¿El huevo o la gallina?

Zemanta Related Posts ThumbnailDurante mucho tiempo en nuestro deporte se ha hecho practicamente un culto de la técnica individual, la capacidad de los jugadores de realizar correctamente los gestos técnicos propios del Handball. Una técnica depurada permite un lanzamiento potente y preciso, lo mismo pasa con el pase, la recepción, los desplazamientos, etc, etc.

Coincidiremos que un jugador dotado técnicamente tiene mucho potencial para poder rendir en gran forma, pero inmediatamente surge otro concepto tan importante como el anterior, la táctica individual. La táctica como ya la hemos definido con anterioridad no es más ni menos que la resolución de problemas que se presentan durante el partido recurriendo a un gesto técnico.

Si tuviéramos que definir que cosa es más importante que la otra, por ejemplo a la hora de planificar un entrenamiento, sería practicamente imposible. Si bien hay muchos entrenadores apasionados por el gesto técnico perfecto, capaces de corregir 2 cm de altura del codo y de repetir un ejercicio hasta el hartazgo, también los hay los que proponen al jugador inteligente y resolutivo.

La verdad es que son realidades indisociables y dependientes la una de la otra. Por ejemplo si un jugador ataca para lanzar, y su defensor par lo sale a tomar el pase de pique al pivote sería una solución táctica, pero a la vez un gesto técnico. Si el jugador sabe cuando utilizarlo pero no como hacerlo la situación fracasará, y si por el contrario tiene un gesto perfecto pero no reconoce el momento de ejecutarlo estará condenado al fracaso también.

Debut ChinoEstá claro que las actividades propuestas en los entrenamientos deben no sólo ser abiertas (posible de resolverse de más de una forma) si no que deben tener transferencia directa a la situación real de juego. No sirve de nada poner a un jugador frente a un cono a pasar de pique contra la pared, ¿en qué momento se dará eso durante un partido? Es posible realizar ciertos ejercicios correctivos analíticos, pero en momentos específicos de la formación y siempre con la conciencia de que se hace para mejorar una cosa determinada y no como práctica para el partido.

La técnica y la táctica son conceptos interdependientes, que se apoyan el uno en el otro y dan como resultante un buen jugador.

No comments yet.

Join the Conversation