En equipo se resuelve cualquier contratiempo

Debut Chino

De la misma forma que cuando pensamos en un gran jugador nos imaginamos a un fortachón saltando muy alto para meter un gol, o un movimiento sensacional de muñeca para lanzar una hermosa rosca llegamos a la falsa conclusión que el hecho de meter muchos goles está directamente relacionado con ser muy buen jugador, y a ciencia cierta no es así.

El gol es de las cosas más importantes que tiene el Handball, de eso no se duda, es el medio por el cual se ganan los partidos, de hecho todo lo que hacemos, los libros que leemos y los vídeos que miramos es para poder llegar a meter goles. Incluso algunos entrendores parten desde ahí para defender, la necesidad de EVITAR el gol.

Pero no es cierto, o no es directamente proporcional que un jugador que mete muchos goles sea el mejor de su equipo. En análisis apresurados o mirando estadísticas por arriba muchas veces llegamos a esa conclusión y decimos que fulanito es crack, porqueZemanta Related Posts Thumbnail metió 98 goles este año. Si realmente queremos saber si es crack debemos conocer la cantidad de lanzamientos que usó para conseguir esos 98 goles, si tiró 300 veces el porcentaje no lo ayuda, también hay que ver si es el jugador que lanza los penales. Acá se abre una nueva discusión, porque tirar los penales no es sencillo (está claro) pero a la vez el encargado de ejecutarlos tiene más posibilidades de meter goles que el resto de sus compañeros.

El Handball es un deporte de equipo, muy complejo y donde se deben sumar perfectamente los esfuerzos de todos para que las cosas salgan bien. Jugar en equipo es mucho más que entrar a la cancha con 6 compañeros más. Es saber entender cuál es la función de cada, que rol ocupa. Si el especialista defensivo pretende hacer muchos goles seguramente sea complicado, y si el extremo quiere ser el protagonista y armador del juego ofensivo también. El verdadero arte del Handball es entender qué cosa tiene que hacer cada uno, y sumar cada una de esas cuestiones además de una gran actitud y entrega para logra una sinergia inigualable. Si un equipo está comprometido más allá del rendimiento individual nada es imposible, si todos van por el objetivo dejando el ego de lado muchas veces 1 + 1 resulta 3.

Quizás las tías o abuelos que van a ver los partidos crean que esa chica que mete un montón de goles es la estrella, y está bien que así sea porque no entienden la esencia del deporte. Pero nosotros que amamos el Handball debemos ver que hay una pivote que bloquea y mete pantallas para que su compañera pueda tirar, y que tiene dos compañeras que defienden como unas bestias, realizando un trabajo igual de importante pero mucho menos vistoso. Y más aún, habrá muchas que jueguen circunstancialmente pocos minutos, pero en la semana dejan la vida para que el entrenamiento sea bueno y así mejorar al equipo.

Si no entendemos esto realmente no jugamos el Handball, somos tenistas adentro de una cancha de 40 x 20. El que mete goles es importante, pero el que defiende de uno también lo es, y el arquero suplente que juega poco pero entrena siempre es igual de importante ¿Qué meter un gol es una sensación inigualable? Seguro, pero dentro de un esquema colectivo es nada más que una circunstancia que ayuda al equipo a llegar a un objetivo.

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation