Llamado a la solidaridad

Hace mucho tiempo que pienso en la idea de reformular los encuentros deportivos para las categorías Mini, Infantiles y Menores, le doy vueltas al asunto y me convenzo día a día de que son edades en las que los jugadores necesitan jugar MAS, recibir más estímulos que contribuyan a su formación como deportistas y a su acervo motor en general.

Este año al tener un equipo de Infantiles este pensamiento me atormenta mucho más. El primer objetivo del club en donde trabajo fue la captación, necesitamos ampliar la base de la piramide y aumentar el número de jugadores, lo que nos garantizará un futuro mejor. Pero bien esta premisa ahora se convierte en problema, puesto que llegamos al punto donde tenemos 16 infantiles, por reglamento sólo entran 14 en planilla. Ni quisera describirles la sensación de tener que decirle a un chico que no puede jugar, un chico que va al club con alegría y con la ilusión de jugar con sus amigos al deporte que le gusta, inconcebible, de un cinismo inexplicable.

Y el día del partido viene otra situación delicada, tengo 40 minutos para repartir entre 14 jugadores, exactamente 20 para cada uno. ¿Es posible aprender jugando 20 minutos por fin de semana? ¿Es justo o correcto partir el tiempo y que todos jueguen lo mismo?

Analizando la cuestión, angustia mediante, concluyo que toda esta situación se da por la enfermedad del ganar o perder. Existen clubes donde hay infantiles que ni siquiera entran y otros que entran 5 minutos si el resultado no corre riesgo ¿Cuándo nos volvimos tan imbéciles? ¿A alguien realmente le importa un resultado en chicos de 11 o 12 años? ¿Creen que eso ayuda para el futuro? Les adelanto que no. Reitero como lo hice alguna vez que estoy cansado de ver en los clubes pasacalles con la leyenda “Infantiles Campeones 2011” ¿por qué no ponemos carteles que digan “Felicitaciones a los infantiles por haber mejorado tanto!” “felicitaciones por su comportamiento deportivo”, etc? ¿Ustedes creen que Balic, Karabatic y Hanssen fueron campeones en infantiles?

Lo esencial para todos los chicos es JUGAR y 20 minutos es muy poco. Cuando en un principio se sacaron a los Infantiles de la tira junto con los Minis fueron los propios clubes quienes boicotearon el proyecto ¿En virtud de que, de poner un pasacalles? Si queremos tener más y mejores jugadores debemos lograr que jueguen más y mejor.

Es cierto que hay un problema de infraestructura también, de los clubes que conozco solamente Estudiantes de La Plata (y este año) tiene un espacio con dos canchas de 40 x 20 donde se podrían jugar dos, o cuatro partidos simultaneamente si se jugara en mitad de cancha.

Por ejemplo la próxima fecha jugamos contra Estudiantes allá, ¿saben que es lo que más deseo? Llamar al entrenador y decirle: “Hacemos una hora de amistoso en las dos canchas, después comemos unas hamburguesas (como nos invitaron la última vez que fuimos) y en la planilla ponemos que empatamos 2 a 2” Estoy seguro de que así seríamos todos más felices, tendríamos más jugadores y trabajaríamos mejor.

Como entrenador muchas veces me paso más tiempo buscando estrategias para optimizar los cambios y que todos puedan tener más participación, a veces me doy cuenta de que el partido va terminando y mi única preocupación fueron los cambios.

Cuidado, no desestimo el ganar y no propongo jugar a perder. Creo que se puede educar a los jugadores siempre y cuando el resultado no sea lo que nos gobierna. Estoy convencido de que ganar en edades tempranas no es relevante para nada, cuando el tablero manda los chicos sufren y no puede ser así. Ganar es importante más adelante y no puede ser un objetivo, el objetivo debe ser dar lo mejor, si se gana bien y si se dió lo mejor y se perdió no existe la frustración. Basta del discurso exitista que nos bombardea desde la televisión ¿cuántos aún cuestionan a Messi por no haber ganado un Mundial? No muchachos, las cosas como son. Quisiera saber cuántos de esos campeones que realzan los pasacalles luego juegan en Liga de Honor.

Es hora de replantearnos las cosas, pongámonos en el lugar de esos chicos, a ellos no les importa el pasacalles, les importa la pelota, les gusta lanzar, hacer goles, atajar y 20 minutos es extremadamente poco. Pensemos en ellos, pensemos en nuestros hijos, en nuestros sobrinitos, en la ilusión de esos chicos que sólo pasa por JUGAR.

Bruno Ferrari


AGREGADO

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

There are 1 comments. Add yours

  1. 19th julio 2015 | Napo Martino says: Responder
    Muy buen articulo, en esa edad se tiene que promover el deporte no tirarlos abajo Me dio risa cuando decia que jugando 20 minutos por semana se complicaba el aprendizaje porque bueno en bs as es asi, yo soy cadete de 2do año de chubut y jugamos una vez cada 2 meses o 3 imaginate eso

Join the Conversation