Ronda Principal

 

Con la velocidad que transcurren las cosas que nos encanta se nos fue la fase de grupos del mundial de Alemania – Dinamarca. Con muchas confirmaciones y casi ninguna sorpresa quedó demostrado que el sistema de Main Round puede ser tan exigente como injusto, no da lugar a la especulación y garantiza el espectáculo (habría que ver si cuida a los jugadores).

¡Viva Latinoamerica!

La suerte de los equipos americanos fue dispar, y merece un análisis. Brasil como sub campeón continental cayó en el grupo A, a priori con 4 europeos, uno de ellos local y el otro último campeón del mundo, y un asiático. Corea claramente ya no es aquel equipo rápido que desafiaba potencias y con este híbrido de inyectarle jugadores de Corea del Norte han bajado más aún el nivel (la creatividad de la IHF no deja de sorprender).
Pero en el desarrollo es cierto de que de los 4 europeos 2 eran nivel TOP y dos accesibles para un equipo de la jerarquía de Brasil, y Corea decididamente candidato a pelear abajo en este torneo mundial. Los brasileños mostraron de movida un nivel espectacular y tuvieron match point nada menos que a Francia, los coletazos del trabajo de Jordi Ribera se notan, y además tienen varios jugadores que no sólo son buenos si no que están en un gran momento como Lángaro y Toledo, además de un gran trabajo táctico y mucha actitud. Luego del debut cayó logicamente ante Alemania, pero luego derrotó a Serbia y Rusia para cerrar el grupo ante los coreanos y así asegurarse un lugar en la Main Round.
El formato del torneo hace que Brasil avance con 6 puntos, pero sin arrastrar ninguno. Seguramente en un formato de octavos se hubiese visto favorecido con el cruce, ahora se las tendrá que ver nada menos que con Croacia, España e Islandia, aunque no cuesta nada soñar para la verdeamarelha, que curiosamente este mundial es verdeazul.

Chile pisó fuerte y fue noticia, los conducidos por Mateo Garralda no lograron avanzar a la Main Round, sin embargo sus victorias ante Austria y Arabia Sadita le dan la chance de disputar la Copa Presidente y luchar por un histórico puesto 13. Los trasandinos irán este sábado ante Qatar. La roja fue transmitida por DirecTV lo que nos permitió ver todos los partidos, y podemos decir que las buenas sensaciones que habían dejado en el Panamericano de Tecnopólis, donde vimos un auténtico golpe de tablero de los chilenos, que dolorosamente nos dejó afuera de la final del torneo. El conjunto de Garralda tuvo en Erwin Feutchmann a su ancho de espadas, el jugador de Istres es sumamente importante sobre todo en ataque. Rodrigo Salinas sigue demostrando que es un jugador top mundial, con un 1vs1 endiablado y una capacidad táctica envidiable el zurdo es el complemento perfecto de Erwin, enlazados por Emil que quizás no brilló tanto en la faceta goleadora como en otras oportunidades pero que maneja los tiempos y el ritmo del ataque a las mil maravillas. En el pivote el siempre vigente Marco Oneto hace una dupla perfecta con Esteban Salinas, que tuvo partidos realmente sensacionales.

