La explosión demográfica

Hoy el amigo Hernán De Lorenzi via twitter aportó un dato muy significativo, la cantidad de jugadores afiliados a Femebal creció de 5.500 a más de 9.000. Sin duda espectacular y muy positivo.

Ahora bien, me propongo el siguiente análisis. ¿Cuántos más jugadores serían si:?

– el arancel federativo que pagan los clubes no fuera tan caro

– los sistemas de competencia para las categorías de base fueran pedagogicamente mejor adaptados a su edad. Por ejemplo haciendo en infantiles lo que se hace en Mini, jugar encuentros donde los chicos puedan sumar más minutos de Handball por fin de semana (pensemos que en un equipo con 14 jugadores los chicos juegan 20 minutos por sábado aproximadamente)

– Si se aplicaran políticas de difusión específicas, como ser: recorrer colegios donde el Handball no sea popular, generar torneos escolares masivos que acerquen más jugadores a los clubes, llevar equipos o algunos de los Gladiadores «locales» a los colegios para mostrar y difundir nuestro hermoso deporte, proponer la actividad en lugares dónde no hay clubes afiliados como por ejemplo la zona de General Rodriguez y Luján, incluso financiando el material o el entrenador lo que sería sin duda una inversión puesto que se recuperaría en arancel de equipos y jugadores.

– Si se organizaran encuentros nacionales masivos similares a los del Mini Basquet, por ejemplo tomar un lugar muy amplio (Ezeiza, Cañuelas, etc) y armar muchisimas canchas y traer equipos de todo el país, ya sea de intercambio, con alojamientos baratos o incluso en carpas.

– Si se dictaran en forma gratuita cursos de formación y capacitación para Profesores de Educación Física, Estudiantes de Educación Física, Entrenadores, Profesores de las direcciones de Deportes de los diferentes municipios de Buenos Aires, etc.

– Si se organizara «El Día del Handball» con un festival donde se juegue, donde juegue la Selección Argentina, donde haya música en vivo, sorteos, atracciones como para que sea cubierto por los medios también y de esta forma difundir el deporte.

– Proveer a los clubes de material periodicamente, otorgando pelotas, material bibliográfico, pintura, todo conseguido mediante canje o sponsorización. Pensando en fortalecer la estructura y la infraestructura de los clubes y colegios que son los grandes proveedores de jugadores.

Por supuesto que existirán tantas propuestas como gente con ganas haya, y cuidado que no estoy atacando a nadie. Digo simplemente que tras Londres el camino del Handball argentino recién comienza y es una excelente oportunidad para no desperdiciar. Entre todos tenemos que trabajar y tirar para seguir yendo hacia adelante.

Bruno Ferrari

No comments yet.

Join the Conversation