Liga de Honor Caballeros: SEDALO – Quilmes

Impresionante el marco en la última fecha del Clausura de FEMEBAL, que por esas casualidades juntó a primero y segundo, SEDALO y AACF Quilmes en el gimnasio de los de Lanús para definir el campeonato.

Muchísima gente, cobertura de FeMeBalTV, relatos y comentarios de gran nivel de Hernán De Lorenzi y Gastón Rudich para Handball de Primera. Todo dado para un partidazo. Y así lo fue, aún viendo el juego en diferido, ya conociendo el resultado cuesta abstraerse del ambiente que había. La Liga Damas de Sedalo ya había dado su vuelta olímpica, consagrándose tetracampeón Metropolitano y sin perder desde el 2010 por torneos locales, y se esperaba el título de los Caballeros. Pero Quilmes quería repetir lo conseguido hace muy poquito tiempo y llevarse el Clausura.

¿Qué propusieron? El local con una defensa que iba variando la profundidad en la zona central en función del lugar donde estaba el pivot y del armador central que usaba Quilmes, con Ignacio Pizarro trabajando de avanzado o central defensivo en la misma línea que Moscariello.
En ataque el plan inicial fue jugar entre las dos líneas defensivas que plantaron los de Gull, trabajando en apoyos con el pivot, cuestión muy bien resuelta por la casi 3 – 3 ya que tanto Torres como Marco daban el paso al frente para romper el apoyo + bloqueo de Moscariello.

Los Alemanes de Quilmes, como recién mencionabamos, dando mucha profundidad a sus defensores laterales, sobre todo Aveiro del lado de Fede Pizarro, y con una gran tarea de Gilardini quien nunca le dio los seis metros al pivot de SEDALO. La respuesta ante el planteo de los locales fue buena, y el «Mosca» no tenía pase claro tras la recepción y se «obligaba» a jugar de frente al arco, y lejos del mismo.

En ataque, la visita apeló a transformaciones constantes, tanto de la primera como de la segunda línea. Truffini agarró la lanza en el comienzo y estuvo muy efectivo.

Con el correr de los minutos Quilmes tomó la manija del juego y no la soltó más. SEDALO iba cayendo en el uno contra uno, en los arrebatos de Fede Pizarro y «Chicho» Mau que si bien conseguían goles, también chocaron con la enorme figura de Javier Zago, que se agigantaba cada vez más bajo el 2×3, mientras que por el otro lado la cosa era totalmente distinta, ya que si bien Facundo Torres y Truffini estaban haciendo una buena tarea, el ingreso de Eric Gull le dio el salto de calidad al ataque visitante: el «Flaco» casi sin errores, tomando prácticamente todas buenas decisiones, convirtiendo cuatro goles de cinco lanzamientos tomados, asistiendo, ordenando y demás llevó a su equipo a tomar distancia en el tanteador.

Lo que sí logró el local fueron varias sanciones (cinco en el primer tiempo), lo que permitió jugar en superioridad numérica varias veces y aprovecharlo tanto con los lanzamientos del más grande de los Pizarro, como también generando pérdidas de los de Gull. Gracias a esto la diferencia en el tanteador fue de cuatro goles (11-15) y no más, pero daba la sensación que había cosas por cambiar.

En el segundo tiempo algunas cosas continuaron pasando: Fede Pizarro seguía siendo el arma goleadora de los locales, a distancia, de contraataque, penales, el zurdo absorbía todo el juego ofensivo; Eric era clave convirtiendo en los momentos justos; y sobre todas las cosas, Zago seguía parando de todos lados.

El cervecero rotó en lugares claves en defensa, y el inicio del segundo tiempo los goles los encontró por intermedio de Aveiro y Truffini, pero apoyándose siempre en las transformaciones para iniciar el ataque.

En el local entro Iván Rostrock para darle un poco de trabajo al juego ofensivo, pero no lograban encontrarle la vuelta a la defensa, les seguía costando llegar a los 6m y los lanzamientos de media distancia eran todos de Zago.

A falta de 10 minutos la diferencia seguía siendo de cuatro goles pero los locales no iban a bajar los brazos, empujados por su gente y por el muy buen ingreso de Marcelo Scaglione aunque seguían encontrando gigante al arquero visitante.

Con tres goles seguidos en la transición, SEDALO logró ponerse a falta de 2’40» a un gol de diferencia. Pero el ataque clave, jugando en inferioridad numérica, apareció la figura de Eric quien se ubicó para recibir desde el pivot y soltar ese «ilegible» brazo a pie firme. Enseguida vino una pérdida y gol de contraataque del menor de los Torres para sentenciar el partido y quedarse con el título.

Quilmes, justo Campeón del Torneo Clausura, se llevó por 28 – 25 este «duelo» final y además logró la clasificación al SUPER 4 2012 y al Nacional 2013.

Acá abajo la gran cobertura de FeMeBal TV del partido.

1ª Tiempo

2ª Tiempo

No comments yet.

Join the Conversation