Cuando la crisis pasa factura

El FC Barcelona ha protagonizado nuevamente una remontada, una de esas jornadas inolvidables y mágicas en el Palau Blaugrana, donde hay 14 jugadores pero la gente los hace parecer 14 mil, donde el Handball es importante, pero ser catalán lo es más aún.

Sin duda el equipo de Xavi Pascual es amplio merecedor de estar nuevamente en la Final Four de Colonia y también más que probablemente definirá el título de la Champions ante el otro gran equipo de Europa, las cebras de Kiel.

Hoy el Barcelona arrancó con todo, dejando bien en claro que iban a dejar la piel en cada jugada. Con una defensa super intensa y una entrega del 110 %. A los 15 minutos ya había conseguido ponerse 6 goles por delante, lo que lo colocaba +1 en el global.

Con el correr del partido fue quedando claro que más allá del tremendo rendimiento de Saric, los 11 goles de Rutenka y la pared defensiva establecida por Jernemyr, Morros y Sohraindó, el Atlético se iba quedando sin nafta.

El equipo de Dujshebaev jugó más que dignamente y el planteo fue muy bueno. Jugó con hidalguía pero se topó con un conjunto catalán que fue un auténtico émbolo. Sin embargo en el análisis de juego, del cual nos ocuparemos en otro post, hay que incluir lo largo que es el plantel blaugrana y lo corto que quedó el equipo de Madrid. Hubo jugadores que por falta de recambio tuvieron que jugar hasta la fatiga, Julen Aguinagalde fue el estandarte de un equipo que jugó con verguenza, pero está claro que en el mejor nivel del alto rendimiento la actitud es importante pero no lo es todo. Balic no tuvo sustituto, Lazarov jugó casi todo el partido y Parrondo pese a su bajo rendimiento pracitcamente no pudo ir al banco.

Está claro que la crisis economica que atraviesa el Atlético fue determinante para sentenciar la suerte en esta temporada. Markussen abandonó sin dudar el equipo hace un mes, Kallman ya anunció que se vuelve a Suecia por la falta de pago, Abalo y Dinart se embarcaron el proyecto del PSG y Lazarov tiene todo arreglado con el Fuchse. Tras la tremenda final del mundial el club de la capital salió a decir que no podría renovarle los contratos a Cañellas y Julen Aguinagalde, flamantes campeones del mundo. Y convengamos que Dujshebaev tuvo la «suerte» de que Hombrados fue derrotado en las elecciones para presidente de la Federación Española, si no tampoco hubiera estado bajo los 3 palos.

Reitero, dentro de la cancha el Barcelona fue un justo ganador, pero no se puede dejar de lado como repercute la falta de jugadores y recambio, que hace un tiempo tenía.

No comments yet.

Join the Conversation