Por último, pero no por eso menos importante nuestros Gladiadores, que dieron todo hasta el último partido pero no lograron avanzar a la main round. Argentina arrancó bien logrando un empate ante Hungría, pero luego no pudo con Egipto, donde fue más voluntad que contundencia y para ser sinceros tuvo un nivel de pérdidas de balón que hace practicamente imposible ganarle a cualquier equipo. El partido con Suecia no es medida, se preservaron jugadores, porque a las ausencias conocidas se sumaron las lesiones de Carou y Sebastián Simonet, haciendo que Argentina no cuente practicamente con 5 de sus 7 habituales, por eso creo que es importante contextualizar. Nuestro deporte experimentó y experimente, sobre todo en época de torneos grandes, una popularidad que arrastra a varios “analistas improvisados” y estamos a kilometros de los que hablan por hablar. Como hemos dicho en numerosas oportunidades todas las opiniones son respetables, el derecho a opinar el tan legítimo como necesario, pero de ahí a que algún infame venga a despreciar los logros de este equipo o los jugadores creo que hay un abismo. Para hablar de Argentina tenemos que entender primero que es un equipo habituado a jugar mundiales, hace 30 años no íbamos, todos le exigen que volteen europeos como si estuviésemos hablando de un nivel de Candy Crush y no de equipos con muchísima tradición y jugadores en la élite mundial. Podría seguir, pero estaría varias horas, si a lo antes expuesto le sumamos que Argentina llega diezmado creo que podemos rescatar tranquilamente la actuación del equipo, porque ademas queda con los mismos puntos que Egipto, si el criterio de desempate no fuese este quizás aún tenía más chances.
En concreto Argentina no avanzó y tuvo momentos donde se podrían haber hecho algunas cosas mejor, pero quedan buenas sensaciones, hubo varios debutantes en Mundial que cumpliero con creces, como es el caso de Baronetto, Fischer, Bonanno, Crivelli, Martinez y Mourinho, eso de cara a lo que viene es muy esperanzador, los jugadores necesitan de estas instancias para mejorar, y sin duda aprovecharon su chance.
La actitud como siempre innegociable, estos jugadores dan todo hasta el final y más también. Lo de Sebastián Simonet realmente emociona, jugando al límite  de sus posibilidades, arriesgando su físico y por ende su carrera, ¿qué más se le puede pedir? ah si, encima jugó muy bien.
Grandes rendimientos individuales de Pablo Simonet, Crivelli, Moscariello, Maciel y Baronetto. Sin dudas todos queríamos jugar la Main Round, los jugadores más que nadie, pero en el deporte las cosas no son tan sencillas y mucho menos lógicas.

Los sospechosos de siempre

La fase de grupos dejó 5 equipos invictos, los locales, Francia que sufrió, Suecia que ganó su grupo con autoridad y Croacia que en el día de hoy derrotó a los Hispanos de manera magistral, dando una sorpresa ya que los actuales campeones de Europa eran candidatos a quedarse con su grupo.
Dinamarca no sólo es local, si no que tiene a dos jugadores que son realmente extraordinarios (entre otros extraordinarios por supuesto) como son Hansen y Landin, da la sensación de que con ellos en nivel los demás equipos lo tienen muy complicado.
Francia, aunque no parezca, se encuentra en un proceso de transición. El nivel de trabajo del handball francés logra que esa transición sea aún con títulos y aún con extraordinarios, pero cierto es que presenta un equipo muy jóven, aunque talentoso. En la zona tuvo que batallar ante Brasil, empató sobre la hora con un tiro libre ante Alemania y hoy superó por la mínima a Rusia, sin embargo avanza a la Main Round con 3 puntos, al igual que los germanos.
Los teutones son el otro equipo local, se muestran muy sólidos y a gusto jugando con su público, quedó claro que cuando Wolf tiene su día son un hueso duro de roer para todos, y está claro que van por el título. Es inevitable recordar el Mundial anterior en 2007, donde la ayuda arbitral fue tan escandalosa como bochornosa, el handball alemán sin duda merece un mejor recuerdo, y de la mano de Gensheimer y algunos jóvenes de gran presente como Kohlbacher, Wiede y Drux irán por la gloria.
Suecia fue el que menos trabajo tuvo en su grupo, los escandinavos presentan un equipo jóven pero con dos “refuerzos” de lujo como Du Reitz y Kim Andersson, veteranos de mil batallas capaces de liderar a esta jóven camada en busca de la gloria. Los vikingos arman su equipo de atrás para adelante, y en el arco encontramos a la dupla del Lowen que es toda una garantía, Palicka ante Argentina hizo un partido obsceno. Extremos que maravillan, una primera línea con una facilidad de lanzamiento que asusta y Nilsson uno de los mejores pivotes del mundo.

A este grupo de invictos sin duda hay que agregar a España y Noruega, que pese a haber resignado puntos llegan la main round con chances intactas y equipo para lograr cualquier cosa.

Se podría escribir infinitamente de lo que fue esta apasionante primera ronda, lo que si sabemos sin duda es que lo mejor está por venir.

No comments yet.

Join the Conversation