Multiplicar es la tarea

  • Autor de la entrada:

Hace un tiempo en nuestra humilde pero apasionada página reconocíamos la noble tarea de la gente de «Handball Libre«, un grupo de amantes del Handball que se reúnen los domingos a jugar simplemente por eso, por amor al deporte. Todo lo bueno que esto encierra, trajo algo bueno más ¡La pasión es contagiosa y se expande!

De esta forma se han armado en Rosario y en Chaco dos grupos de Handball Libre, bajo el mismo lema, disfrutar del Handball y fundamentalmente JUGAR.

Siempre estuvo cerca

La gente de Rosario se junta los sábados a las 16 en la plaza de Mitre y Tucuman, se llama la cooperación pero es popularmente conocida como la Plaza del Che. La idea surgió cuando la noticia comenzó a circular por la web, Rosario es un lugar con mucho movimiento y no podía quedarse afuera de este proyecto. A esto se suma que en la liga rosarina no hay muchos partidos por lo que permite sumar más estímulos y por supuesto la inclusión de la gente que por cuestiones laborales, familiares o de estudios no tiene la chance de jugar en un club. ¿Lo importante? Pasarla bien y divertirse, como si esto fuera poco, es gratis ¡Mejor imposible!

Los chicos de Rosario arrancaron el 21 de Abril, eran 5, el segundo domingo llovió pero lejos de desanimarse en el tercer encuentro lograron juntar 10 y a partir de ahí en ascenso. En una ciudad netamente futbolística con toda la dicotomía entre canallas y leprosos, el Handball Libre se hace y gana un lugar ¡FELICITACIONES!

Chaco for ever

En Chaco el Handball Libre no tiene un lugar específico, puede ser en el Parque 2 de Febrero de Resistencia o en el CEF n°26 de Barranquera. También este proyecto nace impulsado un poco por los amigos de Bs As, la información que llegaba y lo bien que se lo pasaba fueron determinantes para comenzar a proponerlo entre los amigos del club, así se acordó encontrarse los domingos en el horario de la siesta.

Gabriela nos cuenta que juega hace 10 años en Chaco For Ever de Resistencia, que por momento son pocos pero está confiada en que la gente se irá sumando con ganas al proyecto.

En un lugar con no mucha difusión del Handball, menos aún que en Buenos Aires, lo que es mucho decir, el Handball Libre planta la semilla, a crecer se ha dicho.

Bruno Ferrari

Papá baboso, esposo enamorado, extremo derecho y entrenador de Handball. Disfruto mi familia y mi trabajo. Enfermo del Balonmano. Máster en horno de barro y parrilla.

Deja una respuesta