Al tun tun

mex1Si hacemos un análisis profundo y objetivo de como entrenan los chicos y jóvenes en nuestro país podríamos concluir que en general se da de forma bastante caótica.
Con esto no critico el trabajo de nadie ni me refiero a ninguna situación en particular, simplemente pienso en la generalidad de cualquier club de Argentina, en el que las cosas se van dando como se puede, en la vorágine del día a día y en la mayoría de los casos sin una planificación argumentada si no sumando voluntades y ganas de quienes le pongan el cuerpo al amateurismo más extremo.

Hay dos factores que inciden tremendamente en la falta de planificación y en este caos de entrenamiento. El primero el afán por ganar en las categorías de base, en mayor o menor medida en muchas instituciones sucede y es un tema que hemos tocado hasta el hartazgo, sobre todo en la saga de post “Aprender a perder”. Este deseo de obtener resultados en una etapa donde la formación del jugador es lo importante genera una alteración en los contenidos que un chico/a debería tener desde los 10 hasta los 15 años. La formación táctica es más relevante que la técnica y así es como luego los jugadores/as llegan a adultos con falencias graves en cuestiones muy básicas como la postura defensiva, el perfil para defender y tantos otros.

Y el otro factor es la falta de planificación y capacitación de los entrenadores a cargo de las inferiores, y reitero que no es desmedro de los profesores que le ponen empeño y probablemente la mayoría de los errores son cometidos sin ninguna conciencia, si no que son dos situaciones que se retroalimentan. Si en un club hay planificación del trabajo, si se consulta con Profesores de Educación Física y Entrenadores seguramente se pueda elaborar un plan de trabajo serio y coherente. Pero en la mayoría de los clubes no sucede, y no es que no sucede por desidia del club, no se da porque el Handball argentino es hoy un deporte que no tiene ningún apoyo científico ni profesional. No se dictan cursos de capacitación ni para entrenadores ni para dirigentes. Los padres que se acercan al club para colaborar lo hacen con su mejor intención y muchas veces poniendo el único tiempo libre del que disponen, con el único objetivo de generar un espacio mejor para que sus hijos jueguen. Sin embargo muchas veces por más voluntad que se tenga no alcanza para cubrir las situaciones que se dan a diario en una institución deportiva.

La dosificación de las cargas, la regulación del esfuerzo, la distribución de los contenidos según edades y momentos del año y la planificación del trabajo anual son conceptos fundamentales y no pueden ser pasados por alto. Sin embargo en nuestros queridos clubes brillan por su ausencia (reitero por enésima vez que no por mala voluntad). Esto es lo que genera tantas lesiones, sumado a las superficies donde se juega en su mayoría duras y desaconsejadas para la práctica de un deporte de impacto como el Handball.

Mientras sigamos en esta penumbra científica será complejo que se den avances significativos. Es cierto que pese a todo hay clubes que trabajan muy bien, ya son varios los que apuestan con sacrificio económico a la figura del “coordinador deportivo” que regula y supervisa el trabajo, pero son siempre voluntades particulares, no hay una estructuración ni una obligación de planificar o seguir determinados lineamientos a la hora de preparar a los chicos.

Sería ideal que las correspondientes federaciones dicten cursos de capacitación para entrenadores y para dirigentes. Una vez aclaradas las bases del trabajo en cada categoría también se podrían aunar criterios sobre que cosas trabajar en cada etapa, y de esta forma ir buscando el perfil del jugador argentino, el jugador que llega a mayores ¿con qué conceptos llega? ¿tenemos hoy una idea de eso o se va dando como decía mi mamá “al tun tun”?

Son situaciones que no pueden ser pasadas por alto si queremos que el Handball deje de ser un deporte “raro” o ese “fútbol con la mano que jugamos en gimnasia”.

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

There are 1 comments. Add yours

  1. 31st mayo 2015 | gabriela says: Responder
    Explicar las posibles acciones y las acciones en falta segun el reglamento.Es para un trabajo practico..

Join the Conversation