Ni fundamentalistas ni fanáticos

Desde la creacion de la página y en numerosas oportunidades vengo sosteniendo que según mi criterio la implementación de defensas abiertas en categorías de base es fundamental no sólo para formar mejores defensores si no para que los chicos puedan jugar de acuerdo a sus condiciones motrices y deportivas.

Ahora bien; estas implementaciones, que arrancaron en el 2005 de la mano del secretario técnico de Femebal Juan Manuel Sívori, no necesariamente son la biblia del handball. De hecho en otros países no está reglado de la misma forma. Aparentemente en el Sudamericano de Menores se podría defender 6-0 ya que esta reglamentación no está a nivel continente. Y supongamos que así sea ¿está mal?

Yo doy mi punto de vista, no me creo más que nadie ni mucho menos, porque como ya he dicho en varias oportunidades soy un entrenador humilde, con ganas de aprender y con convicciones. A mi juicio la defensa plana como la 6-0 no está acorde con la edad de los chicos de hasta 14 años, y si por mi fuera no la utilizaría hasta los 16. La cantidad y calidad de desplazamientos que exige una defensa abierta a los atacantes y defensores es muy rica y estimula no sólo el mejoramiento deportivo si no el acervo motor general de los chicos y chicas.

Muchas veces en el amontonamiento del 6-0 las responsabilidades individuales sobre un atacante que tiene cada defensor se diluyen, puesto que la proximidad con el defensor colindante hace que pueda ser tomado con facilidad. En el 3-3 si el defensor pierde a su par está muy complicado, en el 6-0 la ayuda es casi inmediata. El 6-0 si no hay lanzamiento es muy complejo de resolver, mientras que el 3-3 tiene más variantes, la mayoría basadas en el desplazamiento sin pelota de los jugadores. Es más fácil y más ameno jugar contra un 3-3 (si se tienen las armas por supuesto, sino vean como complica Mitre a todos sus rivales ya que nadie está acostumbrado a ese sistema).

Fijense en los torneos bonaerenses, donde el nivel colegial no es muy bueno (hay colegios como el La Salle por ejemplo que tienen un nivel más que un club practicamente, yo hablo de colegios sin tanta tradición) los partidos donde se defiende 6-0 llegan a terminar 0 a 0. En un deporte donde se promedian casi 30 goles, hay partidos donde no se hace ninguno.

Creo que los desplazamientos y la calidad técnica de los defensores no está en discusión, pero les pregunto ¿cómo se forman lanzadores si se defiende abierto? Yo creo que es un muy buen cuestionamiento, ya que ante defensa 3-3 la situación de lanzamiento externo practicamente no existe. Estoy convencido de que la capacidad de lanzar se debe trabajar a la par de los demás fundamentos durante toda la etapa formativa de un jugador, y por supuesto cuando es adulto también ya que el aprendizaje es permanente. Pero a la vez me permito dudar ¿estamos contribuyendo a formar lanzadores? ¿Se puede formar un lanzador a los 14 años? ¿La altura promedio de los menores se condice con un 6-0 o van a lanzar 7 u 8 jugadores en cada provincia solamente?

Hay otra cosa que es cierta, antes de que estas modificaciones fueran aplicadas y los minis jugaban en el 40×20, 7 vs7 y en Infantiles se defendía 6-0 salieron muy buenos jugadores. Martín Viscovich, Rodolfo Jung, el flaco Gull, Gustavo Fernandez, Roberto Morlacco no tuvieron este proceso y sin embargo marcaron una época llegando a lo más alto del nivel mundial. Estos jugadores pese a esa formación lograron ser excelentes ¿pero esto significa algo o es mera adaptación de los propios jugadores?

Con el tema lanzamiento hay otra cuestión ¿Cuántos lanzadores a nivel internacional sacó Argentina antes de las modificaciones? Sólo 1: Eric Gull, y ¿responde a la formación o al biotipo y las capacidades propias del jugador? Contrastando con el párrafo de los lanzadores tampoco podemos asegurar que defendiendo plano en menores e infantiles estemos generando lanzadores (que son DETERMINANTES en el Handball actual).

La capacidad de lanzamiento estimo que corresponde al trabajo diario y sistemático que se realice en los clubes, en Europa el lanzamiento es el fundamento mejor desarrollado y todo se va desencandenando de ahí, no existe por ejemplo un jugador danés en la actualidad que no tenga buen lanzamiento, ni francés. Sin embargo nosotros tenemos jugadores muy buenos que no tienen buen lanzamiento externo. No confundir lanzador con jugador que tenga lanzamiento. Lanzadores son Jicha, Hansen, Markussen, Accambray, etc.

Se comenta, porque no lo sé a ciencia cierta, que en Dinamarca en la iniciación defienden 6-0 y mal evidentemente no les va. Pero me pregunto ¿nos sirve copiar a Dinamarca? Dinamarca es un lugar donde el Handball es religión, Argentina no. El biotipo de sus jugadores es diferente al nuestro y la idiosincracia es radicalmente diferente. Entonces ¿no será hora de tener un proyecto propio?

De algo estoy seguro, en Argentina trabajamos sin un objetivo claro, y con esto quiero decir que no tenemos un modelo de juego, un norte a dónde ir. Hay clubes que trabajan y muy bien en pos de sus equipos de Liga de Honor, otros que no, otros clubes donde lo único que importa es ganar sin analizar la proyección de los jugadores, otros dónde los entrenadores de base cambian cada 6 meses y ni siquiera son entrenadores. Para poder plantearnos si defensas abiertas si o no, para poder pensar en formar un lanzador, un fintador o un arquero primero deberíamos saber ¿a qué queremos jugar? ¿cómo vamos a jugar en mayores? ¿qué debe aprender cada jugador en cada etapa: lo que le parezca a su entrenador o lo que salga de un congreso Nacional donde sentemos las bases de nuestro deporte? Porque les reitero, hay clubes donde los infantiles hacen cruces predeterminados y tiran flys, y hay otros que no.

Sin duda es un debate interesantísimo. Yo estoy del lado de la formación del jugador, que cuántos más y mejores estímulos reciba un infantil o un menor mejor jugador será en el futuro, que no hace falta atarlo al resultado para aprender, aunque si bien en el jugar para ganar se puede aprender muchísimo siempre que TODOS participen y que la derrota no sea trágica, que necesitamos que los chicos JUEGUEN MÁS para que puedan JUGAR MEJOR. No soy el dueño de la verdad. Y les aseguro que estoy invesitgando e intentando llegar a conclusiones mejores, creo que este sistema para los Minis, Infantiles y Menores es muy bueno, seguro es perfectible (parra mi deberían jugar más) y también quizás cambie. Yo hoy tengo mis fundamentos para defenderlo. ¿Ustedes que opinan?

There are 1 comments. Add yours

  1. 30th abril 2016 | Martin Bargados says: Responder
    Alguna vez se intento poner en marcha una asociación/gremio de jugadores, yo creo que sería un inicio. La escuela del handball argentino, gran sueño.

Join the Conversation