Colegio Supercampeón

peladoEn un final no apto para cardíacos el Colegio Ward se quedó con el título de fin de año al derrotar a Ballester por 22 a 21. Cerrando una magnífica temporada donde consiguió Apertura, Nacional y Súper 4 los conducidos por Rodolfo Jung pueden vacacionar y soñar con el tan anhelado Panamericano de Clubes.

De un tiempo a esta parte el Colegio Ward de Ramos Mejía bajo la conducción de Pucho Jung se ha convertido en animador de todos los torneos y está llamado a entrar en la historia grande del Handball argentino. Esta vez superó a Ballester en un partido tan frénetico como cerrado e intenso.

En un comienzo la defensa de Ballester no estuvo tan sólida como el sábado pese a las grandes intervenciones de su arquero Leo Maciel, Ward sin hacer gran cosa pero subiendo rápido y bien la pelota se las ingeniaba para mandar en el marcador, respaldado por la gran actuación de Cristian Canzoniero y un comienzo goleador de Luciano Roldán.

Ballester fue combinando mejor el ataque, ajustó la defensa con Mariné y Cánepa en el centro y siempre se mantuvo a tiro del encuentro. Fiel a su estilo de subir rápido incluso el contragol los de Elio Fernandez corrieron y corrieron. De alguna manera Ward entró en el ritmo frenético y comenzaron a cambiar golpe por golpe, como esas películas sangrientas de boxeo.

Andrés Kogovsek desafiando a la fisiología corrió, metió y luchó como cuando era juvenil, un jugador próximo a cumplir los 40 años que está más vigente que nunca, deseamos fervientemente que juegue para siempre, un tipo que con solo entrar a la cancha nos enseña a todos como es esto del Handball.

El partido era parejísmo, Cristian Canzoniero fue descalificado por protestar y fue el momento del ingreso del pelado Rodriguez Rosas que no sólo paró el penal si no que tuvo dos paradas consecutivas más. A partir de ahí la figura de Lucas se agigantó y fue determinante para que Colegio siguiera mandando en el marcador. Maciel en el arco de enfrente no se quedaba atras y tenía paradas tan espectaculares como decisivas. Mariné y Kogovsek llevaban adelante a Ballester haciendo gala de toda su experiencia, Santi Cánepa regaló una tendida espectacular a 2 minutos del cierre desde 7 metros y el Colo Vainstein como siempre agarró la lanza y fue contra todos para lograr que su club se mantenga en partido.

Con 55 segundos por jugar y empatados en 21 Elio Fernandez pidió Time Out, la idea era clara, jugar, consumir segundos y tener una buena opción lo más cerca del cierre posible. Sin embargo el ataque rojo se ensució hasta perder la pelota por pasos de Souto Cueto, con 10 segundos Ward lanzó una contra fulminante que culminó en gol de Cantore.

Ward cierra un año increíble, consiguiendo el Apertura, el Nacional con la consecuente y anhelada clasificación al Panamericano de Clubes y ahora el Super 4. La final jugada entre los dos mejores equipos del momento, que viva el Handball.

No comments yet.

Join the Conversation