Premio o castigo

2cbaYo me lo pregunto hace un tiempo. Por supuesto que estos torneos motivan mucho a los jugadores, clasificar a un nacional implica haber obtenido un buen resultado en su federación y por lo tanto representar a la misma a nivel nacional.

COSTOS.

Ahí comienza el problema de representar a una institución a nivel nacional. El jugador generalmente debe costear casi todos los gastos que el torneo requiere:

  • Inscripción: que ronda entre 4500 pesos a 5200 según la categoría
  • Traslados
  • Alojamiento
  • Alimentación
  • Gastos extras (Lo que suma aproximadamente entre 4000 a 5000 pesos por jugador dependiendo la distancia y forma en que uno se aloje)

COMPETENCIA.

Salvo en el nacional de adultos A, la competencia se resuelve “economizando” en cantidad de partidos, debido a que se clasifican muchos equipos.

En un nacional B o C se puede llegar a tener 18 equipos. Para eso se hacen zonas de 3 equipos, donde muchas veces con sólo perder el primer partido, ya quedas afuera de toda lucha por los lugares de privilegio.

Además este sistema también se utiliza en menores, donde todos sabemos que quieren jugar mucho y terminan jugando un partido por día, lo que les resulta insuficiente.

INFRAESTRUCTURA.

Este también es un tema muy conflictivo, en muchos casos se juega en canchas con dimensiones mínimas con superficies inadecuadas, lo que transforma la competencia en un riesgo para los jugadores.

OBJETIVO DE ESTOS TORNEOS.

Creo que acá radica todo el problema, ¿para qué se hacen estos torneos?

Si el objetivo es PROMOCIONAR, se tendría que hacer con costos más adecuados, las organizaciones deberían conseguir alojamientos más accesibles y no lucrar con los mismos. Promocionar es facilitar y todos sabemos lo que cuesta participar.

Si el objetivo es MEJORAR EL NIVEL, la competencia e infraestructura no está de acuerdo con el objetivo.

Sabemos bien que para elevar el nivel se debe jugar mucho a un nivel parejo o superior al que uno tiene y haciendo zonas de tres equipos, reduciendo la cantidad de partidos, y, en muchos casos, invitando equipos, el nivel se torna muy dispar y evita mejorar.

Si el objetivo es RECAUDAR, ahí sí se cumple el objetivo.

Supongamos un torneo de 16 equipos, con una inscripción de 4500 pesos: se recaudan unos 144.000 1cbapesos.

Una salvedad: tengamos en cuenta que los árbitros van casi gratis por que son “evaluados” y los directores de torneos, que se alojan en hoteles jerarquizados y se trasladan en avión, son solventados por la organización.

REFLEXIÓN.

Desde mi humilde opinión, se deberían revisar las competencias nacionales. Tanto nacionales de clubes, como Argentinos de selecciones (en otro momento podríamos analizarlo)

  • El objetivo debería ser el de promocionar nuestro deporte y mejorar el nivel de juego. Se debería trabajar mucho en difusión, controlar la infraestructura y nivelar la competencia.
  • Mínimo un equipo debería jugar 5 partidos de buen nivel.
  • Evitar realizar torneos de más de 12 equipos. Es inaceptable jugar torneos de 18 o 19 equipos con equipos invitados que no pueden clasificar ni suman puntos, pero pagan la inscripción igual que los demás. Esto se debería eliminar.
  • En menores se deberián hacer encuentros donde los chicos vivan una fiesta del handball, y no que jueguen con el mismo sistema que los adultos -donde el resultado pasa a ser lo mas importante-.
  • Por ultimo, creo que los dirigentes de las federaciones tienen que defender a sus clubes y sobre todo a sus jugadores.

Como estará de mal el sistema, que el que más paga, se aloja peor, come peor y viaja en peores condiciones que los que viven de este deporte.

There are 1 comments. Add yours

  1. 12th septiembre 2016 | paolo says: Responder
    muy buena nota, la gran diferencia acá es que cuestionas los modos de operar y la toma de decisiones, cosa que pasa muy poco en el ambiente especializado. Tal vez cuando las dirigencias deje de pensar en su conveniencia personal, el handball argentino va a cambiar

Join the Conversation