Cuando Disney es acá

1logoNo hay duda de que el Handball necesita más difusión, en nuestro continente aún es un deporte bastante desconocido. La Confederación Argentina de Handball ha tenido acciones notables en pos de la exposición, como la visita de Francia o la gran organización del Panamericano 2012.
Esta vez la CAH redobla la apuesta, el Panamericano de Selecciones, torneo más prestigioso del continente y que ofrecerá 3 plazas para el mundial de Francia se disputará nada menos que en Tecnópolis.

La noticia es más que grata, el predio ubicado en Villa Martelli es de fácil acceso y tiene una ubicación priviegiada y podríamos decir que equidistante para todos los que quieran asistir, cosa que en el torneo anterior realizado en Almirante Brown quedaba un poco a trasmano. Esto no es para nada un dato menor, la posibilidad de que sea accesible es FUNDAMENTAL, la mejor forma de acercar nuestro deporte a la gente es hacerlo fácil y a la vista de todos, seguramente sumado a las estrategias de difusión y publicidades que se anuncian para dentro de poco no sería raro pensar en llenar la cancha, que se anuncia con capacidad para 10 mil espectadores.

Otra cuestión no menor es que ya se han realizado exitosos eventos deportivos en el predio como la Copa Davis o el Torneo Internacional de Basquet donde participó la generación dorada. Esto pone a los Gladiadores a la altura de lo mejor del deporte nacional y posiciona al Handball codo a codo con deportes de mayor convocatoria.

Independientemente de cualquier resultado deportivo está claro que la gestión de Tecnópolis es un paso adelante para el Handball argentino, no hubo nada parecido, quizás aquel torneo en el Luna Park de los años 80, pero esto sin duda con la tecnología y las redes sociales tendrá una difusión absolutamente inigualable.

Celebramos este tipo de eventos y estamos convencidos de que ayudará y mucho a conseguir que mucha gente se acerque a nuestro deporte y a que los que lo amamos podamos disfrutarlo en su máxima expresión.1tecno

No comments yet.

Join the Conversation