Tongo Mundial

ausHace un tiempo en un post de esos que me encantan analizabamos el recambio que han tenido varias de las selecciones top del mundo. Concluyendo por ejemplo que el trabajo de Croacia es practicamente perfecto teniendo siempre jugadores de gran nivel por puesto y apareciendo jóvenes para la renovación, es cierto que quizás en Vori no encuentre aún un reemplazante del nivel adecuado, pero en líneas generales su línea de trabajo es impecable y basta con recordar: Goluza – Balic – Duvjnak, Smailagic – Dzomba – Cupic, etc.
La cuestión a la que hace referencia el post también era a lo complejo que le resultó a Alemania formar un nuevo equipo competitivo luego de aquel ¿polémico? Mundial ganado como local en 2007. Y justamente esa falta de recambio lo llevó a estar fuera de las medallas de los torneos importantes en los últimos años y no sólo eso, si no se ha quedado afuera de torneos en los que era asiduo participante como los Juegos Olímpicos, el último Europeo y sin ir más lejos el próximo Mundial de Qatar.

Alemania debía jugar un repechaje mano a mano con Polonia, un equipo que ha crecido y mantenido su nivel en los últimos tiempos y como era de esperarse en lo que es un clásico con condimentos políticos y geográficos la victoria fue para los polacos (curiosa y paradojicamente con entrenador alemán). El resultado era un nuevo cachetazo al Hanbdall teutón, con salida de entrenador incluida y lograba el triple fiasco ya que se quedaba sin Mundial 2015 tras mirar desde afuera el Euro de Dinamarca y los JJOO 2012.

Pero así como los petrodolares logran que los jugadores jueguen en ligas ignotas o incluso se nacionalicen qataríes, en esta ocasión la IHF en su consejo (reunión) celebrada en Zagreb, Croacia, decidió excluir a Australia del Mundial y otorgarle una «Wild Card» a Alemania por ser el país mejor ubicado en el último Mundial entre los no clasificados. Cosa que le salió redonda porque en el Mundial 2011 había quedado bastante más atrás en la ubicación general.

El motivo que argumenta la IHF es que la Federación de Oceanía no está reconocida por la IHF por ende no puede tener participante en la competición ecuménica. Y aquí es donde la indignación crece y se multiplica, ya que el argumento se desbarata facilmente respondiendo a estas sencillas preguntas, Si la Federación no está reconocida ¿Cómo viene participando hace tantos Mundiales Australia? (En 2005 jugó contra Argentina) ¿Por qué se disputan los torneos clasificatorios en Oceanía? Que dicho sea de paso tienen que pagar de su bolsillo los jugadores ya que es tan amateur como aqui, imaginense a los australianos cancelando trabajo y estudios para ir a Nueva Zelanda a disputar un duro play off y luego encontrarse depslazado de un plumazo. ¿Por qué hay un representante australiano en la Super Globe? (en el que jugará un argentino) y también ¿por qué juega Australia el Mundial de Beach Handball?

Otra pregunta ¿Hubo alguna vez algún caso de «Wild Card» en Mundiales? Nosotros creemos que no, si los hay en torneos como la Champions, pero están perfectamente anunciados y justificados, esto es muy distinto.

Está claro que la IHF tampoco puede decir «como Alemania tiene la mejor liga del mundo, es el lugar donde más profesionalmente se juega y practicamente una religión no podemos ver un mundial sin ellos», pero realmente este manoseo es descarado. Además de contradecir su política de desarrollar el Handball a nivel mundial, si hay algo que necesita Asutralia para desarrollarse es seguir participando en torneos mundiales, Han demostrado en deportes como el Rugby que son muy buenos, sólo les hace falta ayuda, desarrollo e infraestructura. Esta decisión atrasa mil años y va contra el espiritu del deporte. Los canguros pierden canallescamente en un escritorio lo que se ganaron en la cancha.

No comments yet.

Join the Conversation