La fractura de todos

Vicente LopezLos slogan deportivos han llegado a extremos insospechados “dejá todo”, “cada pelota como si fuera la última” y demás frases motivadoras que nos incitan más que a jugar en nuestro equipo a comprarle ropa a Nike o Adidas, pero el hecho claro es que si hay algo que no se puede dejar en la cancha es la vida, puesto que se acabaría el deporte en poco tiempo.

Ya hemos pasado como jugadores por situaciones muy desagradables, y hemos dado el debate sobre la necesidad de tener desfibriladores en cada cancha, como los debería haber en cada escuela, centro comercial o lugar donde hay volúmenes de gente importante, y no solamente en los lugares donde se puedan comprar.

Sin embargo ayer la tragedia nuevamente nos dejó un aviso de visita, durante el día inaugural del Super 7 femenino de Liga de Honor, la jugadora de Cideco Florencia Dieguez sufrió la fractura del cúbito y el radio, estuvo 20 minutos tirada en el piso sin recibir más atención que la buena voluntad de los presentes.
Un torneo del que participan jugadoras que estarán en los Juegos de Rio, que tiene streaming en vivo y se juega en un estadio renovado y puesto casi a nuevo NO cuenta ni con médico en cancha ni con una ambulancia presta a salir ante una eventualidad.

¿Es sólo falta de recursos? ¿O se está poniendo la mira en otro lado? Porque pareciera que seguimos sin entender que lo más importante de todo esto tan lindo que es el handball SON LOS JUGADORES, porque sin ellos no hay entrenadores, no hay dirigentes, no hay árbitros ni clubes. Y no sólo tenemos que velar por los jugadores de elite, por cualquiera, como derecho humano, cualquier persona que entre a una cancha de Handball debería hacerlo con la tranquilidad que ante una eventualidad no va a dejar su vida en el parquet, o en el duro cemento.

Y ojo que no es un tirón de orejas para los dirigentes, se bien que no soy quien ni nadie para opinar como se deberían esgrimir los destinos del Handball nacional, es un llamado a la solidaridad para todos los jugadores también. Ayer a la noche no se debería haber hablado de otra cosa que de la lesión de Florencia, porque cualquiera de nosotros podría haber tenido la misma suerte, es más nos puede pasar hoy, el fin de semana que viene, o el 19-20 cuando arranque el torneo de Femebal.
Los jugadores no hemos logrado agremiarnos para luchar por nuestros derechos, seguimos penando por condiciones de juego dignas, pero ni siquiera tenemos el gesto humano de protestar cuando las cosas están mal, y no hablamos de un fixture o de un horario complicado, hablamos de qudarnos con el codo en la mano en pleno partido y quedar a la deriva. Cualquiera de nosotros se podría haber fracturado ayer, es más, yo diría que TODOS nos hemos fracturado ayer, a ver que medidas tomamos a partir de hoy.

Que el handball no sea profesional y que esté a años luz de serlo no tiene que significar que tengamos que jugar en condiciones precámbricas. Si queremos realmente dar un paso adelante y crecer debemos procurar que los jugadores estén seguros. ¿Qué madre mandaría a su hijito de 10 años a hacer un deporte que no cuenta con ningún tipo de coberutra? Porque si no pagás el seguro de femebal no jugás, pero si te quedas con el brazo en la mano en una cancha, en un torneo organizado por la misma federación, bueno que dios te ayude.

Yo creo que ayer fue un llamado de atención, afortunadamente la jugadora tuvo una fractura y no un paro cardíaco, porque claro que la ambulancia no hubiera evitado la lesión, ni el médico la iba a atajar en el aire, pero una cosa son las lesiones e incluso las tragedias que pùeden ocurrir lamentablemente durante la práctica deportiva, y otra muy distinta es no entender que hay que garantizar un marco mínimo para poder hacerlo.

Seamos más solidarios, cuidémonos entre nosotros, exijamos jugar en condiciones adecuadas, tenemos derecho.

Bruno Ferrari

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation