pasado año y su valiosísimo 3er puesto, apenas por debajo de los dos candidatos Ward y River.

Hablar de Mitre como revelación sería una falta de respeto, el club “trenero” se metió hace tiempo entre los grandes y si bien el año pasado estuvo complicado abajo siempre se las ingenia para bajar gigantes y meterse en la pelea. Conducido por un entrenado tan capaz como leal a sus ideas y con el talento de Mariano Castro como bandera buscará confirmar su 4to puesto.

Polvorines y Quilmes finalizaron con 28 puntos, ambos equipos tienen muy buen plantel y ajustando algunas cuestiones seguramente puedan meterse entre los 4 grandes. Polvorines contará con Damián Migueles más seguido puesto que la primera mitad de año sufrió varias lesiones, aunque no tendrá a Sebastián Ferraro por fractura nasal. Polvorines cuenta con un jóven jugador que demuestra en cada partido toda su jerarquia, un excelente extremo como Tobias Wolff. La experiencia en el arco de Mastroianni y los lanzamientos de Nardelli y las penetraciones de Robertino Pagano. Quilmes cuenta nuevamente con Eric Gull, que junto a los hermanos Torres comandará la ilusión del cervecero. También será muy importante la presencia de Benjamín Testa, un extremo de primerísimo nivel. El jóven Gelosi será importante y el eterno Lucero que siempre aporta muchísimos goles.

Luján y UNLu vienen inmediatamente después con Ricobelli y Morás como estandartes son equipos que pueden complicar a cualquiera y si dan el zarpazo podrían llegar a jugar el último torneo del año. Ferro evidentemente tuvo una mala primera mitad de año, pero está claro que el conjunto de Caballito que ya ganó el Super 4 y siempre se ubica en la parte alta de la tabla.

Cierran el lote SAG Lomas y Estudiantes de La Plata, ambos equipos se plantearon en la primera mitad no descender y lo consiguieron. Buscarán en esta segunda mitad mejorar lo realizado y terminar lo más arriba posible, concientes de que si se meten en el Super 7 en un partido directo todo podría pasar y estar jugando el Super 4 como gran cierre del año.

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation