Escupir para arriba

1kopjlarSiempre dijimos que al Handball le falta una pequeña vuelta de rosca, sobre todo en los lugares donde no es tan popular (digamos en todos lados menos en Europa), tejer puentes entre federaciones, clubes y escuelas para que más chicos tengan acceso, explotar la imagen de selecciones y jugadores populares, exponer nuestro deporte a ojos de todos para que de a poco se haga un lugarcito entre tanto fútbol.

Lo que el Handball claramente no necesitaba era auto destruirse, y con esto me refiero a las ultimas modificaciones reglamentarias. Con la intención de seguir evolucionando corremos el riesgo de perder la esencia del deporte, un deporte que permite infinitas variantes tácticas, muchas más que en ningún otro deporte al permitir por ejemplo defender a un jugador y atacar a otro, o las sanciones temporales que logran que nunca se degenere el espectáculo al permitir que si un jugador se equivoca y ve la roja no pague todo el equipo y que pueda entrar otro.
Este conglomerado de modificaciones vienen a intentar patear el tablero, de aquel Handball de 11 a este deporte dinámico, veloz y moderno ha corrido mucha agua debajo del puente, sin embargo pareciera que en el afán de innovar podríamos perderlo todo, como aquel Isidoro Cañones que por seguir una martingala tira todas sus fichas en un último pálpito.

La regla de poder atacar con 7 jugadores sin diferenciar al arquero creo que viene a romper con las estructuras y tergiversar no sólo la dinámica del juego si no también el mismo reglamento, paso a explicarme. Un deporte que permite suspensiones temporales es un deporte que entiende errores y no castiga, entonces la situación de inferioridad/superioridad propone un abanico de posibilidad hermoso a nivel táctico para entrenadores y jugadores. Con la inclusión del arquero-jugador con pechera los equipos “negaban” la inferioridad, pero siempre a costo de atacar con su arco vacío y sabiendo que el jugador con pechera no podía adquirir demasiada profundidad ya que se arriesgaban a recibir un gol fácil desde el centro o bien con lanzamiento directo; aún asi algunos entrenadores como Laguna en Torrevieja preparaban situaciones para que lance, tomando el riesgo.
Ahora con la posibilidad de atacar con 7 jugadores no sólo se resignan las inferioridades simplificando el cambio, ya que puede salir cualquiera, si no que es una medida que no permite defender abierto. ¿Y qué equipos defiende abierto actualmente? Generalmente países en desarrollo, que buscan mediante la profundidad contrarrestar la potencia de lanzamiento de los europeos, recordemos los problemas que tuvo Croacia en 8vos de final del ultimo mundial ante Brasil, bien ahora con la posibilidad de meter dos pivotes es casi imposible mantener una defensa abierta. Curiosamente el doble pivote ante un 6:0 no genera muchas ventajas ya que no hay tanto espacio, pero lo que si logra es “planchar” a los defensores para permitir un lanzamiento externo, recurso que casualmente abunda en los países que son potencia. Así que además de ser una medida que corrompe la posibilidad de igualdad/superioridad/inferioridad numérica es una modificación que perjudica por añadidura a latinoamericanos, africanos y asiáticos, quienes encontraban en la defensa abierta un recurso legítimo para contrarrestar la diferencia física en que por biotipo o capacidad de captación los europeos son superiores.

De la cuestión táctica se podría hablar más, y también del descalabro que puede armar para el propio equipo la situación de que “salga cualquiera”, evidentemente es una opción que requiere demasiado entrenamiento para poder tenerlo aceitado. Pero también a nivel reglamentario se vienen complicaciones y ayer en el partido ARG-EGY vimos una.
1excluyeComo sabemos el reglamento de Handball es interpretativo en exceso, ¿cuando es penal? Cuando un jugador recibe una falta en clara ocasión de gol ¿quién decide cuando es clara y cuando no? el arbitro. Ahora bien, un equipo que ataca sin arquero y pierde la pelota, o como ayer, le atajan el lanzamiento y el otro equipo recupera, en esa situación SON TODAS CLARAS SITUACIONES DE GOL. O sea un equipo opta por atacar con 7 y no solo se arriesga a jugar sin arquero si no a recibir un penal en contra. Ayer vía redes sociales algunos amigos nos contra argumentaban dos cosas 1) cantidad de jugadores que se interponen entre el lanzador y el arco, respondemos que no interesa, al ser un lanzamiento parabólico podrían estar los 7 parados sobre los 6 metros que la situación seguiría siendo clara ya que el jugador utilizaría un lanzamiento parabólico (recordar gol de Pablo Simonet a Brasil en Tecnópolis).
2) que se habían errado muchos lanzamientos de un área a la otra, otra cuestión sin importancia, el arbitro no puede evaluar que el jugador podría llegar a fallar, para cualquier jugador de Handball lanzar sin arquero es CLARA OCASIÓN DE GOL, si un jugado mete 1 de 10 desde 30 metros ¿Quién puede evaluar cuál es la que va a meter?

Entonces está norma no solo viene a derrumbar las situaciones de ataque defensa a nivel táctico, si no que convierte a cualquier falta normal en un penal, lo que no es coherente, ni propio de un deporte olímpico que quiere desarrollarse y crecer.

La regla de los tres ataques ante la posible “simulación” también es delicada, seguramente haya jugadores que especulan con estar en el piso para recuperarse, de hecho Karabatic en la final del último mundial debe haber estado más de 10 minutos en el piso, pero también es cierto que a los jugadores los golpean, no siempre para lastimarlos, pero este es un deporte de contacto y con fricción, desgaste que provocan no sólo los golpes si no también las caídas. Entonces ¿no sería más fácil que los árbitros excluyan al que creen que está simulando en lugar de arriesgarse a una situación injusta? De hecho en el mundial Junior femenino pasó con Macarena Sans, fue golpeada, la agresora no recibió sanción y encima tuvo que estar afuera tres ataques claves.
Demás está decir que si pasa en un mundial imagínense en el ámbito local, donde el árbitro está demasiado solo que debe estar viendo si lo golpearon, si simuló y además obvio contando las posesiones. Pregunto, un jugador recibe atención y debe salir. Su equipo lanza, la pelota pega en el travesaño, la agarra un defensor, pero se le escurre de los dedos y la recupera ¿es una nueva posesión o es la misma de antes? ¿Quien cuenta? ¿El arbitro o la mesa? ¿El arbitro debe contar posesiones, pases para pasivo y ademas interpretar todo lo demás? A priori parece demasiado para un árbitro que ya tiene demasiado trabajo.

Nos parece sobre todo que estas medidas serán complejas de aplicar en nuestro handball nacional, pensemos que en la actualidad no se utilizan los 3 tiempos muertos, y los oficiales de mesa no son rentados si no meros representantes de una institución, con los inconvenientes que ello puede acarrear.

1charlySe habían mencionado algunas medidas que parecían mas seductoras como la utilización de un reloj de posesión de 30 segundos, con la complejidad correspondiente de pasar a tiempo neto de juego. O la de sacar del arco después de un gol lo que daría una dinámica tremenda. Sin embargo se optó por complejizar situaciones que a priori no parecían demasiado problemáticas, cada vez más protagonismos para los árbitros ¿no les parece?

Bruno Ferrari

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano.
Máster en horno de barro y parrilla.

No comments yet.

Join the Conversation