Conclusiones por Dinamarca

Nuestros Gladiadores cerraron ayer su gira con Dinamarca donde disputaron dos test match con la selección local, actual campeona de Europa y sub campeona del mundo. Una vez más los conducidos por Dady Gallardo demostraron que han dado un salto de calidad significativo y que ahora sólo queda ir mejorando, la base está y el techo parece cada vez más alto, hay hambre de gloria y muchas ganas.

El entrenador tras los Juegos Olímpicos comenzó a pensar en el futuro y abrió el juego para incorporar a chicos juveniles que han tenido mucho éxito en sus procesoso, tal es el caso de Leonel Maciel,Pablo simonet, Facundo Cangiani, Pablo Vainstein, y Francisco Schiaffino. Con el objetivo de ampliar la base de trabajo del conjunto nacional y pensando en que el recambio no sea tan brusco.

El partido del domingo nos permitió soñar e ilusionarnos. Argentina levantó mucho la efectividad con respecto del sábado donde Landin había sido inexpugnable. Dinamarca lastimó mucho con su lanzamiento exterior y corriendo tanto de contra ataque como de contragol, gran dinámica caracteristica de este equipo.

Por el lado argentino se destacó el Chino Simonet que demostró estar a la altura de los mejores del mundo, con una capacidad de superar 1vs1 a cualquier rival Diego maneja todos los recursos y sólo resta saber que equipo grande se hará con sus servicios para consagrarse como el mejor jugador de la historia de nuestro deporte.

Tuvo una gran actuación Leo Maciel, el arquero de Ballester ex Academia Octavio entre otros. Ni bien ingresó le sacó un mano a mano nada menos que a Hans Lindberg, el “hombre gol” de la Champions League. Maciel estuvo intratable y no sólo redondeó un número de paradas tremendo si no que por momentos mantuvo a Argentina en partido. Dejó en ridículo a Eggert al punto que debió sentarse en el banco, aquel que alguna vez nos sobrara desde un 7 metros lo terminó viendo de afuera porque Leo le bajó la persiana.

Fue muy bueno lo de Schiaffino, gozando de minutos tras la ausencia de Carou el pivote de River lo hizo muy bien. Gonzalo Carou es capitán y número puesto para el mundial, da la sensación que hay 3 jugadores para dos puestos, entre Schiaffino, Cánepa y Crevatín saldrán quienes acompañen al pivote de Ademar en el Mundial. El tema defensivo no es menor.

Por el lado de los zurdos gran rendimiento del Colo Vainstein en el primer partido con 100% de efectividad, no fueron los 9 goles de la semi ante River, pero a nivel internacional los extremos viven de la efectividad y el 2/2 paga. Poca acción para Cangiani quien pudo convertir su primer gol en la selección mayor, un chico con mucha proyección y futuro. Entre estos dos jugadores seguramente salga el acompañante de Federico Pizarro, titular tras el retiro del genial Andrés Kogovsek. Muy destacada actuación también de Federico Veiyra. El zurdo ex Torrevieja soltó varias veces el brazo, mostrando la calidad de lanzamiento que posee y obligando a la defensa nórdica a tomar precauciones sobre su tiro. Ese es el punto donde Argentina necesita insistir mas, y Fede demostró estar a la altura batiendo a una defensa de buena talla, y a un arquero que por momentos fue una pared.

Como siempre Sebastián Simonet al mando del equipo, lo que genera tranquilidad al verlo tan maduro e inteligente y preocupación para saber como responderá el equipo ante su ausencia en el partido con Montenegro (recordemos que debe pagar una fecha de suspensión por su descalificación ante Brasil en Alte Brown). Gran aparición del menor de sus hermanos Pablito, que como siempre fue para adelante y como siempre demostró que no interesa quien sea el rival para desplegar su talento. Histórico los 3 Simonet en la selección mayor.

No fue una buena gira para los extremos izquierdos, Ferro no tuvo un auspicioso partido y Federico Fernandez fue poco efectivo el domingo si bien nos regaló una hermosa tendida.

En el lateral Ricobelli demostró tener un brazo de nivel internacional, rompiéndole el arco a Landin desde afuera, y Morás está a la altura y nos gustaría verlo en más partidos aún. Resta saber como evolucionarán Juan Pablo Fernandez y Agustín Vidal.

En el partido Argentina logró llegar a los útlimos 5 minutos empatados en 23, todo un logro ante semejante potencia. En ese momento pecó de inexperto y algunas pérdidas y malas decisiones no le permitieron llevarse una victoria que merecía por el gran partido que había hecho. Pero no hay que desesperarse, estos partidos son justamente para eso, para sumar minutos, experiencia y roce internacional. Si hace unos años alguien me decía que Argentina le iba a jugar de igual a igual a Dinamarca, en Dinamarca le hubiera pasado el número de Alcoholicos Anonimos, hoy es una realidad. A seguir creciendo. Sólo palabras de agradecimiento a este cuerpo técnico y grupo de jugadores que llevan nuestro amado deporte cada día más alto.

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation