El deporte que no miramos

Zemanta Related Posts ThumbnailRecuerdo en la época que la TV Pública era ATC había un programa titulado «El país que no miramos» donde el conductor paseaba por destinos inhospitos y rincones desconocidos u olvidados de nuestra querida República Argentina. Estos Juegos Odesur me recordaron a aquel programa de los 90, un deporte que quedó en el anonimato, quitándole la posibilidad a los amantes del Handball de ser testigos de un hermoso torneo, de excelentes jugadores/as y de vibrar con las finales o los clásicos sudamericanos.

Zemanta Related Posts ThumbnailLos Juegos Odesur ya presentan la particularidad de que por el momento de su disputa es complicado para los jugadores de asistir, puesto que no está incluido en el calendario y todos los clubes se encuentran con compromisos importantes. De esta forma la participación o no de los jugadores profesionales queda supeditada a la buena voluntad de los clubes que le pagan el sueldo, entonces por ejemplo Marco Oneto el gran emblema de la selección local hizo un gran esfuerzo por poder estar presente, Salinas iba a venir solo para jugar un partido, lo que demuestra que los dirigidos por Fernando Capurro tuvieron voluntad total de ayudar a su querida roja.
Los brasileros pudieron llevar a Patrianova de Naturhouse y a Valadao de Guadalajara, mientras que los profesionales que juegan en Brasil como Maik o Zeba pudieron viajar sin problemas.

Para nuestros Gladiadores la cosa fue totalmente diferente, se sabía que por la fecha y por los compromisos de los clubes europeos sería más que complejo que los «extranjeros» pudieran acudir, y dicho y hecho, los Simonet, Schulz y Carou por mencionar a algunos tuvieron que quedarse en sus clubes sin poder ponerse la celeste y blanca.

Pero como si la merma de los jugadores no fuera suficiente el Handball de los Odesur no se disputó en Santiago, si no en Viña del Mar y no fue televisado. Año 2014, donde hay un gol de chilena en Tailandia y a los 3 minutos se puede ver en Uruguay por twitter o facebook, sin embargo el balonmano no se vería en pantalla chica. Nuestro entrañable amigo Hernan De Lorenzi había anunciado hace un tiempo la presencia que su programa de radio «Handball de Primera» cruzaría la cordillera, lo que en un primer momento fue una grata noticia se convirtió en la única forma de seguir las alternativas del 40×20.

El torneo comenzó y todos albergábamos la posibilidad de que en las semis finales aparecieran los camiones para televisar, sin embargo nada. Fue el turno de las chicas haciendo historia y nada de nada, mendigando y apelando a la buena voluntad se pudo conseguir el video del encuentro, pero la verdad es que seguimos las alternativas con auriculares y la voz de Hernán.

El Domingo fue el colmo, el partido fue todo lo que se esperaba, vibrante, parejo, intenso, con suplementario y no había otra forma de enterarse que sufriendo en la radio oMena delante de la computadora, y nosotros lo vemos desde este lado, con la camiseta celeste y blanca puesta. pero ¿Qué piensan los chilenos que se quedaron sin ver a SU selección? Los familiares de los jugadores que no pudieron ir a Viña debieron enterarse por redes sociales o de primera mano, ya que la cobertura periodistica dejó bastante que desear también.
¿Y los brasieños? Fueron campeones en ambas ramas y se enteraron por un medio argentino o por twitter, su equipo campeón del mundo quedó relegado y terminaron escuchando un relato en un idioma que no entienden del todo, sencillamente inconcebible, ni el peor enemigo del Handball podría haber soñado con un escenario de anonimato tal.

Independientemente de la organización local, que me parece sumamente deficiente, me resulta incomprensible como desde el seno del Handball se permite que un torneo con jugadores tan prestigiosos quede en la sombra total. Si queremos que el Handball crezca, que mejore, que se difunda no se puede no transmitir un Argentina – Brasil, o sea ¿Qué mejor espectáculo que el súper clásico de las Americas? Si un pibe estaba con ganas de hacer deporte después de ver atajar a Maik y al Negro Garcia salía coriendo para el club, porque convengamos algo, si bien Handball de Primera explotó y tuvo record de audiencia sólo fuimos los apasionados por el Handball los que nos calzamos los auriculares, a ningún ciudadano común se le hubiera cruzado por la cabeza bucear en internet para llegar al link de cien radios, pero seguramente si a las 19 mientras preparaban la cena, o esperaban el nuevo encuentro de futbol si el zapping los hubiera encontrado con el duelo Gladiadores-verdeamarelhos seguro se hubieran quedad, al menos un rato, y el partido los hubiera atrapado. Pero no fue así, otra oportunidad que el Handball deja pasar, y van…

No comments yet.

Join the Conversation