Guía para el Final Four

Como todo lo que ocurre en este 2020 tan particular como inédito tendremos hoy finalmente una nueva edición de la Final 4 que se disputa tradicionalmente en Cologne, Alemania; en el impresionante y hermoso Lanxess Arena.
Si no sos tan fanático, si empezaste hace poco a seguir nuestro hermoso deporte o si simplemente estás contando las horas que faltan para la primera semifinal acá te contamos algunas cosas importantes para llegar empapado a las 14:30 de Argentina.

Lo primero que tenés que saber que todos estos partidos que estuviste viendo estos meses no corresponden a esta edición, si no a la postergada por COVID que debía disputarse a mitad de año, la Champions 2019 / 2020 fue suspendida por la pandemia y la EHF tomó la decisión de tomar a los primeros equipos de cada grupo y clasificarlos al F4, decisión por supuesto controversial ya que restaban varios partidos de grupo y todos los cruces, donde es sabido que abundan las sorpresas, primer contratiempo. Se postergó para Septiembre pero la situación epidemiológica no lo permitió y finalmente y como nunca antes se programó para el 28 y el 29 de diciembre con la particularidad de que hay jugadores que ya habían disputado algunos partidos con un club y ahora lo harán con otro, es el caso de Blaz Janc por ejemplo que comenzó con Kielce, otro gran damnificado ya que suele ser gran animador de las instancias finales e incluso protagonista de una remontada épica ante Veszprem.

Esta será la decimoprimera edición de la Final Four, con anterioridad la llamada Champions y antes Copa de Europa se disputaban a partido de ida y vuelta. La primera edición fue en 2009710 y el título fue para Kiel que superó al Barcelona en la Final. Los catalanes son el conjunto más ganador en general de la Champions con 9 también lideran bajo el formato de Final Four que ganaron 2 veces al igual que Kiel y Vardar, con 1 título siguen Montpellier con aquella recordada final ante Nantes donde Diego Simonet fue MVP, Kielce, Flensburg y el hoy desaparecido Hamburgo.

El torneo es, según expertos y amantes del handball, lo mejor que puede ofrecer nuestro deporte en materia de espectáculo, promoción y difusión. Por supuesto que esto confronta un poco con la salud de los jugadores, jugar dos partidos de máximo nivel en menos de 24 horas sin duda conspira, y esto dentro de la picadora de carne que es el calendario europeo de clubes y selecciones. Sin embargo son los propios protagonistas los que confiesan que pese al desgaste físico participar en Colonia es un sueño hecho realidad, y muchas veces la adrenalina subsana la merma física.

La final a cuatro se caracteriza por ser una caja de sorpresas, nos hemos cansado de pronosticar y analizar y sin embargo muchas veces los menos esperados terminan coronándose y los favoritos vuelven sin nada, son partidos muy parejos donde el mínimo detalle puede dejar afuera al más candidato.

Los equipos llegan a esta edición con realidades dispares, en primer lugar el Barca que es el candidato de todos y todas llega a paso firme, con un pleno de victorias tanto en la liga como en la champions actual, el único contratiempo del equipo de Pasqui es una molestia en la rodilla que arrastra Aaron Palmarsson pero sin embargo el islandés será hoy de la partida. Por el otro lado de la llave llega el PSG, un equipo pensado para la Champions que sin embargo aún está lejos del sueño, a la complejidad de chocar contra el Barca se suma la ausencia de Karabatic operado la rodilla y las recientes bajas por COVID de Luc Steins y Henrik Toft Hansen. Las chances de los parisinos pasarán por no dejar correr a los catalanes, tener a Gerard en el nivel que supo tener y a un Hansen en modo Thor, contarán solamente con 14 jugadores en planilla.

La segunda semi presenta a Veszprem, con un equipo plagado de estrellas y que ya es un habitual en Colonia que buscará por fin el sueño de la Champions. Tras varios traspiés incluído una final perdida que ganaba por hasta 8 goles da la sensación de que presenta un equipo muy sólido y con muchas variantes, en todos los puestos tiene dos jugadores de jerarquía y si a todo ese talento individual se suma un trabajo colectivo conciente es probable que tenga una chance real. Sus rivales de semi finales llegan sin Magnus Landin por COVID y sin Damke con problemas en la rodilla, lo que los deja con un solo extremo izquierdo y de poca experiencia, sin embargo debemos estar atentos, las zebras cuentan con grandes jugadores, y si bien no hay público no dejan de ser locales.

La mesa está servida, y en un año tan duro donde hemos tenido muy poco handball una Final Four es un auténtico regalo de Papá Noel, todos los partidos van en vivo por www.ehftv.com 

 

No comments yet.

Join the Conversation