La hora del zarpazo

EquipoA lo largo de los años hemos visto como la selección Argentina femenina iba dando pequeños pasos hacia adelante en busca de una performance internacional más sólida. Pârticularmente creo que ESTE es el momento más importante en la historia del Handball femenino argentino, se conjugan varios factores prácticamente únicos.

El plantel y el cuerpo técnico:

El equipo argentino cuenta entre sus filas con grandes jugadoras, de las mejores que ha dado nuestro país. La dupla de arqueras es una garantía, Valentina Kogan y Marysol Carratú conjugan experiencia, títulos en sus clubes y mucha capacidad. Antonela Mena es una jugadora que no ha seguido su carrera en el 1antoexterior sólo por decisión propia, capacidad le sobra, la mejor defensora de Argentina y con un 1vs1 en el pivote de nivel internacional, capaz de jugar de igual a igual con las brasileras y con una humildad asombrosa es toda una garantía en un partido difícil.
Luciana Mendoza está en un gran momento, la zurda súper desequilibrante tiene mucha capacidad de gol y 1vs1.
Podríamos describir a todo el plantel obviamente, también Crivelli llega en un gran momento y sin duda Elke Karsten dejó de ser una promesa para convertirse en una grata realidad, la chica de Quilmes es el diamante del handball  femenino y superó con creces una grave lesión que la alejó de las canchas el año pasado.

Eduardo Peruchena y Gustavo Sciglitano han combinado la capacidad de manejar el grupo y toda su capacidad deportiva, tras algunas situaciones tempestivas el grupo necesitaba justamente esto, una dupla que las entienda, que las acompañe y les exija ser mejores, es de esta forma que han logrado ir elevando el nivel torneo a torneo, llegando a la cima en los Odesur cuando tuvieron knock out a las campeonas del mundo y se quedaron con un empate que valía oro.

La plaza extra

Es sabido que a las chicas argentinas les toca ser contemporáneas del mejor equipo brasilero de la historia, campeonas del mundo y con serias chances de medalla en Rio (sus Juegos), las de Morten Soubak están en la cima del handball femenino mundial. Al realizarse los Juegos Olímpicos en Rio de Janeiro habrá una plaza extra para América, esto hace que las chicas argentinas diriman su boleto olímpico ante Cuba. Para eso deberán ganar su grupo para evitar el cruce con Brasil en semi finales. El conjunto dirigido por Peruchena se enfrenta a Cuba el sábado 18 y se juega su pasaje a Rio de Janeiro en ese partido. El antecedente inmediato es el del Panamericano jugado justamente en Cuba donde las locales se quedaron con el partido. Sin duda no hace mella en las chances argentinas, me animo a decir que ese video jugará a favor de la Garra para poder hacerlo mejor. No hay equivalencias entre el marco y el arbitraje de aquel partido con lo que será este, las chicas tienen las chances intactas de ser olímpicas.

 

Todos para ellas

Este año la Femebal tomó una medida extraordinaria modificando el sistema de descensos en pos de que los clubes cedan a las jugadoras y estas puedan dedicarse de lleno a la Selección postergando la competencia local. Ni bien nos enteramos manifestamos nuestro apoyo, está claro que esta oportunidad de la plaza extra hace que sea necesario volcar todos los esfuerzos necesarios en pos de que la Selección logre el pasaje a Rio.

 

Todo esto conjuga una atmósfera única e inigualable, la Garra está ante la chance histórica de concurrir a un Juego Olímpico, un viejo anhelo del Handball argentino que los varones consiguieron en la pasada edición, y por qué no soñar con una doble clasificación para esta edición. Todos estamos tras este sueño, y creanme que este equipo y este cuerpo técnico lo merece ampliamente.

No comments yet.

Join the Conversation