Crecimiento Federal

La semana pasada se disputó en la Ciudad de San Carlos de Bariloche el Nacional de Clubes A de Cadetes, torneo que reunió a los mejores 12 equipos de las distintas provincias de nuestro país de las categorías ’96 – ’97.

Tuvimos el gusto quienes pudimos estar en esa hermosa ciudad de disfrutar de cinco días de muy buen handball, partidos cerrados en ambas ramas, y jugadores de mucha riqueza y calidad técnico – táctica.

He tenido la oportunidad de jugar varios torneos Nacionales en inferiores, y de dirigir algunos otros, y es visible como la brecha entre los equipos del interior y del ámbito metropolitano (por suerte) se va acortando. Y cada vez más, podemos observar jugadores y equipos de todas las provincias, que, gracias al trabajo de sus Entrenadores y supongo un poco también por este “boom” que tuvo nuestro deporte los últimos años, llegan a esta categorías con muy buen nivel y con la posibilidad de jugarle de igual a igual a equipos de FeMeBal.

Y no de casualidad tuvimos a Mendoza presente en las finales de ambas ramas, más un equipo más en Semis, equipos Cordobeses, de la misma Ciudad de Bariloche, de la provincia de Santa Cruz, o de la Federación Atlántica, haciendo grandes partidos entre sí, y contra los equipos de FeMeBal, que si bien otra vez se llevaron el primer lugar, cada vez tienen que transpirar más para lograrlo. Y estas Federaciones mencionadas ya se han adjudicado en los últimos años Nacionales B de Cadetes o de Juveniles también.

Los jugadores, algunos ya representándonos a nivel nacional con la Selección Argentina, ya poseen a pesar de su corta edad gran cantidad de herramientas técnicas para resolver situaciones de todo tipo, y físicamente presentan grandes condiciones para afrontar este tipo de competencias cortas e intensas.

Por suerte, a nivel Federal nuestro deporte crece. Necesitamos acompañarlo, nosotros los entrenadores con el “espíritu inquieto” y ganas de capacitarnos, y con dirigentes preocupados y ocupados en querer aprovechar la gran cantidad de chicos talentosos y entrenadores con gran vocación, para que el handball llegue cada vez más lejos. Material, tenemos de sobra.

Mariano Muñoz

No comments yet.

Join the Conversation