La Garra puso primera

1argEl primer partido siempre es complicado, pero cuando se busca un objetivo histórico lo es mucho más. Argentina enfrentaba a Uruguay y a la vez se enfrnetaba a si mismo, ese momento tan esperado había llegado, la hora de poner en la cancha tantas horas de entrenamiento por fin se daba, La Garra argentina salía a la cancha para dar el primero de sus pasos buscando la gloria olímpica.

El partido básicamente se puede resumir en dos momentos, el comienzo donde Uruguay defendió 6:0 y se vio lo mejor de las chicas en ataque, con una gran movilidad de pelota, asistencia al pivote donde Mena recibía y obligaba penales y exclusiones y sobre todo del lado derecho con Mendoza y Haro llegaban los goles. La defensa para aplaudir de pie, un 6:0 super agresivo con los terceros llegando hasta fuera de 9 metros para contactar a la primera línea charrúa, los exteriores disuadiendo permanentemente y robando muchas pelotas daban un panorama arrollador. Como si esto fuera poco cuando la defensa perdía (muy pocas veces) aparecía la humanidad de Valentina Kogan, una competidora nata, cerrando todos los caminos a las celestes. Fue de esta forma que las chicas conducidas por Eduardo Peruchena lograron un parcial de 11- y luego d 13-3, permitiendo muy pocos goles.
Argentina salía disparada en base a su gran defensa, si no era de contra directa era sosteniendo la primera oleada, con unas trayectorias violentas que alcanzaban la mayoría de las veces los 6 metros o la progresión para los extremos. Las chicas se mostraban muy sólidas y motivadas, un placer verlas jugar en ese nivel.

El segundo momento del partido se dio cuando Uruguay salió a presionar, 4:2 y 3:3 y de esta forma generó muchas pérdidas de pelotas en las jugadoras argentinas. Por supuesto que esto estaba previsto por el cuerpo técnico, el ingreso de Macarena Sans es una clara muestra, con caraterísticas diferentes preveía más movilidad y apoyos entre líneas para superar el escollo de la disuasión uruguaya. Sin embargo los errores se sucedieron y Uruguay pudo recortar la brecha.
En este punto también hay que ser realista, el resultado JAMAS corrió peligro y si bien no eran los 9 goles de los primeros 20 minutos La Garra siempre dominó el marcador. Sería muy iluso pensar que un equipo va a ganar por 20 goles su primer encuentro, sobre todo ante un equipo que si bien hoy por hoy es menos que Argentina tiene una larguísima tradición en Handball femenino y una actitud tremenda.

MenaClaramente ahora viene lo mejor, el partido para el que este equipo se ha venido preparando y muy duro desde hace 4 años. Cuba saldrá a plantear una defensa muy similar a la de Uruguay en el segundo timpo, pero con el aliciente de que las caribeñas son superiores fisicamente y defienden aún mejor, sobre todo en el 1vs1. El partido de Argentina en ataque pasará por ser paciente, esperar los desmarques, jugar con amagues de pases y trayectorias falsas para perforar el sistema. Sería bueno también poder mantener a Antonela Mena en el ataque (a menos que se la quiera preservar para defensa donde es muy importante), quizás hasta como primera línea para desdoblar y luego jugar 2:4 , pero claro que son suposiciones hasta irrespetuosas. Si algo quedó claro ayer es que detrás de este equipo hay horas y horas de trabajo, la defensa con situaciones de ayuda, deslizamiento y coberturas fue una obra de arte.

Argentina desde lo táctico es mucho más que Cuba, deberá plantear un escenario con defensa muy dura y salida de contra y ataques cuasi eternos con buena toma de decisión, no será fácil pero las chicas pueden lograrlo. Lo bueno es que fue un ensayo importante para lo que viene.
Otro punto extra deportivo que no quisiera dejar de destacar es el nivel de difusión que tuvo el partido y la victoria Argentina, un movimiento en redes sociales que sólo vivimos con el Mundial de Qatar y los Gladiadores, todo el mundo con las chicas, a seguir así.

Bruno Ferrari

No comments yet.

Join the Conversation