Reflexiones sobre el Mini Handball

Siempre hemos sido desde este blog acérrimos defensores del mini deporte, entendiendo por este las modificaciones que se la hacen a un deporte de acuerdo a la edad de los participantes pero siempre respetando la esencia del mismo. Generalmente se adapta el espacio, debe ser más chico, el tamaño de la pelota, la cantidad de participantes, el tamaño del arco o la red o aro, etc. La clave del mini deporte es acercar a los chicos al deporte y permitirles divertirse de acuerdo a sus caracteristicas motrices, físicas y etarias.

Es así que hace mucho tiempo afortunadamente en nuestro país se viene jugando al mini Handball (pueden revisar el reglamento aquí) a grandes rasgos la cancha mide 13 x 20 de forma que entran 3 canchas de mini en una de 40 x 20, se juega de a 5 jugadores y con pelota número 0 o 1, el área tiene 5 metros y es semicircular, tras un gol se saca del arco. Además del gran acierto de adaptar el deporte a la edad de los chicos hace un tiempo que sacaron a la categoría de la tira y jugando en modalidad encuentros cada 15 días, lo que permite una sistematización menor de la competencia.

En este punto comienzo mi análisis, varias veces escuché a colegas quejarse de la distancia entre encuentros, piensan que hay otros deportes que se juegan todos los fines de semana y quizás los chicos se sientan más atraidos y dejen el Handball. Yo por mi parte pienso que es un acierto que sea cada 15 días, es más relajado para chicos y padres y no hay necesidad de sistematizarlo tanto en edades tan tempranas. Aunque entiendo lo planteado al comienzo de este párrafo, es un interesante debate.

La otra cuestión que me lleva a escribir este artículo es: la modalidad encuentro como tal es muy provechosa, pero ¿realmente la estamos aprovechando? Siempre que tuve la oportunidad de asistir a un encuentro noto que el ambiente es hermoso, muchos chicos, muchas canchas, pero cuando comienzo a analizar cantidad de partidos y tiempo EFECTIVO de juego noto que no se le saca todo el provecho que se podría. Quizás porque algunos clubes acuden con pocos jugadores y si son sólo 5 obviamente no pueden jugar 10 partidos por la fatiga, quizás se toma con excesiva liviandad la modalida y nos olvidamos que lo importante es jugar, sumar muchos minutos con el solo objetivo de divertirse, hacer amigos y aprender. Creo que aprovechando la situación de tener muchas canchas se debería jugar más, es más debería hacerse de vez en cuando sobre paso, como la foto de este post y jugar con más equipos además invitar a escuelas de la zona para difundir el deporte. Por ejemplo el espacio de césped que tiene Ballester afuera del gimnasio, donde estaban las canchas de faustball es excelente para montar varias canchitas de mini handball y pasar una jornada al aire libre espectacular, colegios alemanes, clubes, escuelas del estado de la zona y ¡a jugar!

Otra cuestión que también considero importante es el pase de Mini a Infantil, a veces siento que el cambio es demasiado brusco, y no por ponerme idealista, lo comparo con el paso del jardín a la escuela primaria. Los chicos suelen pasar de las rondas y los juegos a estar sentados en un banco escribiendo en un cuaderno. Se que las falencias estructurales de los clubes lo harían muy complejo, pero pienso que sería muy bueno que exista una categoría PRE infantiles, donde se juegue 6 vs 6, en una cancha de 20 x 20 o 20 x 25, digamos que el cambio no sea tan violento. Los minis juegan sin tablero, 5vs5 y pasan a integrar la tira, ser dirigidos por un arbitro y en una cancha que a veces a los 11 años queda gigante. Por supuesto que los chicos se adaptan igual, y que existirán muchísimos casos de Minis que juegan en Infantiles sin problemas, pero estoy convencido de que si se lo facilitamos pedagogicamente sería aún mejor.

Como siempre para debatir, intercambiar y aprender entre todos, me gustaría leer sus comentarios.

Nota: este post surgió de una charla que tuve muy amena con Julio Cantore, un excelente profesor y gran formador, él fue el primero al que escuché decir que el paso de mini a infantil es muy brusco, gracias Julio.

There are 1 comments. Add yours

  1. 18th marzo 2015 | dioni says: Responder
    Hola amigos, respondendo a la invitación para aportar, yo diria que si sería bueno un paso intermedio entre el mini y el balonmano, mi idea sería acortar la cancha diez metros y mantener todo lo demás igual (ancho de 20, areas de 6), prohibir defensas cerradas y cambios de jugadores especialistas. Todo esto sería para jugadores/as de 11-12 años, desde los 7 hasta los 10 mini, esta categforía intermedia y de 13 en adelante balonmano 7. En cuanto a la competencia, las personas funcionamos por rutinas y me parece muy adecuado para todo jugar cada fin de semana, exceptoque si no se dan las condiciones pues habrá que adaptarse a lo que haya, pero cuanto más se juegue y más se entrene mejor. A veces se hacen festivales de un día, con una sede y varios equipos, esto a veces se necesita porque es la única manera, pero prefiero la liga tradicional, el motivo es que en un festival tienes que estar todo el día, juegas varios partidos pero de menor duración y al final pasas mas horas esperando para jugar que jugando y eso no creo que sea lo ideal, además la liga "normal" siempre aporta una "seriedad" que los estivales no consiguen bajo mi punto de vista. En Costa Rica por ejemplo en cuanto a normativa destaca quizás el hecho de prohibir mas de un bote, es decir, solo se permite el ciclo de pasos, esto se hace con la idea de que todos los jugadores participen más, mejorar el juego sin balón, también provoca una menor diferencia entre equipos. Conseguimos que el típico niño "grandote" y "bueno" no haga 20 goles y sus compañeros vean como juega, y de esta forma los entrenadores tienen que trabajar con todos y no sólo dar el protagonismo a esos jugadores que menciono. Saludos

Join the Conversation