La gran final

Qatar 2015 M80 QAT vs GERMañana será el gran día, ese momento que nos tiene a todos tan expectantes como emocionados. Será el gran día de la final. Este Mundial inolvidable, que marcará un antes y un después por tantas cuestiones verá su ocaso cuando los locales reciban a Los Indestructibles.
Pase lo que pase será un hito histórico, para Francia será la posibilidad de reafirmar su histórica gesta, logrando un campeonato Mundial fuera de Europa. Para Qatar claro está, es la posibilidad de hacer historia total, un conjunto que jamás había pasado de ronda de repente se encuentra en la final del mundo.

Los locales sólo cayeron en la zona con España, lo que los mandó a cruzar con Austria, donde ganaron un partido holgado y con algunas críticas al arbitraje. Luego enfrentaron a Alemania en cuartos de final en un partido tremendo, por lo de adentro y por lo de afuera, los dos equipos más apuntados y criticados del evento se veían las caras y sólo quedaría uno. El partido fue parejo pero se lo llevó Qatar con un planteo sensacional de Valero Rivera y un Saric endemoniado. En las semis recibían a Polonia, un equipo que prometía buen rendimiento pero sin duda llegó más allá de lo pensado, eliminando a una tibia Croacia en cuartos y a una desconocida Suecia.
El partido nuevamente fue vibrante con un Michael Jurecki de ensueño, parecía que a Qatar le pesaba la localía, pero sin embargo y pese a no contar con Rafael Capote afuera por una molestia en la pantorrilla derecha los de Valero Rivera liderados brillantemente por Saric nuevamente se llevaron una victoria épica para el balonmano qatarí. Los polacos terminaron haciendo gestos a los árbitros, pero con sólo 4 atajas y una defensa por lo menos cuestionable no estuvieron a la altura de las circunstancias.

Les bleus cumplieron con su misión de ganar el grupo, pese a algunas dudas tras el duro encuentro con Egipto que ganó por 4 goles pero tuvo que sufrir y el empate ante Islandia en 26, es más durante gran tramo del partido los suecos iban ganando y mandaban a los galos al otro lado del cuadro. Sin embargo un enorme Karabatic y toda la experiencia ganaron el partido. En octavos ganaron a Argentina y en cuartos a Eslovenia, ambos partidos se rompieron rápido y pudo rotar. La semi con España fue sin duda el mejor partido del torneo y probablemente lo sea aún después de la final. Francia lució muy sólida en defensa y con un Omeyer como el de las mejores épocas.
En un partido fabuloso y digno de analizar los de Onestá supieron llevar y cerrar el partido, los Hispanos perdían su chance de defender el título mundial.

Mañana chocan dos equipos muy diferentes, uno histórico y consolidado como el francés que pese al recambio mantiene su base histórica con jugadores como Karabatic, Narcisse, Omeyer y Guigou. Por el otro lado llega Qatar, un equipo producto del genio de Valero Rivera, quien plantea los partidos a la perfección, respaldado por dos arqueros de nivel mundial, dos lanzadores temibles como Capote y Markovic que se complementan a la perfección con los pivotes Borja y Benali.

Será un partido para alquilar balcones, donde la cancha llena jugará a favor o en contra de los locales, la experiencia está del lado de Francia, Qatar y su chance histórica de hacer historia, siempre bajo la sombra de algunas ayudas y de ser un equipo más parecido a un club que a una selección.

No comments yet.

Join the Conversation