Un pibe de barrio

Seba 4Si bien el Handball es un deporte donde el funcionamiento colectivo es indispensable y sería tan imposible como injusto destacar a algún puesto por sobre otro, todos podríamos estar de acuerdo que para que un equipo funcione en la parte ofensiva necesita un buen central.
Muchas veces decimos “un buen central” o “un gran central” pero ¿somos concientes de lo que eso implica? Un central debe leer la defensa rival permanentemente, debe tener información previa de sus rivales y a la vez ir recopilando información al momento, por ejemplo saber que el segundo del lado izquierdo defiende mal al pivote, pero a la vez saber que el tercero tiene dos exclusiones y yendo por ahí probablemente consiga una exclusión. El constructor del juego debe poder entender por donde va el partido, detectar que compañero está en un buen momento para reforzar pelotas hacia ese lado, cuál de sus compañeros puede tener una mejor opción de gol y por que lugar.
Además de todo este desgaste cognitivo e intelectual el central obviamente debe poseer sus atributos técnicos y físicos. Hay centrales más clásicos, otros más creativos, otros muy potentes como Karabatic que juegan en el centro quizás solamente porque siempre en la izquierda tiene un compañero tremendo.

Lo cierto es que en todo este proceso que comenzó en 2009 la selección Argentina fue comandada por Sebastián Simonet, un jugador indiscutido, carismático y muy valioso. “Seba” comenzó jugando en mini en el club Ferro Carril Oeste pero hizo sus inferiores en Ballester. Cuando era muy chico, juvenil se fue a jugar al Eibar y luego pasó al Torrevieja. Ese fue el primer click en la carrera del mayor de la dinastía Simonet, tuvo varios años de entrenador a Manolo Laguna, de los mejorePresentación de Sebastián Simonet como jugador del Ademar. F. Otero Perandones.s formadores de el mundo del Handball. Tras muchas y muy buenas temporadas en Torrevieja donde compartió equipo con su hermano Diego, pasó al Ivry de Francia, un equipo que lo contrató para evitar el descenso y llevarlo más arriba. En su primer año lograron jugar la final de la Copa de Francia ante el poderoso Montpellier, siempre en paralelo a su carrera en Europa estuvo afectado a todos los procesos de Selección Argentina, y como buen apasionado prácticamente no faltó a ningún compromiso.

Súper responsable para entrenarse es de los jugadores que más ha jugado siempre, tanto en clubes como selección, tenemos la fortuna de verlo muy seguido dentro de la cancha.

seba simon

“Seba” llega a este mundial con mucha experiencia, con dos JJOO encima, varios mundiales y jugando hoy en un equipo grande de Europa como el Ademar de León, lo que más me impacta de él no es su calidad de pase y fijación, ni su visión de juego, tampoco la intensidad con la que prepara y vive los partidos, es más bien su capacidad para seguir siendo un pibe de barrio, un pibe humilde, sencillo, que te contesta el teléfono, el twitter, que va a la tele, que hace notas, y que siempre detrás de esa barbita característica esboza una sonrisa. Un tipo que profesa un amor incondicional por su familia, la de Luis y Alicia y sus hermanos, y la que supo construir y que tiene como incorporación reciente a su hermosa hija Martina.

No se como le va a ir a la selección en el mundial, lo que si se es que si mi país tiene que tener un jugador en su equipo, quiero que ese jugador sea siempre Sebastián Simonet.

Bruno Ferrari

No comments yet.

Join the Conversation