Fuera de las casillas

mini1Una cuestión que se debe tener muy en cuenta en la formación de los jugadores es la de no especializarlos en forma temprana, no encasillarlos en un puesto específico si no poder rotarlos de forma de darles experiencia de vivenciar varios puestos y que reciban la estimulación de aprender en más de un puesto (tantos como sea posible).

Hay muchos factores que sustentan esta teoría, una de ellas es que uno no puede conocer la proyección de un jugador. Por más que conozca la altura de sus padres y le parezca que jugará en tal o cual posición la verdad es que a los 12, 13 años lo que pasará en el futuro con ese jugador es una incognita. Un jugador puede medir 1,80 a los 14 años y podríamos pensar que estamos ante un futuro primera línea, ¿pero por qué no probarlo también como segunda línea? ¿y por qué no al arco?

Otra cuestión a tener en cuenta es que la calidad y la variedad de los desplazamientos en cada puesto son diferentes, si un chico toda su vida jugó de pivote es muy probable que desconozca el concepto de recibie en movimiento o que pueda jugar un 1vs1 interesante de frente al arco. El contacto con la pelota y la decisión que puede tomar un central es diferente del extremo. Cuando el jugador está en formación es necesario que reciba todos los estímulos como sea posible, de esta forma estará aprendiendo más y estaremos formando un jugador más completo, más peligroso y con más recursos.

También podríamos decir, esto a título meramente personal, que un jugador podría aburrirse de jugar toda su vida en el mismo puesto. No es lo mismo especializarse en Cadetes / Juveniles y luego jugar 10, 15 años en un puesto que hacero desde los 11 años. Nuestro deporte ofrece hermosas variantes en cada puesto, sería bueno que el jugador las vivencie todas.

Defensivamente es la misma historia, una vez que los chicos entran en un sistema defensivo deberían rotar por todos los puestos. El grado de responsabilidad, de desplazamientos y de toma de decisión no es igual en el exterior que en el centro, en el avanzado que en el líbero de un 3-2-1. Para formar un buen defensor es necesario que maneje conceptos amplios y variados.

La especialización temprana es uno de los errores más graves que se puede cometer en la formación de un jugador. La premisa siempre es divertirse y en esa búsqueda el jugador debe recibir estímulos en todos los sitios tanto de ataque como de defensa, seguramente estaremos contribuyendo a una mejor y más rica formación de ese futuro jugador de Handball.

No comments yet.

Join the Conversation