reloj

Reloj no marques las horas

relojLejos del empalagoso bolero que interpretara Luis Miguel el reloj podría pasar a ser un protagonista fundamental entre nosotros en el próximo tiempo. Son varios los prestigiosos entrenadores, entre ellos Gislasson y Cervar, que estarían a favor de implementar el reloj de 30 segundos para marcar el ataque de un equipo.

En principio reemplazaría la regla de Juego Pasivo que muchas veces es tan subjetiva, pero debemos reconocer que nunca ha habido un problema con eso. Ningún equipo ha dicho que por la norma fue perjudicado. En nuestro deporte está clarisimo que si un equipo NO PUEDE, NO LO DEJAN, O NO QUIERE el arbitro está facultado para sancionarlo con juego pasivo y la posible pérdida de posesión. Si bien es subjetivo a la vez el árbitro está totalmente capacitado para interpretar el juego.

La posible implementación del reloj de 30 segundos no sólo supone un cambio reglamentario, si no en la esencia del juego. Los equipos se verían obligados a atacar con menos organización, la defensa forzaría al extremo las faltas para evitar que el ataque pueda organizarse. Como punto a favor estaría claro cuantas posesiones tendría cada equipo, lo que no es necesariamente una ventaja.

Por otra parte deberían modificarse varias cuestiones, por ejemplo que cosas volverían el reloj a cero, la sanción disciplinaria seguro pero ¿Qué mas? Debería jugarse tiempo neto de juego, ya que las pelotas “sueltas” perjudicarían mucho el tiempo de posesión.

En principio el próximo 2 de Abril en Serbia se realizará un torneo amistoso donde se experimentará con el reloj de 30 segundos y allí podrá quedar todo más claro, pero en principio parece bastante complejo. ¿Ustedes que opinan?

Tiempo muerto

Nuestro deporte viene creciendo a pasos agigantados, en numerosos aspectos. De a poco se va logrando la tan ansiada difusión en nuestro país, pero en este post quisiera ocuparme de otro aspecto. A nivel mundial el Handball viene actualizándose y creciendo mucho a nivel reglamentario, se han implementado de un tiempo a esta parte numerosas medidad que apuntan a tener un deporte más dinámico, más rápido y más vistoso.

Si hacemos memoria no hace tanto que para sacar del medio había que esperar que vuelvan los jugadores del otro equipo, o la invasión del área se sacaba del lugar del cual el atacante había pisado (perdiendo muchísimo tiempo), no había la posibilidad de pedir minuto y varias cosas más. Es en esta última cuestión en la que quiero detenerme. Tanto el Básquet, como el Voley y el Handball son deportes donde la incidencia durante el partido del entrenador es determinante. Ya hemos visto los Time Out de Jordi Ribera en el último mundial que parecían verdaderas clínicas de Handball, planteando y resolviendo situaciones concretas. Era impensado quitar la posibilidad de pedir minuto en nuestro querido Handball, y creo que desde ese momento se ha dado un salto de calidad. Siempre el time out es una situación importante en un partido.

Una de las modificaciones que se han introducido en el cortísimo plazo es la posibilidad de utilizar 3 tiempos muertos por equipo, de la siguiente forma: cada equipo recibirá 3 tarjetas verdes numeradas con el 1, 2 y 3. Podrá utilizar hasta dos por tiempo, en el primer tiempo tendrá a disposición las tarjetas 1 y 2 y en el 2do las tarjetas 2 y 3 siempre y cuando no haya usado los dos time out en la primera etapa. La condición para pedir los time out es que debe haber al menos una posesión del equipo rival en medio y que en los últimos 5 minutos de juego sólo puede pedirse 1.

En mi opinión está perfecto, es más, me gustaría que existan dos time out de 1 minuto y otros dos de 30 segundos. No se perdería demasiado la dinámica y se podrían mejorar cuestiones necesarias según los momentos del partido.

Creo que todos coincidimos en que los 3 time out son un excelente medida y se ajustan a las necesidades del Handball actual. Mi pregunta es ¿por qué no se implementa en Argentina? Ni siquiera el prestigioso Super 4 cuenta con la normativa de los 3 time out, algo que suena casi ridiculo dada la jerarquía del torneo.

Aceptar la no inclusión de esta medida es de alguna manera reconocer que nos falta infraestructura para albergar a un deporte en constante crecimiento. Que no se puedan realizar encuentros porque no existe un playón con muchas canchas, está bien, se necesita muchísimo dinero, la televisación es compleja, seguro aunque de a poco se va consiguiendo. Ahora me pregunto ¿tan complejo puede ser confeccionar 3 tarjetas verdes y utilizarlas?