Conmovedor Ademar

En la tarde del domingo tuve la posibilidad de poder presenciar el partido de ida de los octavos de final de Champions League entre el Ademar de León y el Veszprem húngaro.
El partido fue disputado en el palacio de los deportes de la ciudad de León. A priori se preveía un partido entre dos rivales desparejos, y por varios motivos. El Ademar si bien marcha tercero en la liga ASOBAL viene últimamente atravesando una seria de problemas de índole económica. La entidad leonesa acaba de entrar en concurso de acreedores debido a una importante cantidad de dinero que se ve imposibilitada de pagar. Obviamente esto no puede suceder sin acarrear ciertas turbulencias que inevitablemente los jugadores van a sentir. Sin ir mas lejor en el transcurso de la semana pasada, el jugador brasileño Felipe Borges dejo «sorpresivamente» el club español para fichar por el Montpellier francés. Borges junto a Gonzalo Carou, Carlos Ruesga e Iñaki Malumbres eran los abanderados de ese equipo, los jugadores con los que mas experiencia contaban, los pesos pesados del equipo, por lo tanto la baja del brasileño dejaba debilitado al equipo de Cadenas. Hay que recordar que el resto de la plantilla del Ademar son jugadores muy jóvenes que apenas cuentan con experiencia en un torneo de tanto nivel como la Champions. Muchos de estos jugadores tienen entre 20 y 22 años.
Enfrente se encontraba el poderoso equipo húngaro del Veszprem, con jugadores de altísima jerarquía mundial como Laszlo Nagy, Chema Rodriguez, Renato Sulic, Mirko Alilovic, Nando Fazekas etc. y dirigido tácticamente por un gran entrenador como lo es Antonio Carlos Ortega. Recordemos que este verano (europeo) el Veszprem rompió el chanchito y le «robó» nada menos que al Barcelona uno de sus máximos estandartes, Laszlo Nagy, y lo hizo con un jugoso contrato de nada menos que 3 millones de euros por 4 temporadas.
Por todo lo anteriormente dicho, todo hacía presagiar que los húngaros no tuvieran mayores problemas para doblegar al equipo español, pero esto no fue así.
Un estadio literalmente en llamas que no paró de alentar una y otra vez a su equipo y ejerció una presión bestial, empujó al equipo hispano a poner en serios aprietos al Veszprem. Sostenidos por un magistral Iñaki Malumbres que desde el principio y hasta el final aportó muchísimas paradas, los españoles llegaron a ponerse dos goles por encima del veszprem en promedio del segundo tiempo.
Hay que decir que Ademar tuvo que prescindir de su pivot titular y máximo responsable defensivo Gonzalo Carou por casi 50 minutos. Gonzalo salió lesionado en uno de sus dedos cuando apenas iban 10 minutos de partido. Eso hizo que los jóvenes pivotes Vranjes (no es el famoso sueco Ljubomir) y Piñeiro de tan solo 19 años de edad tuvieran que vérselas con la DURÍSIMA defensa planteada por Ortega. Defensa que por momentos rayó la ilegalidad por parte de algunos de sus componentes.
El equipo que propuso Cadenas desde el principio no funcionó, y Carlos ruesga y Vrazalin tuvieron que salir dejando su lugar al brasilero Raul Nantes y a un joven y sorprendente Juan Castro. A fuerza de talento y empuje lograron emparejar el encuentro que habia comenzado en favor de los húngaros. A partir de ahí fue «palo y palo» .
Quisiera destacar ciertas individualidades, por ejemplo la del joven leonés Carrillo que tenía la difícil tarea de suplantar a Borges, y lo hizo a la perfección…. Desde el extremo volvío loco a Alilovic y en defensa muchas veces quedó emparejado con gente que lo doblaba en peso y altura y eso no hizo que se achicara, gran partido del Español. Gran partido tambié de los ya destacados Juan castro y Raul Nantes al igual que de Alvaro Cabanas y Iosu Goñi.
Por el lado del Veszprem su arquero croata Alilovic realizó grandes paradas, y en ataque cuando la pelota quemaba, los que tomaron la posta fueron el iraní Jamaly y laszlo Nagy , que con con un lanzamiento externo devastador mantuvieron a su equipo en partido cuando mas apretaba el Ademar. Entre los dos marcaron 13 de los 23 goles de su equipo. Tambíen sus extremos fueron muy efectivos.
Párrafo aparte para los Árbitros…. que en ningún momento estuvieron a la altura del partido, ya sea equivocándose y compensando, y dejando pegar de mas a algunos jugadores (Sulic).
el resultado final fue de 20 -23 en favor del veszprem, pero no quita que los españoles hayan hecho un partidazo ya que de haber administrado un poco mejor la renta hubieran podido ganar el partido..
De todas maneras, me parece que la tarea de los jugadores ademaristas fue conmovedora, dejando la piel en cada bola y gritando cada gol como si fuera el último, chocando contra gente mas grande, mas fuerte y mas experimentada. Creo que demostraron que en la cancha a pesar de los nombres, los sueldos y los años, todos son iguales y en un 7 vs 7 todo puede pasar.

There are 2 comments. Add yours

  1. 6th julio 2015 | màs info says: Responder
    Recientemente he comenzado un sitio web, la información de tu blogg me proporciona mucha informacion. Gracias por todo tu tiempo y trabajo. Saludos
    • 6th julio 2015 | Bruno Ferrari says: Responder
      Gracias por leernos! Que bueno que podamos ser de utilidad, y te agredecemos el mensaje

Join the Conversation