Gladiadores del futuro

Existen numerosas medidas que se toman, que como ideas primarias son excelentes, pero muchas veces se ven truncas por falta de aplicación directa, o falta de control sobre la idea principal, esa que hacía de esa medida una buena idea. Me explico, por si no he sido claro. Me refiero a las modificaciones pedagogicas que ha introducido la secretaria técnica de Femebal. Desde este espacio SIEMPRE hemos apoyado y celebrado que se modifique el reglamento en pos de la formación de los jugadores. Para chequear reglamentos y cambios ver aquí.

En este punto la propuesta es muy buena, los entrenadores la celebramos y aplicamos pero hay un actor principal que debe desempeñar su trabajo maravillosamente para que la formación del jugador se pueda producir, y estoy hablando del arbitro. El arbitro en estas categorías de base debe funcionar como un agente pedagogico, sus fallos son refuerzos que el jugador recibe sobre los conceptos que va aprendiendo en cada entrenamiento. Por eso el arbitro se debe brindar al mil por ciento, porque esos jugadores que hoy son nenes mañana serán Gladiadores, y que puedan aprender depende de como se aplique el reglamente y de que se respete el espiritu y la esencia de cada categoría.

Si un jugador da 2 pasos, pero le cobran camina está recibiendo un refuerzo negativo, y los jugadores jóvenes quizás se replanteen sus movimientos o modifiquen su accionar por una falta mal sancionada, lo que sería trágico como aprendizaje. Por supuesto que el árbitro también está en formación y tiene que aprender, por eso los entrenadores debemos colaborar con ellos. Reiteramos que la actitud del arbitro debe ser buena, y estar predispuesto para dirigir (llegar temprano, vestido adecuadamente y moverse en la cancha en búsqueda de estar cerca de las jugadas para poder decidir mejor). Entonces las cuestiones técnicas específicas como los pasos, doble, invasiones etc será un aprendizaje mutuo, tanto de jugadores como de arbitros.

Pero en lo que el arbitro no puede fallar porque no es una cuestión de apreciación, si no de mera observación directa, es en el cumplimiento de las modificaciones reglamentarias sobre las defensas abiertas y demás. El arbitro debe entender que en infantiles, si la marca es individual, cada defensor debe seguir a un atacante, y debe sancionar en contra al equipo infractor tantas veces como sea necesario, porque es fundamental que se cumpla la reglamentación. Si la defensa es 3-3 (creo que en infantiles es más rico individual, pero cada uno tendrá su opinión), debe chequear que la primera línea se encuentre más allá de los 9 metros y que sea realmente una defensa abierta y no un injerto que va yendo para atrás reduciendo los espacios que son tan necesarios para el aprendizaje de los chicos.

Si los arbitros no están al pie del cañón controlando que los equipos marquen individual, 3-3, que bajen a 3-2 cuando estén en inferioridad o que pongan solamente 3 jugadores en la barrera ante un tiro libre final no servirá para nada todo lo que se piense y se desarrolle para estas categorías. El arbitro es mucho más que un sonador de silbato, es protagonista en la formación y el aprendizaje, tiene mucho para enseñar y aportar, breguemos porque así sea. El partido de infantiles es EXACTAMENTE igual que el de Liga de Honor de importante, los jugadores merecen el mismo respeto y dedicación, para los chicos es SU partido, el evento que esperan toda la semana y para el cual se preparan con ilusión junto a sus amigos. Todos somos responsables de que así sea.

Bruno Ferrari

 

No comments yet.

Join the Conversation