La Hegemonía

Siguen pasando los Mundiales y los Juegos Olímpicos y no hay modificaciones acerca del continente rey en el Handball. Los europeos mandan y no aparece ningún sucesor por fuera del viejo continente que pueda dar el gran golpe.

En un momento la escuela asiática con Corea del Sur como máximo exponente nos enamoró a todos con un juego hiper dinámico y jugadores polifuncionales, dueños de unas capacidades condicionales y coordinativas extraordinarias. Con defensas abiertas y una propuesta innovadora parecía que los asiáticos habían llegado para meterse en la pelea grande. Pero lamentablemente el tiempo ha transcurrido y Corea no sólo no ha logrado afirmarse como el no europeo más prometedor si no que incluso se ha estancado. De todas formas han desarrollado un tipo de juego propio con jugadores que dominan todo el espectro de lanzamiento y su juego es vistoso y atractivo. Parece muy complicado que puedan avanzar de ronda en este Mundial.

Argentina sacudió al mundo en el Mundial de 2011, derrotando nada menos que a los locales de Suecia y avanzando a la Main Round. Encabezados por Diego Simonet y Matias Schulz los Gladiadores de Dady Gallardo pusieron en apuros a más de un europeo y perdieron con Alemania por muy poco. Lamentablemente Argentina llegará a España con muchos jugadores tocados y en el límte de su recuperación, sin embargo la gran apuesta es poder avanzar a octavos, cosa que podría lograr perfectamente si supera a su clásicos rival Brasil y a Túnez, quien lo derrotó en Londres.

Por Africa hoy Tunez es el equipo que aparece como emblema, representando al continente en los últimos juegos olímpicos. Ha quedado practicamente nada de aquel equipo egipcio liderado por Zaky y Ehlamar, también los egipcios habían sido revelación en su Mundial Junior del 93, pero lo cierto es que los africanos no logran hacerle sombra a los europeos y hoy pelean el lugar con los americanos.

Hubo un sólo equipo no europeo que logró dar la nota entre los varones en competencias intercontinentales y fue la generación dorada de Cuba. Aquel célebre equipo que contaba en sus filas con Carlitos Perez, Vladimir Rivero Hernandez, Julio Fis, Ivo Diaz y Rolando Urios entre otros fue octavo en el Mundial de Egipto 1999 y sacudió al viejo continente. Una camada de jugadores extraordinarios que luego emigró y se nacionalizaron bajo otras banderas, Diaz y Perez son húngaros, Fis y Urios españoles (el mítico desatascador). Otro dato de color es que Cuba logró aquel 8vo puesto ya sin Julián Durañona que había sido el goleador del Mundial de Islandia 1995.

Personalmente creo que la IHF debería aplicar y sustentar políticas de desarrollo del deporte en los lugares donde es menos popular, de hecho lo hace pero se debería profundizar. Habría que lograr que estos equipos de otros continentes puedan ir subiendo de nivel, el hecho de que el deporte sea más competitivo lo mejora y optimiza. El mejor negocio en todos los aspectos es que el Handball sea mejor en todos los continentes. Son muy pocos los deportes, o al menos no se me ocurre ninguno en este momento donde el deporte esté centralizado y hegemonizado en un sólo continente, pensemos en el Fútbol, el Basquet, el Voley y el Rugby por citar los más populares y encontraremos representantes competitivos de todos los continentes.

De hecho el torneo más duro y competitivo es el Europeo, todas las zonas presentan equipos durísimos y no hay rivales fáciles, como es el caso de Australia en los Mundiales. La Champions League es por lejos el torneo de mayor jerarquía a nivel clubes. Y en el Super Globe (mundial de clubes) se da la hilarante situación de que los equipos africanos se refuerzan con practicamente un plantel entero de un club europeo, incluyendo el entrenador (Montpellier, Valladolid) y el representante americano, brasileño por el momento siempre queda muy lejos.

¿Es esta una materia pendiente en nuestro deporte? Indudablemente si.

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation