1

Malas nuevas

1“Para ser campeón hay que ganarle a todos los equipos” es una frase trillada, y a la vez cierta, siempre que sea enunciada por un equipo TOP 5. En esa élite de equipos los resultados pueden variar en mas o menos un gol según múltiples circunstancias. Por eso es que lo de Francia es tan meritorio, porque mantenerse en la cúspide tanto tiempo y ganado a tantos equipos tan buenos es algo casi imposible.

Sabemos que si bien la Selección Argentina de Handball atraviesa el mejor momento de su historia y que esta generación dorada de Gladiadores nos regala alegrías torneo tras torneo, ganar un Mundial es totalmente imposible. El nivel de los europeos dista mucho de estar al alcance de nuestro handball sub desarrollado, y eso que a nivel selecciones la mayoría de los “nuestros” juegan afuera, imaginen si se diera un torneo entre clubes como el Goppingen, el Kielce y Wisla Plock con un equipo como por ejemplo CID de Moreno, pongo este porque es donde yo juego y se que ninguno vendrá a decirme “eeeh que criticas, nosotros le ganamos a Goppingen” (Lamentablemente hay que aclararlo todo).

Entonces entendiendo esta situación todos estábamos al tanto de que el sorteo realizado en Qatar no fue para nada favorable. Para un equipo incipiente como Argentina tener un sorteo a favor puede significar la chance de hacer historia. Imaginemos una zona con dos europeos fuertes y otros ganables, un cruce accesible y si llegáramos a cuartos de final hay que ir al obelisco y quedarse todo el día (así como cuando los Gladiadores nos llevaron a Londres).
Aquella jornada donde supimos que nos las tendríamos que ver con Dinamarca, Polonia y Rusia no fue para nada grata. Eso sumado a la insólita situación de la inclusión forzada y por la ventana de Alemania, un huésped para nada accesible.

Aún así y conociendo a estos jugadores fuimos muchos los que soñamos con dar un batacazo sobre Polonia o Rusia (por ejemplo), agarrar apresurado a este jóven equipo alemán y meternos así en octavos tras ganarle a Bahrein que sería la cenicienta del grupo. Considerando a Dinamarca como muy por encima incluso de todos los equipos del grupo.

Pero las noticias pésimas se dieron a conocer en las últimas horas, por diferencias políticas con el país organizador Bahrein renuncia a su plaza, dejando un lugar vacante.
La gran cuestión es ¿qué equipo ocupará ese lugar? Y la Federación Internacional es tan impresentable que no hay nadie que a esta hora pueda dar una respuesta coherente.

Por una cuestión continental debería ser Corea el equipo que ocupe esa plaza. Se sabe también que Islandia en su momento presentó una protesta formal por la inclusión de Alemania, ya 2que por ranking el mejor equipo europeo que seguía eran justamente los vikingos. También uno podría decir, “sería una buena forma de devolverle la plaza que le sacaron a Australia” aunque eso suena improbable porque derribaría los endebles argumentos que la IHF presentó para dejar a los canguros sin copa del Mundo.

En definitiva por cuestiones políticas de la IHF que favorecen a Alemania, y cuestiones políticas entre Bahrein y Qatar el principal y primer perjudicado es Argentina. Increíble.

pelotin

(Mal) Acostumbrados

pfMuchas veces la vorágine del día a día, la rutina de lo cotidiano y también las ganas y la pasión de entrenar no nos permite pensar y reflexionar. Quizás tampoco tenemos con que comparar, o creemos que lo que nos tocó está bien o hasta que es justo.

Me refiero a la cuestión de infraestructura y los materiales, a las condiciones en las que entrenamos y entrenan en general los jugadores de los clubes en Argentina. Es muy frecuente que dos categorías compartan el espacio, por ejemplo infantiles y menores o menores y cadetes. De esta forma en realidad nunca ninguna de las dos categorías goza del espacio completo. Usted amigo lector me dirá “no es tan grave” “se puede trabajar bien igual” “los chicos aprenden de todas formas”, pero ¿ustedes se imaginan a las inferiores de un club de fútbol de primera compartiendo el espacio? ¿o con jugadores amontonados? ¿creemos que las inferiores del Kiel o el Flensburg tienen problemas de cancha? Claramente la respuesta es NO.

Está claro que ganar espacios y construir canchas no es soplar y hacer botellas, pero debe existir una intención clara y decidida, un plan de apoyo al deporte, que los clubes puedan recibir subsidios y préstamos para tener espacios más dignos y mejores. Seguramente los expertos en marketing y en management deportivo tendrán mejores ideas y respuestas que yo, se me ocurre algo similar al plan PROCREAR pero donde los beneficiarios puedan ser los clubes y recibir préstamos y ayuda económica que les permita tener mejores condiciones.
Incluso podríamos decir que muchos clubes han hecho reformas notables en sus instituciones, como Vicente Lopez, Quilmes, Lomas, Estudiantes y muchos más que quizás no construyeron pero pintaron o ampliaron o colocaron tribunas nuevas, todo a pulmón o fruto de una buena gestión dirigencial.

De esta forma no sólo los jugadores podrían entrenar mejor, si no que se podrían plantear muchas situaciones que hoy sin impensadas. Por ejemplo que se puedan realizar encuentros de infantiles donde en lugar de jugar un partido de 40 minutos contra otro club los chicos puedan jugar varios encuentros con varios clubes. Hoy en día los únicos clubes que yo conozco que poseen más de dos canchas reglamentarias son Estudiantes de La Plata, San Lorenzo, Ballester y Argentinos Juniors (invito a los lectores a que comenten con aquellos clubes que no alcanza mi conocimiento).
¿Se han preguntado por qué las inferiores damas juegan desde siempre los domingos? Uno de los motivos es que no hay canchas para que las tiras tanto de varones como de mujeres jueguen el mismo día (tampoco hay cantidad de árbitros, es cierto) Pero piensen que bueno sería que se pudiera jugar los sábados en inferiores y que esas menores y cadetas puedan almorzar los domingos en su casa en lugar de estar recorriendo el conurbano para jugar UN partido de Handball.

Otra cuestión a la que los argentinos estamos mal acostumbrados desgraciadamente es a entrenar y trabajar con material de mala calidad. Las pelotas no son buenas, no son duras y hasta ¡no son redondas! (los invito a ver algunos modelos de Penalty, no son esféricas, son polígono). ¿Por qué? ¿Por qué no podemos contar con una pelota como la gente? ¿Por qué hay que poner sillas en lugar de conos de goma?

Lejos estoy de ser pretencioso, o de desconocer la realidad de los clubes. Se perfectamente que hay muchos clubes que se construyen a pulmón, con gente que dona generosamente su tiempo para conformar una comisión, con entrenadores que cobran poco o muy poco y con padres que acompañan generosamente a sus hijos en la aventura de ser jugador en Argentina. ¿Pero no podríamos pretender que al club lleguen materiales de afuera? ¿Por qué no? Con mejores materiales los chicos aprenderían mejor, con mejores jugadores nos beneficiamos todos, la Selección Argentina, las Federaciones, los entrenadores, etc. Los clubes deben hacerse cargo ABSOLUTAMENTE de todo, viajes, arbitrajes, materiales, sueldos, son los jugadores y los clubes los que hacen girar la gran rueda del Handball ¿Por qué no pedir ayuda? De otra forma es imposible el crecimiento.

A todos nos parece normal que todos los clubes de Handball tengan para sus mini las pelotas de PVC. Error, deberían tener pelotas 0 o 1 de calidad, que piquen bien, que no duelan al pelotinarquero y que se puedan agarrar bien para poder aprender a lanzar.
Pero los más chicos no son los únicos damnificados en falta de balones, ¿Cuántos equipos de Liga de Honor tienen 3 o 4 pelotas buenas y el resto unas felpas impresentables?
¿Cuántos cadetes salen corriendo a buscar a la bolsa o al carro en busca de encontrar esas 4 o 5 pelotas buenas y zafar de las cosas cuasi redondas que quedaron?
¿Cuánto les duraron las pelotas Mikasa? No tengo nada con la marca, pero la partida que tocó a la mayoría de los clubes fue realmente mala, la que no se rompió se deformó, y muchas veces los clubes no tienen opción de conseguir el material en otro lugar. De esta forma es muy difícil enseñar a pasar y a lanzar con pelotas que no ayudan.

Esto sin duda es una de las patas importantes en las que se deberá apoyar el crecimiento del Handball argentino.

4naciones

Invisible

4nacionesEl tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos… decía o más bien cantaba Luca Prodan. Y es así, el tiempo pasa, crecemos, somos menos rápidos, tenemos menos pelo, pero da la sensación de que algunas cosas nunca cambian. Y lo peor es que parece que nos acostumbramos, o al menos perdemos la capacidad de asombro. Durante mucho tiempo reclamábamos más y mejor competencia para nuestras selecciones nacionales, eso de un tiempo a esta parte cambio y mucho, para bien. Hoy pese al esfuerzo económico que implica movilizar a los jugadores “europeos” la Selección Argentina (de mayores y las inferiores también) tienen competencia y de calidad. Los Gladiadores han realizado giras por Dinamarca, Islandia, Francia y demás lugares de alta competitividad, lo que indudablemente realza el nivel del equipo y le permite llegar en mejores condiciones a los torneos internacionales. Hace 15 o 20 años cuando Argentina jugaba con una potencia quizás lo lógico era tratar de perder por poco, hacer experiencia y después del partido conseguir autógrafos o fotos con los ídolos, hoy se juega de igual a igual y la competencia con los mejores es cuasi moneda corriente. Hoy en una nueva oportunidad de disputar un torneo internacional muy importante, nuestros Gladiadores se enfrentarán a Egipto y Argelia, dos selecciones top africanas y al clásico rival: Brasil. Una chance inigualable de jugar al mejor nivel y contra equipos muy preparados. Pero lo triste llega de las líneas para afuera, el torneo al igual que los Odesur no sería televisado por ningún medio. Y aquí es donde digo, el tiempo pasa, nos ponemos viejos y algunas cosas nunca cambian. Lejos de caerle a los medios de comunicación, a los grandes y los pequeños yo me pregunto ¿Cómo puede ser que la Federación Internacional y la Panamericana permitan que esto suceda? Supongamos que la IHF no, que en El Cairo están ocupados con otros asuntos, ok, pero ¿la Panamericana? Y lo pongo entre signos de interrogación porque realmente reflexiono en público. Si yo fuese una Federación Continental de un deporte que necesita crecer, subir escalones y pelear espacios a otros deportes mucho más asentados y difundidos, aprovecharía cada oportunidad para mostrar el Handball ¿o estoy loco? Se realizará el Cuatro Naciones en Brasil, automáticamente hay que gestionar los medios para que un torneo de esa envergadura salga en VIVO para todo el continente, acomodar horarios para que la gente vuelva a su casa y pueda verlo, en horarios seguro no de los mejores porque habrá fútbol, pero GARANTIZAR la difusión. Todos los jugadores de esos 4 equipos estarán toda la semana en Brasil y podrán acomodar sus horarios a los de la televisión. Pero no, nuevamente la falta de organización y la desidia nos deja sin poder verlo. Aquí hay un tema muy claro, podemos esperar que Hernán De Lorenzi salude a sus hijos y salga corriendo a relatarnos los partidos, o que una cadena como TyC decida en pos de ser amplios en su grilla televisar el Handball (cosa que seguramente le reditúa cero, mal que nos pese) o podemos exigirle a la dirigencia que se calce los pantalones largos y se ocupe de darle difusión a un torneo importante. Esto no se trata de ver las atajadas de Schulz, los goles de Hubner o la rudeza defensiva de Argelia, se trata de que un nene que vuelve de la escuela cuando busca Cartoon Network encuentre un partido de Handball y le diga “mama quiero jugar a eso”, se trata de que nuestros chicos que son apasionados puedan ver a sus ídolos por la tele, se trata de que mientras don Jorge y doña Juana comparten el mate luego de la jornada laboral en ese zapping aparezca el Handball, y que sirva al menos para que vean 5 minutos por curiosidad. ¿Que empresa invertirá en un deporte invisible? ¿Cuántos chicos cambiarán al fútbol o al básquet por el Handball si sólo lo conocen por algún apasionado profe de escuela? Es realmente indignante ver como una y otra vez no nos dejan entrar a la fiesta, como tenemos que asomarnos por arriba de la medianera para cogotear el partido ¿Hasta cuando seremos invisibles?

Nacho Ballester

Lo que dejó el Nacional de Clubes

Nacho BallesterCulminó ayer domingo una nueva edición del Torneo Nacional de Clubes. En una final vibrante y apasionante el conjunto de River Plate se quedó con el título tras derrotar a los locales de Ballester 22-19, un tanteador escueto para dos equipos acostumbrados a marcar muchos goles.
Escuelas Pías de Córdoba dio el gran salto de calidad que tanto anhelaban y pudo quedarse con el 3er puesto al derrotar a Colegio Ward que tuvo demasiadas bajas, el resultado fue 25-18.
Por el lado de las chicas, Nuestra Señora de Luján se impuso en la final del Nacional “B”, a Regatas de Mendoza por un contundente 28-18.

Un poco de aire fresco

Si de tres finales, en dos hubo al menos un equipo del interior estamos hablando realmente de un avance, de un progreso y de una luz de esperanza. Sin duda uno de los caminos para que el Hanbdall argentino deje de ser una excepción y pase a ser un deporte de primera línea, serio y competitivo. El Handball del interior debe ser mucho más fuerte. De un tiempo a esta parte Córdoba y Mendoza se vienen disputando ser la segunda plaza más competitiva y quedó demostrado en este torneo con Pias en varones y Regatas en mujeres. El año pasado Maipú de Mendoza había tenido una extraordinaria performance en varones también, poniendo en jaque a Ward y derrotando a Quilmes.
Los jugadores demostraron que tienen con que, será hora de que algún movimiento dirigencial apunte a que los clubes del interior puedan tener más y mejor competencia. Todos ellos coinciden que la gran diferencia que encuentran con los equipos de Femebal es la cantidad y calidad de partidos que juegan por año. Los cruces interior vs Bs As siempre se caracterizan por ser intensos, donde el jugador del interior tiene ese plus de dejar la vida, y el de Femebal la experiencia para cerrar un partido. Eso tiene que cambiar, si a esa garra y agresividad deportiva que presentan los equipos como Pias, Regatas, Maipú, Goliat o Nueva Generación le sumamos más partidos y mejor calidad de competencia esto dará muchos más jugadores jugando en mejor nivel.
No quisiéramos ser reiterativos pero hemos dicho en más de una oportunidad, que hace varios años que en la selección mayor masculina el único jugador del interior es Agustín Vidal: Mientras que en estos días pudimos ver a los Pumas, la Generación Dorada o la Selección de Voley, y está claro que todos los equipos están plagados de gente del interior, y en amplia mayoría.
No es complejo hacer la cuenta, a mayor cantidad de jugadores para elegir, mejor calidad. Femebal tiene más de 10 mil jugadores, excelente, si logramos eso en todas las provincias el Handball dejará de ser un deporte escolar para ser algo serio.

La televisación fue sin duda otro de los grandes éxitos de este nacional, con gran cobertura por streaming al igual que el de 2012 pero con el gran añadido de la televisación EN VIVO por DeporTV del tercer puesto y la final. Excelente trabajo de Hernán Delorenzi, Teo Lazo, Gastón Rudich, Valentina Kogan, Román Bravo, Leo Andersen y Santiago Peñaloza para traer a nuestras casas todo lo que pasaba en Ballester. No cabe la menor duda de que el marco de público y la intensidad con la que se jugó el domingo conforman un excelente producto para vender, si seguimos caminando por esa senda, atraer sponsors será una cuestión de tiempo.

Todos para uno

Una de las primeras cosas que pensé en el momento de que River se coronaba campeón es lo bueno y lo sano que es para la competencia que haya tantos grandes equipos. Porque es cierto que Ward se lamentaba no haber podido terminar en el 3er puesto, pero menos de 12 meses antes era el campeón, y Ballester quería repetir el título de 2012 y River volver a la senda ganadora y llegar al octavo nacional.
Yo tuve la suerte y la desgracia a la vez de jugar con aquel Luján legendario, el equipo plagado de estrellas que hacía que todos juguemos por el segundo puesto, cada pretemporada era ponerse a correr para ver si podíamos ser los segundos o hacerle un partido digno a aquella máquina. Y esa hegemonía absoluta en algún momento conspiraba contra el mismo Handball, porque la gente iba a la cancha, pero siempre ganaba Luján, alguna vez UGA o Argentinos Juniors los pusieron contra las cuerdas, pero siempre ganaba Luján, y le hacíamos dos y hasta 3 personales, pero siempre ganaba Luján. Fue una epoca donde hubo buenos equipos, pero ninguno se alzó con los títulos, que siempre ganaba Luján.
Hoy esta cantidad y calidad de equipos hace que realmente la competencia sea apasionante, y si sumamos a los equipos del interior como Pias este año o Maipú el anterior logramos un torneo de nivel y agradable para ver.

riverRiver en lo más alto

La final fue disputada y reñida desde el minuto cero, la intensidad con la que se jugó el encuentro auguraba un partido duro y disputado. Dos equipos que se conocen y mucho, que además se habían cruzado el viernes con una amplia victoria para los millonarios. River pudo quedarse con el partido por una cuestión muy elemental, no dejó correr a Ballester que es lo que más le gusta hacer. El equipo de Elio Fernandez siempre estuvo incómodo y no pudo jugar como quería. Incluso varios de sus habituales primeras líneas rotaron más que lo habitual ya que no le encontraban la vuelta al bloque defensivo de River.
El equipo de Sznitowski tuvo varios puntos altos, Canzoniero fundamentalmente (inoxidable), Facundo Cangiani, un fenomeno para contragolpear y definir, incluso para ganar situaciones de 1vs1 en inferioridad numérica que dan esos goles tan valiosos, el gallego Vasquez jugó un gran partido aportando mucho en ataque y la dupla Ojea – Lima maneja los tiempos de cualquier partido a la perfección, también Schiaffino en el pivote fue fundamental, durísimo en defensa y muy hábil para ganar esos pequeños espacios tan preciados en la defensa roja.
Ambos arqueros dieron un espectáculo para el 3×2, con atajadas tan bellas como efectivas. Andrés Kogovsek mostró toda su vigencia y tuvo un cierre fenomenal, manteniendo a su equipo con vida. River fue mejor a lo largo de los 60 minutos y pudo quedarse con el título.
Ballester y River serán los representantes argentinos en el Panamericano 2015, irán con la ilusión de llegar al Super Globe.

Con acento cordobés

Escuelas Pías logró un resultado tan histórico como importante para el Handball del interior. Hace tiempo que Córdoba está por dar el zarpazo. El año pasado el 3er puesto se le escapó por piasmuy poco con River, siempre mostrando mucho nivel y competitivdad. Con un equipo de mucho rodaje y grandes individualidades pudo quedarse con el duelo ante Colegio Ward que llegó al último partido muy diezmado y con muchos jugadores tocados, lo que no le quita mérito para nada a Pías, pero aclara el panorama ya que en la pasada edición los de Jung se quedaron con el título.
En el equipo ganador destacaron fundamentalmente su arquero Galarza, con porcentajes cuasi increíbles, paradas importantísimas y hasta un gol de arco. Buffa como siempre un león en defensa y en ataque, Brusa aportó conducción, experiencia y mucha tranquilidad en un partido donde eso vale y mucho. Sus extremos tan efectivos como espectaculares y con Lumello que demostró que como primera línea es también un jugador peligroso.
En el conjunto de Ramos Mejía el tándem de arqueros funcionó muy bien, esta vez cerrando Cristian Canzoniero, pero ambos muy importantes. Coco Basile fue pura potencia, aportó goles importantes. Lo mejor de Ward sin duda fue la aparición de jóvenes valores que en breve estarán dando muchas alegrías al conjunto multi campeón. No hay duda que no tener a Juani Cantore al 100% y la ausencia del Colo Vainstein es muy complejo, son dos jugadores que siempre dicen presente.
Un partido muy entretenido, lejos de esa estigmatización del encuentro por el 3er puesto. Pías siempre mandó en el marcador, Ward llegó a ponerse a 2 goles pero muy temprano en el segundo tiempo, luego los cordobeses volvieron a sacar ventaja. El cierre fue con amplitud en el marcador lo que facilitó las cosas para el equipo de Orsi, pese a las mixtas e incluso a la marca personal que implementó Pucho Jung, el conjunto de Escuelas Pías pudo quedarse con un histórico 3er puesto.

lujanEl resurgir de Luján

El conjunto dirigido por Juan Jung atraviesa un gran momento, tras un primer torneo donde evidentemente necesitaron acomodarse al cambio de entrenador hoy lideran la Liga de Honor Femenina y además ganaron el Nacional de punta a punta, casi sin despeinarse dirían aquellos viejos relatores de fútbol.
En la pasada edición del Nacional, Luján hizo un gran torneo, y el empate ante Cideco lo dejó afuera de la final por diferencia de goles, pero sin duda fue de los mejores equipos del torneo, si no el mejor. Esta vez en el Nacional B, las chicas de San Martín no tuvieron clemencia, fueron amplias dominadoras y se llevaron la final ante un muy buen conjunto de Regatas de Mendoza que alcanza un segundo puesto muy importante.
En el equipo ganador podemos destacar a Valeria Bianchi con 12 goles y a la arquera Romina Dreisch, como grandes figuras. Valeria es de esas jugadoras que puede cambiar la ecuación de cualquier partido, muy desequilibrante e inteligente para jugar. Es en base a su capacidad que Luján le puede ganar a cualquiera. Y Romina es parte de esta sensacional camada de arqueras de las que disfrutamos en la Liga Damas, sobria, segura y muy efectiva.

 

Bruno Ferrari

matu

Aprender a ganar

matuDicen los que saben mucho que para ser un deportista, para entender lo que implica hacer un deporte y poder practicarlo, la primera cosa que hay que lograr es “Aprender a perder”. Una vez que un jugador entiende que se puede perder, que es una oportunidad para mejorar, que inmediatamente tendrá revancha, que el otro equipo desea exactamente lo mismo que nosotros y que puede ser que nos gane, recién en ese momento uno puede convertirse en deportista. Este proceso puede tomar años, incluso toda una vida.

Pero tan importante como saber perder es saber ganar. Lamentablemente muy a menudo nos encontramos con esos equipos que cuando media una diferencia amplia de goles entre ambos tienen actitudes poco elogiables, tiran flys, mandan al arquero a tirar un penal, intentan meter un gol de cabeza, o esas cosas tan poco feliz y que tanto faltan el respeto al otro equipo, que además de sufrir la derrota por tantos goles debe tolerar estas paparruchadas. Cuando, por ejemplo, Niksa Kaleb define así este contra ataque no está haciendo otra cosa que faltándole el respeto al incipiente equipo griego, en la final contra Alemania de ese torneo que lo consagró campeón olímpico Kaleb no tomó ningún lanzamiento acrobático, ¿por qué hacerlo con Grecia ganado por 6 goles cuando faltan dos minutos? Este tema lo desarrollamos más ampliamente en este post, absolutamente subjetivo.

kogoEl fin de semana hubo un resultado que nos sorprendió a todos, es más cuando leíamos la información esperábamos la corrección, el “perdón, fue un error de tipeo”, pero no, se confirmaba, Ballester derrotó a Dorrego por 46 a 20, una diferencia tremenda de goles entre ambos y una cantidad de goles muy superior a la media por parte del equipo rojo.
De un tiempo a esta parte el conjunto dirigido por Elio Fernández juega un Handball muy rápido, vertiginoso y muy vertical. Los jugadores en su mayoría son atletas, que atraviesan el campo a enorme velocidad, en primera y segunda oleada, su estado físico y determinación es realmente envidiable. Cada pelota se sube como si fuera la última, y los que llegan primero pueden ser su capitán con más de 40 años, su pivote (puesto que no finaliza contra ataques en general) o cualquiera que tenga la camiseta roja de SAG Ballester.
Este estilo de juego se basa mucho en la dureza e intensidad defensiva que le permite recuperar muchas pelotas, y si uno tiene la suerte de pasar por ahí se encontrará con Leo Maciel, un arquero con porcentajes tremendos y que tiene la capacidad de hacer parecer cualquier lanzamiento una ridiculez, uno ve jugadores que suben, se esfuerzan, y “pic” el arquero de la selección parece más concentrado en que la pelota le quede cerca para sacar la contra que en otra cosa, descontando que no será gol.

Volviendo al título, vale aclarar que Dorrego llegaba al encuentro diezmado, con 7 jugadores lesionados y atravesando un presente delicado. Un equipo que se ha afianzado en Liga pero al que las bajas lo están perjudicando. En este encuentro no hubo una sola situación de zorna, ni una sonrisita, ni un jugar a media máquina porque la semana que viene tengo el Nacional. Ballester hizo lo que tiene que hacer un equipo que respeta a su rival y que ama el deporte que practica, ganarle por la mayor cantidad de goles posible, recibiendo la menor cantidad de goles posible. Parece sencillo, y una obviedad, pero una cosa son los Glober Trotter y otra un equipo deportivo. Si un equipo es serio, competitivo y realmente superior a su rival debe demostrarlo dentro de la cancha, dejando todo y siendo respetuoso. Lo mejor que le puede pasar a un equipo es que el otro lo respete, y si esta vez fueron 26 goles de diferencia seguramente los chicos de Dorrego ya estarán trabajando para que el próximo partido sean muchos menos. Seguramente el conjunto de Morón prefiere perder por 26 que por 10 y con 2 goles de cabeza en los últimos 5 minutos.

Si me hubiera tocado perder a mi por esa diferencia, seguramente estaría dolido, quizás no me gustaría leer en una páginita un artículo al respecto. Pero créanme que hay que celebrar a los equipos que saben ganar, el que no sabe perder tiene un problema, pero el que no sabe ganar no entiende nada.

bocha

Imaginemos un Handball mejor. (Paso 2: Infraestructura)

aereaEs complejo desarrollar esta idea sin herir susceptibilidades, por eso no haré nombres propios ni mencionaré ni clubes, instituciones o mucho menos personas. Pero hay un tema que es extremadamente alarmante y que aleja a nuestro deporte de la posibilidad de crecer y hacerse fuerte. Hablo de la infraestructura, de las canchas, de los clubes y los lugares en donde se juega al Handball. Seré extremadamente cuidadoso y aclaro antes de empezar que este post no tiene ninguna intención de denigrar, agredir o menospreciar a nadie ni a ninguna institución. Es realmente llamativa la cantidad de canchas en mal estado que encontramos en los torneos metropolitanos, canchas en las que es imposible hacer pie. Desvirtúa absolutamente el espectáculo, los jugadores terminan deslizándose como tenistas en el polvo de ladrillo y parece más un juego de suma de pases que Handball. Las canchas suelen estar sucias o directamente ser superficies patinosas donde es realmente peligroso jugar un deporte como el Handball. Otras canchas parecen no tener las medidas reglamentarias, si sos extremo muchas veces te habrás encontrado haciendo equilibrio para no caer al abismo de lateral, entre el área y la línea de banda hay un escaso metro donde apenas se puede estar. Y hay canchas directamente anti reglamentarias, con pendiente tal que si uno deja la pelota estacionada en la mitad de cancha está comienza a rodar hasta uno de los extremos. Hay otras canchas que tienen superficies o relieves que las invaden aereamente, o cables que la cruzan imposibilitando el juego aéreo. Hay un tema también muy grave que son las superficies duras. Están absolutamente desaconsejadas para la práctica de deporte de impacto como el Handball, para que se den una idea en Europa desde los años 70 que está prohibido jugar en ellas. Muchas de las lesiones que sufren los jugadores argentinos se deben a los años y años de machacar contra el piso duro, eso termina destrozando las articulaciones a la larga o a la corta. Hay realidades tan diferentes como clubes en la Federación. Está el club que tiene fútbol y tiene la suerte de que “le llueve” un gimnasio espectacular para que la primera de fútbol use cuando llueve, o aquel que vendió a un jugador y con eso levantaron un gimnasio. Otros realizan una excelente gestión y con sponsors y mucho esfuerzo realizan una reforma teniendo una hermosa cancha. Algunos otros hacen su mejor esfuerzo y si bien no consiguen cambios significativos de espacio o superficie tienen su lugar lindo, prolijo, con tribunas para sentarse y tal. Pero lamentablemente y esto hay que decirlo hay cancha que están exactamente igual hace 20 o 25 años, sólo se las pinta cuando las líneas son inteligibles y no mucho más. Ustedes dirán que en el Handball no hay dinero y es absolutamente cierto, los clubes y los jugadores hacen malabares para cada mes poder recaudar el dinero que exige la Federación y lo que corresponde a sueldos y arbitrajes, queda un escaso margen para invertir en infraestructura. Pero también es cierto que hace un tiempo (los experimentados se acordarán) se dijo “en tantos años la categoría mayor solo podrá jugar en gimnasios techados”, algunos pusieron el grito en el cielo, otros no tuvieron más remedio que alquilar y lo siguen haciendo, pero de un tiempo a esta parte todas las categorías mayores tanto masculinas como femeninas disputan sus partidos en canchas cubiertas, y está claro que debe ser así. Si realmente queremos dar un paso al frente, si queremos tener un producto atractivo para la televisión y un deporte para que los padres traigan a sus hijos es hora de invertir en infraestructura. Porque seamos realistas, hay canchas que no están del todo buenas, pero incluso hay clubes que tienen tremendos problemas de espacio para entrenar, categorías que entrenan toda su vida en media cancha, sin poder ver las fases de contra ataque y repliegue más que en los partidos. Eso es una aberración ¿Cómo van a aprender a jugar los jugadores si no tienen el espacio adecuado? El Handball no tiene espacio, ni físico ni figurativo. Será cuestión de sentarse a pensar en un plan a largo plazo, donde los clubes pongan su parte, la Federación acerque sponsors y por qué no aporte algún espacio propio, pero es hora de dar ese salto de calidad. Tableros grandes y visibles, vestuarios con agua caliente y si pudiéramos soñar con el parquet al menos en un tiempo razonable sería una bendición. bochaNo es ser exigente, es querer crecer, no existe otra forma de poder evolucionar que si no es en todas las esferas. Hay canchas en las que no se puede jugar, por supuesto que quizás en Liga de Honor no es tan frecuente, y que además hay estadios como el de Quilmes, Lomas, Ballester y Estudiantes (entre otros) que nada tienen que envidiarle a los pabellones europeos. Pero seamos honestos, la realidad que vamos a mostrar por televisión es una partecita muy sesgada del Handall metropolitano. Es imperioso un cambio, modificaciones, aunque sean pequeñas cosas en principio. Debemos dejar de conformarnos, no puede ser decir que mañana es en tal cancha y esa patina, la otra es chica, en esa con los extremos es muy difícil, en la otra ojo la contra porque hay un cable que la cruza, no es serio y no permite al mismo deporte desarrollarse en toda su expresión.

Los clubes de Handball también deben ser lugares atractivos para la familia, hay instituciones que lamentablemente son sólo una cancha de Handball, y no hay espacio para nada mas. Llega el club visitante con el micro para jugar inferiores y las categorías que no juegan muchas veces no tienen espacio ni siquiera para entrar en calor. Estará claro a esta altura que no propongo que estos clubes humildes salgan a comprar hectáreas de terreno o a dinamitar manzanas para tener su espacio, es lógico que no. Pero también coincidirán conmigo que hay realidades que a mediano y largo plazo se deben comenzar a modificar porque de otra forma el Handball siempre será un deporte escolar, al menos en cuanto a infraestructura, que no es poco.

Bruno Ferrari

AusHandballLogo

La impunidad del dueño de la pelota

aus1Cuando nos lamentamos mucho por la falta de difusión del Handball (muy a menudo), la ausencia de políticas para su desarrollo y la poca tradición en el continente solemos consolarnos viendo la Champions, soñando con que las generaciones venideras tengan un futuro mejor, o que al menos lleguen a jugar sin tener que pagar absolutamente por todo. Nos quejamos a menudo de algunas medidas dirigenciales, algunas veces con más razón que otras. Pero cuando descubrimos que en Europa, la cuna del Handball, la meca, el lugar de la piedra fundamental se dan noticias como la que les contaremos realmente se nos eriza la piel.
La Federación Internacional ha comunicado estos días que se reserva el derecho de homologar la clasificación a los mundiales en pos de “garantizar el producto IHF” (pongo sólo dos comillas, aunque podrían ser más, e incluso podría haber insultos al costado de la sigla).

La noticia de que la IHF metía a Alemania por la ventana aún está fresca, y no deja de sorprender e indignar a los amantes del Handball. Pareciera que hasta los propios alemanes se sienten incómodos con la noticia, les costó muchísimo encontrar un entrenador que tome las riendas del equipo hasta que finalmente dio con Sigurdsson, el entrenador del Füchse Berlin. Las críticas no tardaron en caer de figuras como Stefan Kretszchmar, quien dice que “Alemania necesita un entrenador de tiempo completo”.

Este adefecio reglamentario generó dos coletazos importantes, el primero la eliminación de Australia. La IHF encontró un vericueto legal para revocar en un escritorio la clasficación que los canguros habían ganado legítimamente en la cancha, aduciendo que la Federación Australiana no tiene el suficiente número de equipos (si les interesa el tema con mayor profundidad aconsejamos leer nuestro post o directamente en www.mundohandball.com donde el amigo Gomez desarolla el tema con mucho detalle.

Volviendo al párrafo inicial retomaremos diciendo que en este punto la clasificación a un Mundial Adulto ya no depende del resultado de un torneo continental como lo es en casi todos los deportes del mundo, si no de la voluntad de unos señores de traje sentados en un escritorio. Parecerá gracioso, más bien es trágico. Es una medida inmoral, anti ética y como si fuera poco, contraproducente. Lo primero que debe comprender cualquier Federación Mundial, local, regional o provincial es que cuanto más se juegue al Handball mejor para todos. Si con una medida coercitiva como esta se impide el ingreso de países con poca tradición ¿cómo se puede esperar que el Handball crezca en dichos lugares?
Vamos a lo más sencillo y lo que tenemos a mano. En el año 1997 Argentina disputa su primer Mundial (había jugado el Mundial B de Suiza por invitación) tras conseguir una histórica clasificación en el Panamericano de Colorado Springs. Aquella notable generación de jugadores perdió todos los partidos del torneo, incluso con Italia, país que nunca más fue a un Mundial después de aquel y no parece que pueda volver a hacerlo. ¿Alguien podría sentenciar que Argentina iba a ganarle a Suecia, en Suecia “tan solo” 14 años después? o lo que es lo mismo 7 mundiales después. Si se hubiese aplicado este mismo criterio que utilizaron con los australianos probablemente nuestro deporte existiría sólo a nivel escolar y/o con una pequeña federación de un par de clubes. La participación en torneos ecuménicos es de las mejoras formas de promocionar un deporte, y si los resultados son buenos mucho mejor. ¿O alguna vez vieron tantas camisetas de Mascherano por la calle?

AusHandballLogoLo que no deja de llamarme poderosamente la atención en este caso es el poco tacto con el que se ha manejado el asunto. Creo que hubiera preferido que un señor canoso y con bigotes salga delante de un micrófono a decir “no se nos canta que juegue Australia, mejor que lo haga Alemania, san se acabó”. Porque como ya hemos dicho el motivo en el que se amparan podría ser válido (no lo es) pero ¿Cómo no lo hicieron antes? Ya que Australia ha participado en Mundiales ¿Por qué tiene equipos jugando mundiales de Beach y Super Globe? Pero lo peor de todo es el escenario mundial. El bochorno que implica tomar una actitud unidireccional como esta y lo mucho que perjudica al desarrollo del Handball. Porque si en 20 años surgen unos “Wallabies” de Handball, tipos de 1,90, atléticos y campeones del mundo está claro que eso sería mejor para el Handball mundial. Juega más gente, una nueva escuela, un nuevo modelo que estudiar y aprender, y vamos a los números… mas consumidores del producto Handball, ese que algunos dicen proteger con medidas irracionales.

El otro de los coletazos que trajo la exclusión de Australia fue la ocupación de un país fuerte como Alemania en una fila de mérito de países no tan fuertes. Y luego del sorteo de Qatar es inevitable sentirse perjudicado. Pero les digo algo, me molesta mucho más que le prohíban jugar a Australia, a quienes imagino jugadores como nosotros, amateurs, que se dedican con pasión, que juntaron dinero para ir a Nueva Zelanda de su bolsillo para jugar la clasificación, me molesta más eso que ver a los Gladiadores en el “grupo de la muerte”.
También sabemos que la EHF (la federación europea) hizo circular un documente donde dejaba bien claro que si surgía alguna plaza extra en el Mundial, o se bajaba algún equipo el participante correspondiente debía ser Islandia. Hasta esta situación pudo gambetear la IHF.
En concreto la clasificación deportiva ya no depende del deporte, depende de otros factores que tampoco están explicados ni enumerados.
Lo que queda claro es que es una medida poco seria que tiende a destruir el deporte y sobre todo restarle credibilidad, si un equipo como Alemania con esa historia, con esa cantidad de jugadores, con la mejor liga del mundo, es incapaz de clasificar al Mundial, bueno, allá ellos. Deberán reunirse, planificar, comenzar a foguear a esta camada junior campeona de Europa. Pero lo que seguro no está bien es convertirse en abogado del diablo y decidir a dedo quienes pueden o no jugar, como hacía el nene que era el dueño de la pelota

diego-simonet

Imaginemos un Handball mejor (Paso 1: Escuela de Entrenadores)

37513_handballPodríamos definir a nuestro querido Handball como un deporte sub desarrollado dentro de nuestro país. Lejos del ideario popular nuestra amada actividad pasa casi desapercibida para el grueso de los argentinos. Todavía ninguno de nosotros, amantes fervientes y apasionados del Handball, ha logrado dar un golpe de escena que le permita dar un salto de calidad que lo catapulte a escalones superiores, que impliquen torneos de mayor jerarquía, mejor nivel de juego, federalización, regionalización… son todas cosas que tenemos en el debe.

Sin embargo antes de hablar de marketing, de difusión, de como aprovechar a Los Gladiadores y sus grandes gestas, creo que hay un tema que todos debemos tomar muy seriamente. Y es la capacitación de los entrenadores. Me surgen infinidad de preguntas acerca de este tema, pero se podrían resumir en una sola ¿Cómo se capacitan los entrenadores en Argentina?

La respuesta es tan contundente como triste: como pueden. A continuación nos podríamos preguntar ¿Qué requisitos son necesarios para convertirse en entrenador en Argentina? La respuesta es algo más macabra, sólo dos fotos y un formulario. No importa si el aspirante es astronauta, verdulero, ingeniero o maquillador. Con completar la ficha, entregar las fotos y abonar la habilitación estará al costado de la línea decidiendo los destinos de tal o cual equipo.

Este debe ser un tema realmente delicado, porque de ello dependen muchísimas cuestiones. Así como decimos que los entrenadores que se capacitan como pueden podemos deducir que los jugadores aprenden como pueden también, no hay alternativa posible. Hablar de un estilo de juego es una utopía, si no hay criterios de capacitación mucho menos los puede haber de conceptos en tal o cual etapa. Esto hace imposible el desarrollo del deporte de alguna manera, puesto que es un barco a la deriva. Esta camada de jugadores tiene a este entrenador, que aprendió en un curso sobre defensa pero no le gusta demasiado el ataque, y luego tendrá a aquel otro que repite la fórmula con que lo entrenaron a él y no tiene la capacidad de diagnosticar si al grupo eso le sirve o no.

En este punto se que me dirán, “sin embargo de esta estructura deficitaria surgen jugadores como Simonet, Carou, Schulz, etc” seguro, los jugadores afortunadamente tienen el potencial de aprender muy por encima del nivel del que le puedan enseñar los entrenadores, inclusive hay camadas de jugadores que están por encima de cualquier entrenador que puedan tener (se me ocurre la generación dorada del Básquet, siento enorme respeto por los enormes entrenadores como Sergio Hernandez y Julio Lamas, pero los jugadores individualmente han llegado muchísimo más lejos en sus carreras que los mismos entrenadores, el caso de Velasco y el Voley ahora podría ser el opuesto).

Si de una buena vez por todas queremos garantizarnos de que el éxito en la formación vaya más allá de las ganas de cada entrenador o de su capacidad de pagarse cursos y viajar por el mundo para ver Handball y abrir su mente es inminente formar la escuela de entrenadores argentinos. Un proyecto que no debe demorarse más, donde podamos aprender de los muchísimos entrenadores que saben y mucho en nuestro país, tanto los grandes como los más jóvenes.

diego-simonetY aquí toco un punto un tanto urticante, en principio podría ser un reclamo a la dirigencia que nunca ha podido llevar a cabo un proyecto tan necesario como la escuela de entrenadores, garantizando así la capacitación de los formadores. También en nuestro ambiente que es tan pequeño y donde nos conocemos tanto hay mucho recelo, hay mucho de decir “¿A quien? pffff que voy a ir a escuchar a ese ¿que ganó?” Nos guste o no este sentimiento de desprestigio hacia el otro es más frecuente de lo que creemos. Y si hay algo que tengo clarísimo a esta altura de mi vida es que de todos se aprende y todos tienen algo para aportar. Hay gente con muchísima experiencia en el Handball que podría ayudar y mucho a gente más joven a no cometer errores, a aclarar metodologías de trabajo y compartir conocimientos. En eso debemos todos darnos un baño de humildad y enseñarnos los unos a los otros. Algunos más, otros un poco menos, otros detalles, otros lo grueso e importante, pero debe haber una dinámica de intercambio que permita aunar criterios de trabajo.

Lo primero que se desprendería de esta escuela de entrenadores, o reunión de trabajo, imagino que deberían ser los criterios de trabajo en cada etapa. Si todos nos ponemos de acuerdo en que cosas son tan importantes en cada etapa, cada uno lógicamente con su impronta y particularidades, nos podríamos garantizar que los jugadores vayan transcurriendo de una categoría a otra apropiándose de determinados conocimientos, así tendremos mejores jugadores en el futuro, con mucho menos problemas de base.

Lo segundo y prácticamente consecutivo sería descubrir el estilo de juego. Creo que Brasil ha adoptado un estilo: defensa profunda, de anticipación y disuasión, contra ataque apoyado y rápido, juego de mucha continuidad y asociaciones con buena técnica individual. Creo, humildemente, que muchas veces en Argentina estamos demasiado influenciados por las escuelas europeas y francamente no tenemos el potencial para jugar como ellos, no tenemos ni los parámetros antropométricos de talla ni la capacidad de lanzamiento para jugar como, por ejemplo, Croacia. Entonces que bueno sería ir de asistente a una mesa de café donde se sienten 15 entrenadores con experiencia y discutan ¿A qué debemos jugar los argentinos y las argentinas?

Y mejor aún, para jugar así en 10 años ¿Qué debemos hacer hoy con los infantiles, menores y cadetes? Seguramente nos abra la cabeza a todos y salgamos disparados a nuestros clubes a trabajar con mucha más claridad, nadie se guarda nada, todos compartimos lo muy poco o mucho que sabemos.

handball-argentina_2Pero claro, para eso necesitaríamos otra estructura y otra infraestructura, yo opino que las categorías de base deberían jugar mas y mejor, dos tiempos de 20 para repartir entre 14 chicos es muy poco, la modalidad encuentro (bien aplicada) podría aportar experiencias más significativas desde el aprendizaje.
Desprenderse del resultado hasta menores, incluso del arbitraje formal (podrían ser juniors del propio club o aspirantes a árbitros los que dirijan), jugando por supuesto para ganar porque ese es el objetivo de todos los deportes, pero teniendo claro que ganar en esas etapas no garantiza ganar arriba y si se gana a cualquier costo incluso es perjudicial.
Obviamente, esta es mi opinión. Si me preguntaran a mi, yo debo ocupar el lugar mil quinientos y algo en la lista de entrenadores a quienes escuchar en Argentina, pero bueno, sería genial recolectar 1500 opiniones y ver como pensamos todos. Como nos imaginamos un Handball mejor, si es que creemos que esto puede mejorar.

No se… yo sueño con un Handball donde Simonet no sea una excepción, un Handball nunca con la masificación del fútbol pero a la vez sin los problemas que eso genera también. Sueño con un deporte ordenado, nacional, un deporte que llegue a todos los estratos sociales, un deporte que no sea tan caro practicar, un deporte que sepa que hacer con sus inferiores y con sus mayores, un Handball que no te haga atravesar el conurbano un domingo a las siete de la tarde para jugar un partido de cuarta caballeros, un deporte más cerca de los jugadores y de la gente.

Creo que la escuela de entrenadores sería un gran primer paso para el desarrollo, yo al menos estaría encantado de escuchar a todos los que tengan ganas de expresarse. Ustedes dirán que soy un soñador, pero no soy el único.

Bruno Ferrari

vranjes

La hora de jugar

Debut ChinoLa enseñanza deportiva es una de las cosas que más ha evolucionado en los últimos tiempos, si tenemos en cuenta de que forma se entrenaba hace 30 o 40 años veremos que en la actualidad los métodos son absolutamente diferentes. Hay cuestiones que atraviesan a la mayoría de los deportes de equipo como la incidencia del factor físico, si bien coincidimos con Paco Seiru Lo, el célebre PF del Barcelona, quien afirma que no hay que formar un atleta y luego un jugador; todos estamos de acuerdo que hoy cuánto más alto es el nivel, mayor es la exigencia física. Esto es una de las cosas que hace incomparable al deporte con épocas pasadas, la velocidad a la que se juega y la incidencia de la fuerza, la potencia, la velocidad y la resistencia son tremendas, y no es que antes era mejor o peor, simplemente se evolucionó. Otra de las cosas que están bastante claras en la actualidad, aún en categorías inferiores o niveles no tan profesionales es que en la confección de los entrenamientos se debe tener en cuenta si o si la posibilidad de transferir estos a la situación real de juego. Aquellos “drilles” o situaciones de pasar enfrentados una hora la pelota se van dejando de lado. Peor aún, cuando creíamos que copiando al lanzador de jabalina podríamos lograr un mejor lanzamiento al arco, sin tener en cuenta que no hay nadie que se interponga con el lanzador de jabalina y por lo menos hay 1 defensor y 1 arquero que lo hacen con el jugador de Handball. Aquellos ejercicios con conos y pasos, para lograr el 1-2-3-salto y tiro, van dejando lugar a formas mas creativas y de exploración por parte del propio jugador, al fin y al cabo en un partido un jugador no está obligado a hacer 3 pasos, si no a lanzar en una situación beneficiosa para conseguir el gol, sea esta con uno, dos, tres o ningún paso.

Y la cuestión de la que vengo a hablarles hoy, es la cuestión del juego. Cuánta importancia tiene el juego formal en los entrenamientos. Hay dos extremos que son igual de malos, aquellos entrenadores tan obsesivos que se la pasan inventando y machacando con ejercicios, tanto que no dan espacio para la situación de juego; y por más que esos ejercicios tengan transferencia directa al partido, la situación real no se da.

Y el otro extremo tan malo como este es aquel entrenador que juega prácticamente todo el tiempo pero sin consignas ni intenciones, hay partido y el partido transcurre sin intervenciones ni propuestas. La experiencia es igualmente buena para los jugadores, pero se pierde la posibilidad de aprender y guiar esa experiencia para alguna mejora (por ejemplo jugar siempre en inferioridad, o con una defensa mixta, o dándole doble valor a los goles de contra, etc, etc).

¿Por qué es importante jugar para aprender a jugar al Handball?

EntrenamientoLa primer respuesta por más obvia que parezca es porque es la situación real para la cual nos preparamos, podremos pasar infinidad de pelotas, lanzar de muchas formas, pero si no lo hacemos en un partido no tiene ningún sentido. Todos los jugadores del mundo, chicos y grandes, minis y mayores queremos jugar, vamos al club para jugar, nos gusta entrenar, nos gustan las pesas, pero nada se compara a jugar. Me atrevo a decir que todas las demás actividades que se dan alrededor del Handball (arbitraje, entrenadores, dirigencia) son todas sublimaciones de las ganas de jugar. Esto es una opinión meramente personal, pero a todos lo primero que nos gusta es jugar, luego esas ganas pueden depositarse en otros lados, por falta de interés, porque se cumplió un ciclo, pero el deseo primario es estar adentro de la cancha.

La posibilidad de jugar nos brinda placer y nos conecta con nuestras experiencias más primitivas. En la situación real del partido el jugador está obligado a poner en practica lo que vino aprendiendo e incluso a generar nuevos aprendizajes que van surgiendo de la misma situación de juego, es un circulo constante entre lo que se y lo que tengo que aprender, un ajuste permanente que va construyendo al jugador desde que inicia su carrera hasta el mismo día que decide abandonarla. Siempre se aprende, a los 10 y a los 48 años.

La situación de juego es optima para aplicar lo que sabemos, para entender el por qué de tal o cual cosa, por ejemplo ¿por qué conviene pasarle de pique al extremo? Facilita la recepción, evita la intercepción, si el defensor la toca con el pie la pelota sigue en poder del equipo que ataca ¿Se deben pasar todas las pelotas de pique al extremo? Por supuesto que no, cada situación es diferente. La única forma de aprenderlo es en el partido, en la situación jugada. Además el jugar le da sentido a todas las cosas que el jugador aprende, meter un gol en un ejercicio donde un jugador lanza 15 veces no es lo mismo que meterlo en un partido de entrenamiento, y tampoco es lo mismo meter un gol en un partido de entrenamiento que meter un gol superando a Dinart y tirándole un globo a Omeyer. La situación de partido le da un valor a las cosas que puede o no puede hacer un jugador. La situación de juego debe estar englobada dentro de la planificación del trabajo, es importante que el partido no sea solamente “los últimos 15 minutitos para terminar el entrenamiento” o peor aún “una horita porque hoy no hay mucho que hacer”.

Nada de eso, tampoco el entrenador puede cortar el partido cada 40 segundos para corregir o intervenir, pero si que debe haber pautas claras. Cuando se trata de jugadores adultos las pautas tácticas deben ser concisas de acuerdo a lo que se busque, y debe haber una intencionalidad bien clara, por ejemplo “¿Cómo atacar un 5-1?” Entonces un equipo defenderá 5-1 y el otro buscará con conceptos previamente trabajados superar esa defensa. Cuando hablamos de categorías de base donde la cuestión táctica aún no está tan evolucionada, podemos reglar esa situación de juego de forma que se cumplan los objetivos que el entrenador se propone.

Por ejemplo:

  • “quiero que mi equipo mejore la fase de organización”

Regla: debe haber 15 pases antes de poder lanzar al arco.

  • “Mi equipo no sale mucho de contra ataque”

Regla: gol de contra vale dos, gol de contra apoyado vale tres.

  • “mi equipo comete muchas faltas pero no recupera pelotas”

Regla: cada intercepción se anota como gol.

Obviamente que la sola presencia de la regla no genera un aprendizaje, pero si desde la entrada en calor se va trabajando el concepto, se planifica y elabora durante un periodo coherente de tiempo con este juego reglado seguramente veamos mejoras en los aspectos que habíamos diagnosticado como a mejorar. Muchas veces la falta de espacio físico hace que sea imposible jugar y es realmente un contratiempo. Al menos una vez por semana cualquier equipo debería poder jugar al menos la mitad del tiempo del que va a jugar el fin de semana, caso contrario el entrenamiento puede estar buenisimo pero habrá muchas situaciones que no se llegarán a desarrollar, ni siquiera a presentar.

La motivación es fundamental a la hora de aprender, siempre se dice que para aprender se necesita “uno que enseñe y otro que tenga ganas de aprender”, sin ganas no se aprende nada de nada. Y la hora de jugar es la hora de mayor motivación como ya había mencionado con anterioridad, si los chicos o los jugadores van al club sabiendo que van a jugar lo hacen mejor predispuestos, incluso conectan mejor la idea de “ah, este ejercicio es para esta situación” y el aprendizaje es más consciente y mucho más significativo.

Entonces mi opinión es que puede ser por cualquiera de los motivos anteriores, pero es fundamental que se juegue. ¡A jugar!

Bruno Ferrari

logo

Mundial Qatar 2015

logoSe sortearon los grupos del Mundial de Qatar 2015 que dará comienzo el 15 de Enero. Sin dudas no fue un sorteo favorable para Argentina, compartirá grupo contra Dinamarca, Polonia, Rusia, Alemania y Bahrein. Los 3 primeros europeos muy fuertes, pero teniendo mala suerte se podía dar así. Sin dudas lo que cambia la ecuación es que Alemania integre la fila de mérito 6, reemplazando a Australia. De esta forma los alemanes dejan de ser uno de los “sencillos” para conformar un grupo de la muerte.

Recordemos que este mundial al igual que el anterior de España se juega con el sistema de octavos de final (sin main round), por lo que 4 equipos avanzarán de cada zona. No es imposible que Argentina avance a 8vos y evite la Copa Presidente, pero lo que parece complejo es que en ese hipotético cruce toque un rival accesible. Por supuesto que nada de lo que se pueda decir en la previa sirve, habrá que ver como se dan las cosas.

Para poder avanzar de ronda Argentina estará obligado a una excelente performance con equipos que son auténticas potencias. Imaginamos a los Gladiadores con resultado positivo ante Bahrein, capaces de derrotar a Alemania y estando en el nivel de la final contra Brasil quizás soñar con quedarse con algún partido más ante uno de los poderosos.

Pese a haber perdido la final del Panamericano Brasil salió favorecido con el sorteo, integrando la zona A con España, Eslovenia, Bielorrusia, Chile y Qatar. A priori los brasileños podrían ganarle a Chile y Qatar, para luego pelear con Bielorrusia su tercera victoria. De la misma forma Chile podrá aspirar a seguir con sus buenas actuaciones. Será sin duda un grupo parejo, donde España contará con las mejores opciones.

Así quedaron conformados los grupos

sorteo

kukulluga

El mal menor

luliA veces se corre el riesgo de ser redundante, o tildado de criticón, pero hay circunstancias que me siguen llamando poderosamente la atención de nuestro Handball argentino. Y una de ellas es sin duda el Torneo Nacional de Menores de Villa María.
Un torneo que a priori cuenta con una excelente organización en cuanto a información y sedes por lo que podemos seguir por redes sociales, no me refiero a eso. Hablo del sistema de competencia. ¿Cuándo fue que se cambió la modalidad encuentro por la modalidad competitiva? Y dicho sea de paso ¿Quien arma un fixture con zonas de 3 equipos? Pareciera que los Torneos Nacionales tienen un molde y ese formato se aplica a todas las categorías.

Empezando por el principio, como diría algún filósofo de café, lo que más me llama la atención es el tinte competitivo del asunto. Este formato de torneo es el mismo que se ha usado en Nacionales de mayores y lo primero que pienso es que los menores no pueden competir en el mismo formato que los mayores, ustedes me saldrán al cruce diciendo que en femebal el torneo es igual para toda la tira, pero yo opino que eso también está mal.
La categoría menores (13-14 años) es FORMATIVA, si bien comienza a tener síntomas competitivos por ejemplo es una categoría que tiene reglados los sistemas defensivos que se pueden utilizar, lo que habla de que claramente se busca formar a atacantes y defensores, una cuestión que hemos desarrollado en más de una oportunidad en este blog. Por ende creo que si hay reglamentaciones “pedagogicas” por llamarlas de algun modo, estaría bueno también que haya “encuentros formativos”, un tipo de Torneo que no sea competitivo y por zonas de 3, si no algo muy similar a los torneos masivos o a los encuentros de Mini Basquet que tanta envidia me generan.

Los chicos deben pagar traslado, alojamiento e incripción, esta ultima es de 3.700 pesos (tres mil setencientos pesos) para competir en un torneo de sólo 3 zonas, o sea pocos partidos. Además la zona de 3 equipos propone la búsqueda de la diferencia de gol como recurso para lograr una mejor ubicación, entonces hay equipos que en una zona tienen +37 goles y otros -42 ¿sirve ganar por 20 goles un partido? ¿está bien poner a los chicos bajo esa presión? Yo opino que sería mejor que en el tiempo que dure el encuentro se jueguen tantos partidos como sea posible, donde los chicos y chicas ya ni siquiera recuerden cuantos ganaron y cuantos perdieron, esa experiencia tanto motriz, como deportiva y humana será mucho más significativa que salir campeón “A” (sin desmerecer a los equipos claro,  que son excelentes, esto es especificamente hablando del sistema).

Un error conceptual muy grave es poner a los chicos a competir como grandes, ¿que pasará con los chicos de grandes instituciones que con seguridad jugarán 7 u 8 nacionales antes de llegar a Mayores? Yo opino (sin ser futurologo) que se aburrirán, que esa tensión temprana a la que son sometidos terminará alejándolos del Handball o limitando su formación.miniDEN
La edad en la que se encuentran los chicos es muy propicia para aprender, para recibir múltiples estímulos, y así como un partido por semana es poco un torneo con zona de 3 también lo es. En lugar de dividir en Torneo “A” – “B” etc, que ya de por si parece bastante violento, no se realiza un encuentro masivo con equipos de todo el país, sin categorizarlos, con el objetivo de mancomunarnos tras el unico objetivo de disfrutar el Handball y hacer amigos. Se podría hacer en césped, armar múltiples canchas y que  los chicos jueguen y se diviertan. Será una experiencia mucho más rica desde lo formativo y fundamentalmente desde lo humano.

En este punto creo oportuno aclarar, por si hiciera falta, que no tengo nada, pero absolutamente nada en contra de los participantes, y estoy seguro de que los chicos pese a lo competitivo y a las zonas de 3 la están pasando bien, y a la vez harán amigos tambien. Los chicos tienen esa capacidad de adaptarse y ser felices igual, somos los adultos los que tenemos que responsabilizarnos por darles un lugar propicio y acorde a su edad.

Otra cosa que me llama la atención es que para este torneo hay información al instante, cuenta de twitter y un mini sitio muy prolijo. El Nacional de mayores del año pasado que clasificó al Panamericano de Clubes se jugó en el más absoluto de los anonimatos. Entonces estamos priorizando mal las cosas. Reitero que esta organziación de Villa María sea impecable es genial, pero que aquel torneo haya quedado en el olvido queda más aún en evidencia ante este torneo de Menores.

Luego podríamos plantear la cuestión de los costos. Jugar un Nacional es de alguna manera un premio, ¿es justo tener que pagar esos montos? ¿De qué forma colaboran las federaciones y las asociaciones con los equipos que los representan? ¿Estaremos condenados desde los 14 hasta el retiro a pagar por todos y cada uno de los torneos? En estos encuentros de Mini Basquet de los que hablaba más arriba los chicos se alojan en la casa de uno de los chicos del lugar, esto desarrolla una relación entre los chicos inigualable, y además elimina todo costo de alojamiento y comidas. Se que algunos dirán que todos juntos la pasan mejor, pero para eso siempre hay tiempo, deberíamos darle la oportunidad a este tipo de experiencias. Deberíamos permitirnos imitar a otros deportes, pensar al Handball desde otro lugar, estructurar las cosas de una forma que nos garantice que más chicos se acerquen a jugarlo y que puedan disfrutarlo durante mucho más tiempo, sin someterlos a exigencias competitivas desde temprano.

Cierro diciendo que es sólo una opinión personal y respeto mucho la diversidad. Ojalá se pueda repensar el formato de los torneos y las competencias de las categorías de base que son tan necesarias y fundamentales, para el Handball y para el desarrollo de los chicos.

aus

Tongo Mundial

ausHace un tiempo en un post de esos que me encantan analizabamos el recambio que han tenido varias de las selecciones top del mundo. Concluyendo por ejemplo que el trabajo de Croacia es practicamente perfecto teniendo siempre jugadores de gran nivel por puesto y apareciendo jóvenes para la renovación, es cierto que quizás en Vori no encuentre aún un reemplazante del nivel adecuado, pero en líneas generales su línea de trabajo es impecable y basta con recordar: Goluza – Balic – Duvjnak, Smailagic – Dzomba – Cupic, etc.
La cuestión a la que hace referencia el post también era a lo complejo que le resultó a Alemania formar un nuevo equipo competitivo luego de aquel ¿polémico? Mundial ganado como local en 2007. Y justamente esa falta de recambio lo llevó a estar fuera de las medallas de los torneos importantes en los últimos años y no sólo eso, si no se ha quedado afuera de torneos en los que era asiduo participante como los Juegos Olímpicos, el último Europeo y sin ir más lejos el próximo Mundial de Qatar.

Alemania debía jugar un repechaje mano a mano con Polonia, un equipo que ha crecido y mantenido su nivel en los últimos tiempos y como era de esperarse en lo que es un clásico con condimentos políticos y geográficos la victoria fue para los polacos (curiosa y paradojicamente con entrenador alemán). El resultado era un nuevo cachetazo al Hanbdall teutón, con salida de entrenador incluida y lograba el triple fiasco ya que se quedaba sin Mundial 2015 tras mirar desde afuera el Euro de Dinamarca y los JJOO 2012.

Pero así como los petrodolares logran que los jugadores jueguen en ligas ignotas o incluso se nacionalicen qataríes, en esta ocasión la IHF en su consejo (reunión) celebrada en Zagreb, Croacia, decidió excluir a Australia del Mundial y otorgarle una “Wild Card” a Alemania por ser el país mejor ubicado en el último Mundial entre los no clasificados. Cosa que le salió redonda porque en el Mundial 2011 había quedado bastante más atrás en la ubicación general.

El motivo que argumenta la IHF es que la Federación de Oceanía no está reconocida por la IHF por ende no puede tener participante en la competición ecuménica. Y aquí es donde la indignación crece y se multiplica, ya que el argumento se desbarata facilmente respondiendo a estas sencillas preguntas, Si la Federación no está reconocida ¿Cómo viene participando hace tantos Mundiales Australia? (En 2005 jugó contra Argentina) ¿Por qué se disputan los torneos clasificatorios en Oceanía? Que dicho sea de paso tienen que pagar de su bolsillo los jugadores ya que es tan amateur como aqui, imaginense a los australianos cancelando trabajo y estudios para ir a Nueva Zelanda a disputar un duro play off y luego encontrarse depslazado de un plumazo. ¿Por qué hay un representante australiano en la Super Globe? (en el que jugará un argentino) y también ¿por qué juega Australia el Mundial de Beach Handball?

Otra pregunta ¿Hubo alguna vez algún caso de “Wild Card” en Mundiales? Nosotros creemos que no, si los hay en torneos como la Champions, pero están perfectamente anunciados y justificados, esto es muy distinto.

Está claro que la IHF tampoco puede decir “como Alemania tiene la mejor liga del mundo, es el lugar donde más profesionalmente se juega y practicamente una religión no podemos ver un mundial sin ellos”, pero realmente este manoseo es descarado. Además de contradecir su política de desarrollar el Handball a nivel mundial, si hay algo que necesita Asutralia para desarrollarse es seguir participando en torneos mundiales, Han demostrado en deportes como el Rugby que son muy buenos, sólo les hace falta ayuda, desarrollo e infraestructura. Esta decisión atrasa mil años y va contra el espiritu del deporte. Los canguros pierden canallescamente en un escritorio lo que se ganaron en la cancha.

seba

Argentina Campeón Panamericano

champsQue complejo hacer un analisis de esta generación de jugadores a los que todos los argentinos les debemos mucho, les debemos alegría y fundamentalmente les debemos la difusión que le dan a nuestro deporte, la cantidad de chicos que se acercan a los clubes para ser como Simonet, Schulz o Carou no tiene precio.
Anoche en medio del conflictivo Pay Per View vibramos, reimos y gozamos con la transmisión de Handball de Primera. El post no será ordenado, hay varias cosas que tratar. Lo deportivo estrictamente donde Argentina fue superior al punto de ridiculizar a su rival, lo organizativo que dejó bastante que desear y lo político que incluyó la medida de transmitir el torneo con un sistema pago, no alegando falta de recursos si no promoviendolo como una forma de recaudar dinero, incluso el presidente de la Federación Uruguaya fue más allá y dijo que va a sugerir a la Federación Panamericana que todos los organizadores tomen esta medida para poder de esa forma recaudar fondos. Una medida inaudita si se piensa en la difusión que tanto necesita el Handball americano.

Este Panamericano tenía varios condimentos extras, se disputaba en medio del Mundial de Futbol, otra decisión más que cuestionable ya que incluso algunos partidos se pisaban con los de fútbol y del mismo país, con lo que si había chances de que la gente se acerque a ver Handball quedaba por tierra. Hubo por los octavos de final del futbol cambios súbitos de horarios y además la baja de última hora de Venezuela, cosa que complicó a los organizadores. La cancha estaba ubicada a 45 km del alojamiento, lo que parece realmente un desproposito para los jugadores, por más cómodos y bien instalados que se encuentren.
Humildemente y desde mi cómodo lugar creo que a la hora de organizar un torneo continental no sólo hay que pensar en lo micro de la situacion competitiva si no también considerar el macro del deporte en el continente. Me explico mejor, el alojamiento y la comida para los jugadores fue excelente, muy bien, es importante. Pero de ninguna forma coincidir un evento tan ignoto como un Panamericano de Handball con el evento de mayor difusión mundial (por encima de los JJOO) es claramente un ERROR, está más que claro que perderá audiencia y difusión, no hay forma de competir con el monstruo del fútbol. Debería haber sido antes, aprovechar la abstinencia y el espacio que podría haber habido incluso en la televisión, de esta forma el Torneo quedó condenado a ser sepultado por James Rodriguez, Messi y Robben.

La final de los Juegos Odesur todavía estaba latente, Argentina no había podido contar con sus “extranjeros” pero sin embargo nos dejó una gran imagen, jugando de igual a igual y los brasileros se lo llevaron sobre el final y por escasa diferencia. Esta final sería obviamente diferente, ambos equipos en todo su potencial, con los mejores jugadores en cancha y los Gladiadores con el plus de tener al Chino Simonet luego de su tremenda temporada en Montpellier.
En general en estos torneos Brasil llegaba con muchísima diferencia a favor y Argentina yendo de menos a mas (recuerden Guadalajara por ejemplo), sin embargo en esta edición el conjunto de Dady Gallardo arrasó de principio a fin, y le sacó más de 10 goles a todos sus rivales, incluído Brasil en lo que fue una paliza histórica, de la que no hay precedentes en los tiempos modernos.

sebaEl partido fue de Argentina de principio a fin, si bien en la primera mitad tuvo la paridad logica de una final los Gladiadores estaban muy bien en defensa, con un Matias Schulz brillante y un Diego Simonet demasiado desequilibrante, los brasileros le vieron el 6 de la espalda durante los 60 minutos. Argentina se fue al descanso 15 a 12, con 3 goles de luz que auguraban un buen segundo tiempo pero ni el más optimista de los seguidores podían imaginar el BAILE que se venía. Gran conducción de Sebastián Simonet en el medio del ataque, como siempre siendo el termometro del equipo.
En la segunda mitad con una defensa magistral liderada por Carou y Crevatín, Matias Schuzl cerrando el arco y contragolpe fulminante Argentina fue construyendo una victoria histórica. Brasil estuvo 10 minutos sin meter goles. En ataque el juego fue muy rápido, con combinaciones más que interesantes y un fly que fue una verdadera delicia. Una gran tarea también de Federico Pizarro desde el extremo, muy sobrio para definir, con variantes y buenas ejecuciones. Y claramente la capacidad de desequilibrar de Diego Simonet hicieron estragos en una defensa brasileña que tuvo un segundo tiempo para el olvido.

Sabemos que el grupo de jugadores es muy unido, incluso los jugadores que no pudieron viajar están muy pendientes y presentes dentro del plantel. La preparación fue muy buena, incluso Diego Simonet resignó jugar el prestigioso partido de la Selección Mundial en Egipto para poder prepararse en gran forma para el torneo. El entrenador Eduardo Gallardo era muy optimista, y ni bien empezó el partido tuvo la sensación de que su equipo volvía a ser aquella máquina que fue en Suecia 2011.
El de Brasil no es un partido fácil, cuenta con muchos jugadores en Europa y con otros que jugarán la Super Globe y que son profesionales en sus clubes de Brasil, cobran un sueldo y se dedican a entrenar exclusivamente. Para esta ocasión estaban todos, o sea que no hay ninguna situación anómala o extra, Argentina le dio un baile de novela a un gran equipo, que incluso le había ganado los dos últimos enfrentamientos directos (Mundial 2013 y Odesur) e irá al Mundial de Qatar 2015 nuevamente como campeón Panamericano.

Aqui las imagenes compactadas por Pablo Monti de lo que fue la gran final. Si ven una ráfaga con el 6 es el Chino Simonet, metanle slow para poder apreciar las cosas que hizo el central de Montpellier que metió 11 goles. Carou como siempre en el trabajo silencioso y que no destaca, un autentico Gladiador.

campus

Manos a la obra

campusSe dice que el deporte preferido de los argentinos es quejarnos, que somos de hablar mucho e indignarnos pero a la hora de tomar acciones en pos de cambiar aquello que nos molesta y/o perturba flaqueamos. También recuerdo que un gran amigo una vez me dijo acerca de este sitio “me gusta tu blog, es un blog de protesta”. Y combinando ambos conceptos concluyo que muchas veces me quejo, de muchas situaciones de nuestro Handball, pero realmente hago poco y nada por modificarlo. Me siento, como en este momento delante del teclado, a disparar reflexiones pero nunca mucho más de eso.

Y en esta tesitura de cosas me propongo destacar a un grupo de personas que lejos de quejarse, lejos de querer figurar o buscar fama están haciendo y mucho por el Handball argentino. No pedí autorización para nombrarlos, y quizás se avergüencen de esto, pero hay gente como Gonzalo Echeverria de GO7. Luciano Obiol un profesor apasionado de Tierra del Fuego y dos apasionados, que no por profesionales son menos apasionados como Pablo y Sebastián Simonet.

Resulta que Gonzalo y Luciano, al igual que yo y tantos otros profes deben andar corriendo con sus trabajos y sus obligaciones, sin embargo lejos de poner excusas y caer en críticas vacías, estos dos “locos” se pusieron de acuerdo y organizaron, via Skype, el II Campus de Seba Simonet. Y no crean que es algo que se hace en una tardecita, inifinitas reuniones frente a la computadora, arreglar esto y lo otro, ningún detalle librado al azar. Todo buscando difundir, promocionar y compartir el Handball.

¿Qué decir de los Simonet? Vienen al país escasas semanas por año, la gran mayoría de ellas como estas para preparar algún torneo como en este caso el Panamericano. Vienen de una temporada dura, que lamentablemente incluyó el descenso de su equipo Ivry, y sin embargo lejísimos del estrellato deciden subirse a un avión y viajar al sur del país, alejados de su casa para pasar un rato con los chicos que tengan ganas de aprender. Porque estos Gladiadores podrían haber hecho un Campus en el Colegio La Salle, cerca de su casa, en el CENARD, pero no, ir a donde no se fue nunca, difundir donde realmente hace falta, darle la oportunidad a la gente que no todos los días la tiene.

Hace mucho que quería darle las gracias públicas a estos 4 genios del Handball argentino, están generando algo nuevo, importante y fundamental para nuestro Handball. Sepan que los admiro y les agradezco que nos den la esperanza de pensar que no todo está perdido. En este deporte donde el Panamericano va por PPV, donde hay que pagar absolutamente TODO y mendigar por un minuto de televisión, es más que grato encontrarse con 4 locos que pese a todo se esfuerzan y ponen mucho de su vida sin ganar un peso para DIFUNDIR el Handball, hay tantos otros que deberían imitarlos. Gracias

amigos

Amigos para siempre

amigosEl ruido del respirador artificial era implacable y se clavaba como un puñal en las entrañas de Jorge. Su amigo Alejandro reposaba inerte a su lado, conectado a esa maquina y con la incertidumbre de saber si lo iba a poder abrazar nuevamente. Resultaba increíble que después de tantas cosas juntos hoy la vida los tuviera en esa encrucijada.

Parecía ayer cuando Paula entraba hermosa y radiante a la iglesia, de la mano de un emocionado Osvaldo, y él, “el enano” firme al lado de Alejandro, como siempre, como cuando defendían de uno y de dos. El querido Osvaldo, que los quería tanto que desde Junior no se perdió un partido mientras su salud se lo permitió, Jorge se acordaba que siempre en el entretiempo les acercaba el agua y alguna palabra de aliento muy respetuosa, esos pequeños gestos de grandeza que significan mucho y en ese momento de tensión relajaban y mimaban. El mismo Osvaldo que estaba ahí afuera, firme, pese a su bastón y sus 85 años, esperando por la recuperación de su querido yerno, que más que yerno era un hijo.

¡Qué emoción tenía Osvaldo aquel día del casamiento! Lloraba más que Paula, y Alejandrito estaba blanco como un papel, daba raro verlo así de asustado, justo él que era un héroe en el club y se caracterizaba por tener en su haber varias hazañas. Como ese gol agónico contra AFALP para conseguir aquel ascenso a Liga de Honor, o el robo de pelota y gol de contra sobre la chicharra en el Panamericano con miles de brasileros en contra, cuando volvió lo esperaron con un pasacalles y una fiesta en el querido Caseros Atleltic Club.

Tantas cosas pasaban por la cabeza de Jorge, ese primer día en el micro cuando les tocó ir a La Plata, “veni amigo, que acá hay lugar”, sacó una medialuna con jamón y queso del tupper, de esas exquisitas que hacia su mamá Marisol, que era a la vez como la mamá de Jorge ya que se la pasaban practicamente el fin de semana juntos y dormían en la casa de Ale la mitad de la semana.
Cuando eran infantiles y Alejandro robaba la pelota y pese a estar solo se la pasaba para que Jorge pudiera meter goles también. Porque hay que ser honestos, “Alejandrito” fue siempre crack, desde Mini hasta el día que se retiró, ¡como lloraba la gente del club ese día! Nunca se quiso ir a Europa, quería jugar con sus amigos y estar cerca de Paula, el amor de su vida. Jorge volaba en el recuerdo cuando lo interrumpió nuevamente el respirador, los ojos de Jorge se llenaron de lagrimas.

Cuanto trabajaron para poner el parquet del piso, recién en ese momento esbozó una sonrisa, recordaba las peripecias, la cantidad interminable de rifas que vendieron, pusieron un puesto de choripan en la prosesión a Lujan, y hasta fueron a convencer al papá del Colorado, que ahora que la había pegado exportando reposeras era todo un empresario, no quería saber nada, pero Mauro lo convenció, le habló del club, de la magia de la escuela de vida, de las generaciones futuras, de que en esa cancha había conocido a su mejor amigo y a su novia, hasta logró hacerlo emocionar. La inauguración del parquet fue memorable, una fiesta hermosa con todos, pero todos los del club, y será siempre recordada por el momento en el cual Ale le porpuso matrimonio a Paula, el club estalló en aplausos y hasta hubo vuelta olímpica con los novios a babuchas cuando ella dijo que si llorando.

Cuantas cosas, cuantos momentos, Jorge tomó la Mano de Alejandro, se acordaba cuando eran uno más y Ale lo agarraba del antebrazo y lo hacía desplazar como loco, le decía “dale enano que la recuperamos y es gol tuyo de contra”, un tipo que inspiraba.
La verdad que desde aquella primera vez que compartieron el asiento, hasta que nacieron las melli y Jorge dijo basta, siempre su amigo lo cobijó, sin él no hubiera conseguido ni la mitad de las cosas que logró en el Handball.

Ya habían pasado 30 años desde que Jorge dejó de jugar, pero no habían dejado de cenar ni un solo jueves en el club, ni de encontrar o inventar excusas para estar juntos. Aquella vez que los juveniles dirigidos por Alejandro clasificaron al Nacional en Ushuaia y Jorge consiguió certificados médicos para poder ir, y se proclamó “Jefe de Delegación”. Las infaltables vacaciones en Mina Clavero “no hay mejor lugar para venir con los pibes” (lo mismo que decía Osvlado cuando ellos eran Menores), mientras los melli chapoteaban y Agustín con Marcos se tiraban temerariamente de una roca elevada.

La cantidad de partidos que su amigo Alejandro le había hecho ganar al enano, pero hoy la vida les tenía un partido bastante más complejo. El accidente había sido grave, estaba muy lastimado, pero mientras aún tenía conciencia, todo ensangrentado pidió por Paula, por Agus y Marquitos y por Jorge. Era de madrugada, Paula dormitaba en un banco de la clínica con los chicos encima, habían convecido a Osvlado que se vaya a descansar. El enano luchaba por estar despierto, en ese momento Alejandro abrió los ojos, Jorge se quedó mudo, lo miro haciendo realmente un esfuerzo, esas miradas que no son más que una mirada pero dicen mucho, Alejandro hacía un esfuerzo sobre humano por abrir los ojos, Jorge entendió que era una despedida, el piiiiiiii de la máquina se clavó en su corazón, llegaron corriendo las enfermeras y el médico, lo sacaron de la habitación, la cara de Paula, esa última mirada de Mauro…

Lo velaron en el club, el lugar donde había comenzado su gran amor por el Handball, por Paula y por sus amigos. Ese gimnasio por el que luchó y en el que luchó ahora se llamaría “Alejandro Leguizamon”, esas putas costumbres de hacer los homenajes cuando el homenajeado ya no puede disfrutarlo. Sin embargo en el recuerdo y en los corazones de todos los jugadores de Handball, quizás esta pérdida haya servido para entender que muchas veces lo realmente importante del deporte pasa y queda de las líneas para afuera.

picadita

El asado de los viernes

picaditaMasticando rápidamente Alejandro gritó
- Pará Para, la mejor de todas fue la del gordo en La Plata, jajaja
- ¿Cuál? respondió Pablito mientras armaba un chori
- Cuando colgó a uno de atrás y el árbitro le sacó la roja, iban 10 minutos y el gordo caradura le tiró “no me podés echar, me vengo de Liniers”

Estalló la risa general, como siempre. Los chori estaban excelentes y encima el olorcito de la Bondiola macerada con miel y cerveza que hacía Silvio avisaba que lo mejor todavía estaba por venir.

Como siempre el Chinito se sentaba al lado de Rodo, que había jugado 3 mundiales y tenía miles de anécdotas. El Mundial de Japón, el de Egipto y el de Francia, siempre Rodo salía con alguna nueva que era el deleite de los más chicos, les brillaban los ojos cuando lo escuchaban decir “Si, Richardson era una bestia” y también morían de risa cuando agregaba “pero no me pudo pasar ni una vez”, y cuando el Gordo maliciosamente del otro lado le retrucaba “porque no jugaste un minuto, muerrrrto”. Un mar de risas inundaba el buffet, algunos se daban vuelta para mirar con una sonrisa.
El asado de los viernes era todo un clásico, impostergable. Había arrancado hace mucho, el abuelo de Juanchi dice que fue él quien lo propuso por primera vez, por supuesto que el Gordo le decía “ah pero pará Handball de 11 no cuenta eh”, decí que Roberto tenía buen humor y sonreía. Durante mucho tiempo se dejó de hacer, pero luego cuando llegó Javier de entrenador quedó de forma obligatoria, los segundos viernes de cada mes se comía asado en el buffet del club. El segundo viernes para asegurar que todos hayan cobrado en el trabajo y no falte nadie, al principio fue complicado, el concesionario anterior del buffet no lo quería hacer y con desgano les prestaba la parrilla no sin recordarles que entorpecían las ventas y que se yo. Pero desde que Silvio agarró el buffet no sólo hace el asado como los dioses, si no que para él también es un evento importante. Desde el año pasado Silvio se ocupa de comprar todo y atiende a los muchachos como si fueran sus hijos. Manuel que venía de jugar en España siempre le dice “¡en ningún club del mundo te tratan como nos tratas vos genio!”

El Cholo venía de ducharse y como siempre tenía el teléfono en la mano, infaltablemente llovían las cargadas “decile a tu señora que te deje quedar”, ni una sonrisa, al Cholo no le gustaba que lo carguen mucho con eso, en el fondo había algo de cierto.

Las anécdotas iban y venían, en algún momento los muchachos se pusieron serios para contar del papá de Marcela, que estaba enfermo, que encima en la casa no había un mango. Así que en ese momento se pusieron a pensar en que evento podían realizar para juntar algo de plata para el tratamiento. En principio los dos equipos de mayores iban a poner una suma fija cada una, y en 15 días armarían un baile o una kermés para juntar todo lo que se pueda. Manuel y el Chino eran profes así que como siempre se encargaban de eso.

asaditoMientras llegaba la bondiola la cosa volvía a tomar color, se hablaba de la tabla, de si este año estaban para salir campeones “con vos no, horrible” acotaba el gordo, al que ya le empezaban a llover bollitos de servilleta. Era complicado hablar en serio de esos temas, pero cuando Rodo o Manu encaraban serios todos se sumaban. Estaba claro que el rival de ese año era Atlético Liniers, habían vuelto Fernández y Rusket de Europa y tenía 3 juniors en la selección, además el Chapa en el arco era una garantía.
- Encima nos toca allá, esa cancha es una caja de fósforos, protestaba el enano que tenía poco lugar en el extremo.
- A vos igual no te la vamos a pasar, contestó el Cholo, jajaja
- Ahí si no defendemos vamos muertos, y si le pegamos a Chapa peor, acotó con seriedad Rodo.
- Hoy lo vimos en el video, son rápidos y las combinaciones efectivas dijo Javier, que desde que había agarrado el equipo sólo le habían robado un empate a Atlético y tenía una espina clavada terrible.
- No es imposible, acotó Fernando con su optimismo a flor de piel.
Silvio y Alberto, el presidente de la comisión, eran los únicos que podían tomar alcohol. El equipo se repartía entre gaseosas y agua, la prohibición del alcohol no había caído bien al principio, pero como fue Rodo el que lo propuso todos lo aceptaron, además desde que habían ascendido hace dos años ya no se podía regalar nada. Antes cuando se jugaba los domingos y tenían todo el sábado en medio los muchachos tomaban cerveza y fernet, incluso Javier, pero ahora no. Era también un buen mensaje para los más chicos, que con eso de las “previas” a veces llegaban a sus partidos de juniors destrozados. El tema del alcohol era tomado en serio en el club, había charlas periódicas de los entrenadores con sus equipos y la semana pasada Ana, la novia de Manuel, que es médica fue al club a charlar con los cadetes, juveniles y juniors sobre el tema de las adicciones y de como cuidarse para ser un deportista y estar bien.

La cosa siempre volvía “para el lado de los tomates” como decía Silvio.
- Pero callate caradura, si nunca me atajaste una!!!! Le decía el Cholo a Fernando, que le decía que estaba tirando más despacio.
- ¿Cómo no? Si el buzo anterior lo tuve que cambiar porque estaba lleno de dulce de leche de las masitas que tirás.
Había que reconocer que Fernando era creativo, un tipo alegre, que siempre sumaba y aportaba. De esos arqueros que jamás te van a echar la culpa aunque te mandes una macana que cueste un gol, un tipo entrañable.
- Al final las minas discuten menos que ustedes, les dice Silvio. Las chicas también se quedaban, no fijo pero armaban seguido alguna cena, variaban en el menú y Silvio siempre las malcriaba con alguna salsa exótica para unos ricos ravioles, o les amasaba unas pizzas que eran una delicia.
- “Casate conmigo Silvio” dale, le decía el gordo.
- Ni eso lo deja hacer la señora, lo cargaba Manuel. Todos morían de risa.

- Llegó tu viejo Chinito, le avisó Fernando.

- Dale Ariel, que son las 3 de la mañana viejo ¿te pensás que soy un taxi?
- Perdoname viejo, no me di cuenta de la hora
- Pero no puede ser, 3 de la mañana ¿Qué hacen hasta esta hora?
- Yo que, se cuentan historias los grandes, me hacen reír.
- Pero si siempre cuentan las mismas che, ¿no se aburren?
- Las mismas no, pero que se yo. Si fueran las mismas igual me quedaría, la verdad que la pasamos mil puntos
- Tenés razón, yo me cabreo porque en realidad me gustaría estar a mi en el club. Esto es lo lindo del deporte.

Mientras le acaricibia la cabeza Ariel le contó, pero pará, pará, no sabés la que contó Chiche recién, dicen que una vez se olvidó las zapatillas, y tuvo que jugar con los kickers del colegio, jajaja, el Gordo le decía que parecía el ratón Mickey, o Michael Jackson, porque encima tenía medias blancas.
Los dos se fueron riendo en el auto, al otro día el micro de los Junior salía temprano, pero una vez la magia del asado valía acostarse tarde.

Bruno Ferrari